Skip to main content

Tomar un baño 90 minutos antes de acostarse ayuda a dormir mejor, según un estudio

Tomar un baño

Getty Images

07/10/2020 - 22:15

Si tienes problemas para conciliar el sueño, prueba a darte un baño 90 minutos antes de acostarte: según un estudio, hacer esto te ayuda a dormir mejor.

El estilo de vida moderno favorece la aparición de dificultades para dormir. Llevar un ritmo de vida muy acelerado, sufrir estrés o no hacer suficiente ejercicio, entre otros factores, propicia la aparición de trastornos del sueño. 

Los científicos llevan años estudiando este tipo de problemas para ofrecer un alivio a los pacientes que sufren insomnio o cualquier otra dificultad para descansar. Gracias a esto, en la en la actualidad disponemos de diversas técnicas para conciliar el sueño, como la relajación muscular progresiva, la técnica militar para dormirse en dos minutos o el método 4 - 7 - 8 para dormirse en 60 segundos.

Ahora, un equipo de ingenieros biomédicos de la Universidad de Texas en Austin, en colaboración con el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston y de la Universidad del Sur de California, ha llevado a cabo un estudio que revela que tomar un baño 90 minutos antes de acostarse ayuda a dormir mejor.

Estos investigadores han analizado 5.322 de estudios que relacionan el calentamiento corporal pasivo a base de agua, o bañarse y ducharse con agua tibia o caliente, con una mejor calidad del sueño.

A la vista de los resultados de todas estas investigaciones, el equipo descubrió que tomar un baño entre una y dos horas antes de meterse en la cama ayuda a dormir mejor, y también puede acelerar la velocidad para conciliar el sueño una media de 10 minutos. Eso sí, la temperatura del agua es un factor importante: para que resulte efectivo tiene que estar entre 40 y 42 ºC, por lo que debe ser un baño caliente.

Pero, ¿por qué tomar un baño caliente ayuda a dormir? Tanto la temperatura corporal como el sueño están regulados por un reloj circadiano ubicado en el hipotálamo, que es el encargado de impulsar los patrones de 24 horas de muchos procesos biológicos, entre ellos el sueño y la vigilia. 

En su ciclo circadiano, la temperatura de nuestro cuerpo se reduce un poco alrededor de una hora antes de dormir, cayendo a su nivel más bajo entre el período medio y posterior del sueño nocturno. Después comeniza a elevarse, actuando como una señal de despertador biológico. El ciclo de temperatura lidera el ciclo del sueño y es un factor esencial para conseguir conciliar el sueño rápido y descansar bien.

Entonces, si el objetivo es reducir la temperatura corporal, ¿por qué bañarse con agua caliente? Un baño o ducha caliente estimula el sistema termorregulador del cuerpo, activando la circulación sanguínea de manera significativa desde el núcleo interno del cuerpo hasta las manos y los pies. El resultado de este proceso es una eliminación eficiente del calor corporal y una disminución de la temperatura del organismo.

Por tanto, si tomas el baño o la ducha caliente 90 minutos antes de acostarte, ayudarás al proceso circadiano natural para conciliar el sueño con más rapidez y dormir mejor.

[Vía: EurekAlert]

Y además