Skip to main content

Tejido intestinal cultivado en laboratorio tiene éxito en ratas

Intestino cultivado en laboratorio
user

23/11/2016 - 00:58

Un equipo de científicos no sólo ha desarrollado un tejido intestinal prácticamente igual al real, sino que también lo han injertado con éxito en ratones por primera vez.

El equipo convirtió piel ordinaria y glóbulos blancos en células madre pluripotentes, que tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula. Al proporcionar los nutrientes adecuados, fueron capaces de inducir a las células madre a convertirse en tejidos intestinales básicos

Pero no se detuvieron allí, también crearon los nervios que dieron al tejido la capacidad de pulsar, que es lo que mueve los alimentos a través de nuestro tracto gastrointestinal.

Jim Wells, uno de los investigadores de Cincinnati Children's Hospital Medical Center en Ohio, dijo: "Siento que este es uno de los tejidos más complejos que han sido diseñados.Tiene el revestimiento interior que hace toda la absorción de nutrientes y secreción de jugos digestivos, músculos completamente funcionales que impulsan la comida a través del intestino y los nervios que controlan la Movimiento pulsado del músculo".

Para probar si su creación funciona, injertaron pequeños parches en los riñones de ratones vivos.

Los científicos encontraron que el tejido sobrevivió muy bien dentro de los animales, y el cuerpo de los ratones incluso le proporcionó sangre y células inmunes, ya que los científicos no crearon un suministro de sangre para el tejido.

Desarrollan una impresora 3D de tejidos transplantables.

Si lo mismo se consigue en el cuerpo humano, los médicos podrán utilizar el material en pacientes con problemas intestinales.

Actualmente, los investigadores están probando secciones de dos centímetros de largo hechas con el material. Sin embargo, están pensando en ampliarlas a 10 centímetros, por lo que se podrían utilizar para extender los tractos gastrointestinales de los bebés con síndrome del intestino corto.

Los adultos necesitarían secciones más largas que eso, por lo que podría tardar mucho más en desarrollar trasplantes para los adultos.

El equipo también cree que el material puede ayudarles a estudiar más de cerca el síndrome de intestino irritable y la enfermedad de Crohn, y determinar cómo ayudar a las personas con esas condiciones.

Ver ahora:

Te recomendamos