Skip to main content

La DGT explica cómo actuar si te sorprende una riada en el coche

Coche con carretera inundada

Getty Images

01/09/2021 - 15:23

Una dana está azotando nuestro país y la Agencia Estatal de Meteorología advierte que en las próximas horas continuarán las fuertes lluvias y tormentas. La Dirección General de Tráfico explica cómo actuar si te sorprende una riada en el coche.

Los efectos de esta dana (depresión aislada en niveles altos) se empezaron a sentir desde las últimas horas de ayer, martes 31 de agosto, momento en el que comenzaron las violentas precipitaciones en muchos puntos de la Península Ibérica. 

De acuerdo con las predicciones de Aemet, esta situación de inestabilidad meteorológica nos acompañará durante las próximas horas, y las lluvias, tormentas y temperaturas bajas continuarán al menos hasta este viernes 3 de septiembre, momento en el que retornará la calma. 

Hoy será la jornada con mayor inestabilidad en toda la península, y las fuertes precipitaciones pueden provocar problemas de tráfico que comprometan la seguridad de los conductores. 

Por este motivo, la DGT recuerda que hay que extremar la prudencia, reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y encender las luces del vehículo.

Las riadas son uno de los problemas más peligrosos derivados de las precipitaciones fuertes. Las lluvias torrenciales pueden convertir un cauce que habitualmente está seco en un peligroso torrente, y si el agua anega la calzada tu seguridad está en riesgo.

Si una riada te sorprende cuando estás al volante, es muy importante que sepas cómo actuar. La DGT explica qué es lo que tienes que hacer en el siguiente vídeo:

Lo primero que tienes que hacer ante una riada es valorar la situación y, ante todo, evitar ponerte en riesgo. Si la corriente es fuerte, el agua podría haber socavado el fondo, así que evita entrar en las zonas que estén inundadas. 

Ten en cuenta que, cuando sube el nivel del agua, tu coche puede ser arrastrado en función de una serie de parámetros, como el peso del vehículo, la velocidad de la corriente, la altura de los bajos, la profundidad del cauce y la inclinación del terreno. 

Con el agua a mitad de rueda, las ruedas motrices pierden adherencia, así que resulta más difícil dirigir el coche. Pero si el agua sube más y supera la altura de la mitad de la rueda, el vehículo será arrastrado, así que no te expongas a ese riesgo.

En caso de que estés conduciendo y te encuentres la calzada anegada, llama al 112 para alertar a las autoridades del problema. Después, da la vuelta con precaución y busca una ruta alternativa para llegar a tu destino.

Si tu coche se ve arrastrado por la corriente, mantén la calma, quítate el cinturón de seguridad e intenta salir por la ventanilla para colocarte sobre el techo del vehículo. Si no puedes bajar la ventanilla, rómpela con un objeto punzante. En caso de que no sea posible, sal por una puerta que se pueda abrir a favor de la corriente.

Para circular seguro durante estos días de inestabilidad meteorológica, pon en práctica los consejos de la DGT para conducir con seguridad bajo la lluvia

Etiquetas:

#Motor, #tráfico

Y además