Skip to main content

¿Compensa cambiar la batería de un coche eléctrico?

Coche eléctrico

22/07/2019 - 17:43

La ausencia de mantenimiento anual es uno de los principales argumentos de los partidarios del coche eléctrico. Los vehículos eléctricos tienen de media 25 piezas menos que sus homólogos de combustión, por lo que sus necesidades de pasar por el taller también son menores.

De media, el propietario de un coche con motor de combustión con 10 años habrá gastado 10.000 euros en mantenimiento del motor, cambios de aceite, filtros, etc., frente a los poco menos de 3.000 que el propietario de un vehículo eléctrico habrá tenido que invertir en la sustitución de ruedas, frenos, amortiguación y otros elementos relacionados con la rodadura o el confort del habitáculo.

Sin embargo, hay un gasto oculto en estos 10 años que no siempre aparece en las estimaciones de los vehículos eléctricos: la sustitución de la batería del vehículo eléctrico.

La sustitución de una batería podría considerarse el equivalente a tener que cambiar todo el bloque motor en un coche de combustible, y puede costar entre 11.500 euros y más de 20.000 euros, por lo que supone un importante desembolso de una sola vez, en lugar de hacerlo de forma progresiva durante una década, por lo que conviene hacer una provisión de fondos para cuando llegue ese momento.

El problema viene cuando el usuario deba tomar de la decisión de invertir una más de 10.000 euros en el componente de un coche que, 10 años más tarde solo está valorado en una décima parte de lo que se pagó por él. ¿Compensa cambiar la batería de un coche eléctrico, o mejor comprar uno nuevo?

La pregunta tiene su lógica ya que por poco más de ese precio el usuario podría comprar un vehículo eléctrico más nuevo y seguramente más eficiente.

Todavía nos encontramos en una fase temprana de esa etapa del ciclo de vida de un coche eléctrico, pero con los años cada vez más usuarios necesitarán sustituir las baterías de sus coches eléctricos. ¿Se crearán sistemas de recuperación de baterías, o un mercado de segunda mano?

SEAT Minimó

El Seat Minimó cuenta con baterías extraíbles para facilitar la vida de las empresas de car-sharing

Una de las alternativas que plantea Renault en sus vehículos eléctricos es la del alquiler de sus baterías, de forma que el vehículo se beneficia de un buen descuento en su compra, pero no es propiedad del usuario en el sentido estricto de la palabra, aunque sí tiene todos los privilegios de uso.

Estos vehículos cuentan con una cuota mensual con la que, llegado el momento, la marca se encargaría de la sustitución de la batería. Haciendo unos números básicos, la cuantía que se pagaría por esta fórmula ascendería a unos 6.000 o 7.000 euros, por lo que el coste final de la sustitución viene siendo similar.

Cuando tu coche está conectado a tu ciudad: así funciona la conducción autónoma de PSA

El proceso de sustitución de la batería de un coche eléctrico no es algo que pueda hacerse fácilmente en casa, pero en un centro especializado no se tardarían más de 6 horas en sustituir completamente el sistema de baterías.

Esta decisión, entre comprar un coche eléctrico nuevo o uno usado, probablemente hará que se eleve la demanda de coches eléctricos usados en los próximos años incrementando su valor a causa de un inconveniente tan caro como lo es la sustitución de la batería de un coche eléctrico.