Skip to main content

Usos sorprendentes de la sal de mesa que desearías haber conocido antes

Sal

Getty Images

03/02/2021 - 06:45

Si únicamente utilizas la sal de mesa para cocinar o aliñar tus platos, la estás desaprovechando: tiene otros usos alternativos que te resultarán de gran utilidad. Presta atención a algunos de los más curiosos.

En casa tenemos infinidad de productos cotidianos a los que se les puede dar otros usos más allá de sus aplicaciones convencionales. En ocasiones anteriores os hemos hablado de los usos alternativos el detergente para la ropa, de los del jabón lavavajillas, del enjuague bucal o del gel hidroalcohólico

Todas estas aplicaciones alternativas suelen ser desconocidas por buena parte del público en general, y destacan por ser trucos muy prácticos para solucionar todo tipo de problemas domésticos.

En esta ocasión nos vamos a centrar en los usos alternativos de la sal de mesa, un producto que no falta en ningún hogar y que nos puede sacar de más de un apuro. Y es que se puede emplear para eliminar suciedad y manchas difíciles de quitar, deshacerse de las malas hierbas o desatascar tuberías.

Toma nota de algunos de los usos más sorprendentes de la sal de mesa:

  • Quitar malas hierbas. Para mantener a raya las malas hierbas en tu jardín, solo necesitas un puñado de sal. Espolvoréala sobre los vegetales que quieres eliminar y espera unas horas. Eso sí, procura aplicarlo solo en las plantas de las que quieres deshacer, ya que de lo contrarior puedes dañar el suelo.
  • Eliminar manchas difíciles. Las manchas e café, té, salsa de tomate, fruta, aceite o vino pueden salir de la ropa si utilizas sal. Humedece la mancha con agua fría, frótala con sal y luego lava la prendda. Si acabas de manchar el tejido, cubre la mancha con sal de manera inmediata, déjala reposar y luego lava con agua fría.
  • Optimiza tu escoba. Para alargar la vida útil de tu escoba, sumérgela en agua caliente con sal para que las cerdas se endurezcan y dure más tiempo.
  • Desatasca las tuberías. Si tus tuberías se han atascado por la grasa de la cocina, mezcla una taza de sal y una de bicarbonato sódico y luego añade una taza de agua hiviendo.
  • Limpia el aceite derramado. ¿Se ha derramado aceite por accidente? Si ha caído en el suelo y no quieres resbalar, aplica una buena cantidad de sal y espera unos minutos. La sal absorberá la grasa y podrás limpiarlo todo mucho mejor.
  • Evita las manchas en el horno. Si se derrama algo en el interior del horno, pon sal inmediatamente. Cuando el electrodoméstico se enfríe, la mancha se habrá convertido en ceniza y la podrás quitar con facilidad.

Y además