Skip to main content

La vacuna contra el acné, un paso más cerca

acné

31/08/2018 - 18:56

El acné es una enfermedad que trae de cabeza a muchas personas y que puede resultar muy difícil de combatir, especialmente en los casos en los que es más severo. Ahora, la solución podría estar un paso más cerca, porque los científicos están trabajando en una vacuna contra el acné.

Esta problema de salud, también conocido como acné común o acné vulgar, se trata de una enfermedad que produce un aumento de la seborrea en las glándulas de la piel. Como consecuencia, se forman granos y espinillas que cubren determinadas zonas del cuerpo, como el rostro o la espalda.

Aunque existen diversos métodos para eliminar o reducir el acné, lo cierto es que la mayoría de ellos tiene contraindicaciones y efectos secundarios difíciles de tolerar, y en ocasiones no resultan del todo efectivos.

Encuentra tratamientos para el acné a buen precio en Amazon España

Para poner remedio a esta enfermedad de la piel que mina la autoestima de las personas, un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego ha llevado a cabo un estudio cuyos resultados resultan muy esperanzadores para los pacientes que sufren esta dolencia. 

Lo que han descubierto estos científicos es que el uso de anticuerpos dirigidos contra una toxina secretada por la bacteria Propionibacterium acnes, que es la que causa el acné, puede reducir drásticamente la inflamación de las lesiones. Además, consideran que es poco probable que tenga efectos secundarios graves, por lo que tiene potencial para convertirse en un tratamiento eficaz contra la enfermedad. 

El equipo ha llevado a cabo el estudio con modelos de ratón y células de la piel humana, y en su ensayo han podido comprobar que las respuestas inflamatorias inducidas por la toxina de la bacteria se reduce sustancialmente mediante la aplicación de anticuerpos monoclonales específicos para el factor CAMP.

Los dermatólogos aconsejan evitar estos alimentos que causan acné

Ahora, los investigadores están estudiando si es posible utilizar estos anticuerpos para sintetizar una vacuna contra el acné, y también tienen que valorar sus efectos sobre el microbioma que mantiene la salud de la piel.

"Una vez validado por un ensayo clínico a gran escala, el impacto potencial de nuestros hallazgos es enorme para los cientos de millones de personas que sufren acné vulgar", afirma Chun-Ming Huang, investigador principal. "Las opciones de tratamiento actuales a menudo no son efectivas ni tolerables para muchos pacientes. Se necesitan urgentemente terapias nuevas, seguras y eficientes".