Skip to main content

La DGT advierte: 200 euros y 3 puntos solo llevar este dispositivo en el coche (aunque no lo uses)

Radar

09/04/2021 - 13:26 | Actualizado 11/04/2021 - 10:29

La DGT advierte que puede ser sancionable utilizar y llevar mecanismos de detección de radares en el coche. Antes solo se sancionaba por usarlos.

Los radares, por mucho que a algunos conductores les moleste, tienen la función de controlar que nadie exceda el límite de velocidad. También son elementos disuasorios para que los conductores eviten correr más de lo permitido y se reduzca el número de accidentes. 

La velocidad es uno de los principales factores en la tasa de accidente y ayuda a que las heridas sean más graves. Por eso es tan importante respetar los límites, incluso si confiamos en nuestras habilidades a la hora de conducir. 

Sin embargo, su efecto se reduce si los conductores saben dónde están colocados los radares, aminorando la velocidad en esos tramos, para luego aumentar en el resto hasta infringir las normas de tráfico. La DGT advierte que usar cualquier tipo de mecanismos para encontrarlos está prohibido. 

La multa por llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares, aunque no se esté haciendo uso de ellos puede ser grave, llegando a los 200 € y 3 puntos. Hasta ahora solo se podía sancionar al conductor si se le descubría haciendo uso de esas herramientas. 

Desde el 2 de enero de 2021, tanto los detectores como inhibidores de radar están totalmente prohibidos, no solo utilizarlos, sino también llevarlos en el vehículo. Ambos dispositivos detectan cuando nos estamos aproximando a un radar y nos avisan para que reduzcamos la velocidad, en cambio los inhibidores también pueden anular su funcionamiento y evitarnos la multa por exceso de velocidad.

No obstante, hay una excepción con la entrada del nuevo reglamento, y es que los avisadores de radar siguen siendo totalmente legales. La DGT los define como GPS y aplicaciones que incluyen una base de datos con la situación de los radares fijos que los sitúan en el mapa y alertan al conductor de la proximidad del mismo. 

Su uso es totalmente legal, siempre y cuando se trate de radares fijos. Tampoco estaría permitido compartir información en estas aplicaciones con la función llamada “zona con probabilidad de encontrar un radar móvil”, en la que son los propios usuarios quienes informan a otros. Este caso sería de nuevo ilegal y podría suponer una multa.