Skip to main content

Trucos para limpiar la campana extractora y eliminar la grasa con poco esfuerzo

Limpiar campana extractora

Getty Images

22/06/2021 - 06:45

La campaña extractora es uno de los elementos más difíciles de limpiar de la cocina. Si la grasa de este electrodoméstico se te resiste, presta atención a estos trucos para eliminarla con poco esfuerzo.

Limpiar la campaña extractora de humos es imprescindible para garantizar su buen funcionamiento, pero se trata de una de las tareas domésticas más pesadas y difíciles de llevar a cabo. El problema es que muchas personas desconocen cuáles son los pasos que hay que seguir para su correcta limpieza, así como los productos más efectivos para eliminar la grasa.

Limpiar el exterior es algo que puedes hacer cada día después de cocinar. Pasa un paño húmedo por el marco de la campaña y también por la cara externa de los filtros, la que queda a la vista. De esta forma conseguirás mantener esta superficie libre de grasa y evitar que se quede pegajosa. 

Los filtros son una de las partes críticas a la hora de limpiar la campana extractora. Al no tener la superficie lisa no resultan nada fáciles de limpiar, pero hay un truco que te puede ayudar a eliminar la suciedad sin esfuerzo: la mayoría son aptos para el lavavajillas, de manera que los puedes introducir sin problema para que la máquina haga todo el trabajo duro por ti.

En caso de que los filtros de tu campana no se puedan meter en el lavavajillas, puedes sumergirlos durante 20 minutos en agua caliente con bicarbonato de sodio y un chorrito de vinagre, zumo de limón o desengrasante. La grasa se ablandará y la suciedad saldrá con mayor facilidad.

Aparte de los filtros, también tienes que limpiar la campana extractora por dentro. Este paso es muy importante para garantizar el buen funcionamiento del electrodoméstico, ya que de lo contrario se acumulará la grasa y otras partículas, algo que afecta directamente a su rendimiento.

Para limpiar la campana por dentro, quita los filtros, pulveriza un producto desengrasante y déjalo actuar unos minutos. Después, pasa un paño húmedo para retirar la suciedad. 

Otro truco para limpiar la campana por dentro consiste en poner una o dos ollas con agua y bicarbonato de sodio y llevar la mezcla a ebullición. Cuando rompa a hervir, pon el extractor para que la campana absorba el vapor, que ayudará a que la grasa se ablande. Déjalo así durante una hora aproximadamente, y luego retira las ollas y limpia la suciedad.  

Etiquetas:

#limpieza, #Hogar, #Trucos

Y además