Skip to main content

El futuro de los teléfonos flexibles pasa por memorias de grafeno

El futuro de los teléfonos flexibles pasa por memorias de grafeno

09/04/2017 - 13:37

Los teléfonos flexibles es el próximo gran paso que se dará en la telefonía móvil en los siguientes años, en una tecnología aún no preparada para sacarla a la luz, pero de la que empresas como LG o Samsung ya cuentan con una enrome ventaja y con prototipos que nos muestran cómo será el devenir de la telefonía móvil. Gracias a los dispositivos flexibles, podremos guardar nuestros teléfonos en el bolsillo sea cual sea su tamaño, e incluso adaptarlos para darles una forma de uso distinta. Pero para que estos teléfonos flexibles sean una realidad, también es necesario que el resto de los componentes sean también flexibles.

Desde la Universidad de Exeter (UK) un grupo de científicos sostiene que el futuro de estos dispositivos flexibles pasa por crear un nuevo sistema de almacenamiento de grafeno que pueda sustituir a las memoras flash actuales. El material es más barato y usa una combinación híbrida de óxido de titanio capaz de leer y escribir en sólo cinco nanosegundos. Pero no sólo eso, sino que hablan de un componente de sólo 50 nanómetros de largo y 8 nanómetros de espesor.

Pero, ¿por qué el grafeno? Se trata del compuesto más delgado creado por el hombre, pero también el material más ligero conocido y el más fuerte. Pero a ello hay que sumar de que se trata del mejor conductor de electricidad, ideal para su uso en dispositivos móviles. Los usos del grafeno son casi ilimitados. Pero no todo es positivo, dado que su principal problema es que es complejo producirlo y que cuando se produce hay que pulirlo dado que de primeras no resulta de suma calidad. El material conduce electrones de una forma más eficiente que el silicio y transfiere electrones a 1000 kms/s, y eso interesa mucho a los grandes fabricantes.

Project V, el móvil con pantalla plegable de Samsung

Compañías como Samsung ya han invertido mucho dinero en investigaciones para hacer que el grafeno sea uno de los principales componentes que se encuentren en sus futuros teléfonos móviles, en aquellos de la siguiente década. No obstante se espera que la primera oferta en el mercado de los teléfonos flexibles sea el nuevo Samsung Galaxy X, dispositivo que lleva años de retraso y que podría ver la luz en 2018.

[Fuente: phonearena]

Ver ahora: