Skip to main content

Viajar a Marte es mucho más peligroso de lo que pensábamos

La radiación hace que viajar a Marte sea misión casi imposible.

25/09/2017 - 10:13

La carrera espacial puede estar viviendo una segunda edad dorada, ahora con nuevos actores privados como SpaceX, de Elon Musk. Todos parecen querer ir próximamente a Marte, aunque los planes varían desde un viaje puntual hasta la más ambiciosa colonización del planeta rojo.

Las dificultades para viajar -y sobre todo volver- a Marte son muchas, algo que no sorprende a nadie y siempre ha sido teniendo en cuenta. El problema es que según un estudio, hemos infravalorado alguno de ellos. Por ejemplo la radiación producida por rayos cósmicos y su efecto sobre la salud humana, mucho peor de lo que pensábamos ahora.

Bien sabido es que esta radicación provoca mutaciones en las células humanas, y que éstas tienen varios efectos que van desde el cáncer hasta la pérdida aguda de visión. Lo uqe no se había tenido en cuenta es el efecto dominó que tales mutaciones tienen sobre las células que las rodean, algo que acaba de ser descubierto en el último experimento.

Al parecer, expuestas a la radiación espacial, las células no mutan de forma independiente, sino que en el proceso acaban por "arrastrar" al resto de células para que también malfuncionen, doblando el peligro de viajar al espacio más allá de la atmósfera terrestre y alrededores. Ni digamos ya de ir a Marte, un viaje prácticamente imposible a corto y medio plazo.

Viste como un auténtico astronauta con la chaqueta oficial de la NASA

El primer reto para ir a Marte y para una futura colonización espacial es ser capaces de reducir el impacto de tales radiaciones a cero. En planetas con una atmósfera como la de la Tierra es cosa hecha ya que los rayos son filtrados de forma efectiva, pero en otros no es así. Haría falta crear un ambiente protector, algún tipo de estructura que sea capaz de imitar el comportamiento de la atmósfera, algo fuera de nuestro alcance a día de hoy.

Los efectos de la radiacion sobre la salud ya han sido observados en muchos astronautas, aunque debido a la cercanía de la Estación Espacial Internacional con la atmósfera, estos son bastante más limitados que en el espacio profundo.

[Fuente: Science Alert]

Ver ahora: