Logo Computerhoy.com

Los 8 consejos para evitar el hackeo de tu coche según la DGT

Salpicadero de un coche

Manipular los frenos de un coche, su motor, arrancarlo sin llave… y hacerlo a distancia –incluso si está en marcha–, sin permiso de su dueño y hacerlo de una forma relativamente sencilla es posible. Así de claro nos avisa la Dirección General de Tráfico.

No es una cosa de ciencia ficción, pese a que en las películas lo parezca. Los piratas informáticos pueden acceder a nuestro coche de varias formas, y todo es culpa de los avances tecnológicos que cada vez más vehículos incorporan.

Para frenar estos problemas de seguridad, debido a que no hay protocolos unificados ni acciones acordadas, los fabricantes de componentes llevan años trabajando, y parece ser que una solución está en camino.

En tiempo récord, la ONU ha desarrollado una norma que unifica los criterios y los requisitos, e implanta las bases mínimas de ciberseguridad para todos los vehículos. Todo esto se ha traducido en el certificado de vehículo ciberseguro (Reglamento UNECE/R155).

Todos los vehículos (automóviles, camiones, furgonetas, autobuses, autocaravanas...) que se homologuen a partir de julio de 2022 y todos los que se vendan a partir de julio de 2024 tendrán que contar este certificado.

Mientras tanto, millones de conductores están a merced de los piratas y los hackeos. Como no es algo a tomar a la ligera, en la DGT nos dan ocho consejos clave para evitar que nos hackeen el coche:

  • Tomar conciencia: ningún coche es inmune. Dependiendo del grado de digitalización de nuestro coche, este será más o menos vulnerable. La única forma de reducirlo es entenderlo y manteniéndonos alerta.
  • Software actualizado: la mayor parte de las veces, las actualizaciones se crean para tapar brechas de ciberseguridad. Mantén el software de tu coche actualizado con las versiones proporcionadas por el fabricante.
  • Escanear antes de conectar: los dispositivos USB son los caballos de troya más comunes a la hora de instalar software malicioso. Es indispensable pasar el antivirus por cualquier dispositivo USB antes de conectarlo a nuestro coche.
  • Apagar todas las conexiones: son puertas de entrada y de salida. Desconecta el WiFi y el bluetooth cuando no los uses. Tampoco te olvides de controlar a quién ofreces (mejor, no lo hagas) el servicio wifi de tu vehículo.
¿Qué multas te puede poner un dron de la DGT?

¿Qué multas te puede poner un dron de la DGT?

Después de un año de pruebas los drones de la DGT ya son capaces de poner multas si te pillan realizando una infracción al volante, pero ¿qué clase de multas pueden poner estos dispositivos?

Lee la noticia
  • ¡Ojo con las descargas!: El teléfono inteligente está asumiendo cada vez más funciones que antes cumplían otros dispositivos. Vigila siempre qué programas y aplicaciones descargas, una de ellas podría ser un caballo de troya para conseguir el control de tu coche.
  • Vigila tus llaves: Las llaves más modernas permiten controlar multitud de funciones del coche. Pueden copiarnos la señal –es lo más sencillo– cuando apretamos el botón para abrir y cerrar las puertas. Cierra y abre el coche con la llave manual en sitios que no consideres seguros.
  • Protege el mando: Este paso es una evolución del anterior. Hoy venden bolsas especializadas que impiden acceder a la señal del mando y evitarán que alguien nos lo duplique por 'accidente'.
  • Cuidado el OBD2: Es un puerto de comunicaciones que permite diagnosticar, programar o codificar múltiples dispositivos electrónicos. Es muy importante saber dónde está y qué hay conectado a él. Es una puerta muy tentadora para los cibercriminales.

Con este manual de buenas prácticas, nuestro vehículo debería estar más preparado ante posibles hackeos. Aunque, como sabéis, no hay nada infalible contra los piratas informáticos, solo cosas que les retrasan.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Ciberseguridad