Logo Computerhoy.com

Qué es el Efecto Pasillo, que la DGT aconseja aprender para usar en emergencias

Motor
Qué es el Efecto Pasillo, que la DGT aconseja aprender para usar en emergencias

Existen maniobras que los conductores llevan a cabo todos los días, y otras que solo está permitido ponernas en práctica en ocasiones excepcionales. 

Cuando se produce un accidente de tráfico, es vital que los equipos de emergencia lleguen lo antes posible hasta el lugar de los hechos. Y también, que puedan evacuar a los heridos hasta el hospital sin obstáculos.

Tampoco es necesario que se produzca un accidente. Por ejemplo puede ocurrir que una persona haya sufrido un infarto, y una ambulancia tiene que transportarlo hasta un hospital.

En estos casos, cuando un servicio de emergencias debe obtener la máxima prioridad, incluso saltándose semáforos, es cuando hay que poner en práctica lo que la DGT llama Efecto Pasillo. Ojo, porque hay normas.

 

El Efecto Pasillo se aplica también a otros servicios de emergencias, no solo ambulancias: bomberos, coches de policía, etc.

Es una maniobra que no siempre es sencilla de poner en práctica, ya que depende del número de carriles que tenga la vía. Y cuidado si no la llevas a cabo, porque según el artículo 69 del Reglamento General de Circulación, si no la pones en práctica cuando se requiere se considera una infracción grave, y puede caerte una multa de 200 euros.

Pero, ¿qué es el Efecto Pasillo? La DGT lo muestra muy visualmente en este vídeo de Twitter. Aunque todos conocemos la calidad de los vídeos de Twitter: como volver a 1994.

Como vemos, se trata de que todos los coches se aparten para dejar un pasillo libre por el que pueda circular la ambulacia, sin encontrar obstáculos.

La norma básica de circulación indica que "hay que apartarse normalmente a la derecha o deteniéndose si fuera necesario". Pero existen algunas variantes según el tipo de vía, que nos muestra nuestro compañero Aarón Pérez de Top Gear:

  • Vías de doble sentido: los coches que circulen en sentidos opuestos tendrán que echarse lo máximo posible a su derecha para dejar espacio en el centro.
  • Vías con dos carriles en cada sentido: igual que en el escenario anterior, hay que despejar la parte central. Para ello, los conductores que viajan por el carril de la izquierda deben moverse hacia ese lado y los que lo hacen por la derecha deben hacer lo propio hacia la derecha.
  • Vías de tres carriles: en este caso, los vehículos que circulan por la parte izquierda tendrán que pegarse a la mediana. Aquellos que vayan por el carril central y el de la derecha, deberán desplazarse hacia la derecha.

Pon en práctica estas sencillas normas cuando escuches la sirena de una ambulacia o de la policía, y ayudarás a salvar vidas.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Educación, Motor

Hoy destacamos

Y además