Más bebés usan smartphones y tablets antes de poder hablar

Noña usando iPad (Pete Ark, Getty Images)

Casi dos de cada cinco críos han usado un smartphone o una tablet mucho antes de poder formar oraciones completas.

Un estudio realizado por la organización estadounidense Common Sense Media encontró que 38% de los niños menores de dos años han utilizado dispositivos móviles como entretenimiento, ya sea para jugar o ver vídeos. Esto es casi cuatro veces más niños que en el 2011, cuando la cifra ascendía a un 10%.

Ya para los 8 años, la cantidad de niños que han utilizado smartphones o tablets es de un 72%

De acuerdo al estudio, el uso de dispositivos móviles entre críos más pequeños está creciendo rápidamente, particularmente, en comparación con otros medios. Por ejemplo, la   audiencia de televisión se ha mantenido estable, con un 66% de niños menores de dos años en el 2011 y 2013. Mientras, el uso de ordenadores creció de un 4% a un 10% en los últimos dos años, y la audiencia de DVD cayó de un 52% en 2011 a un 46% en 2013.

Los resultados coinciden con una encuesta reciente de la compañía británica uSwitch que reveló que uno de cada diez niños recibe su primer móvil a los 5 años.

Y es que no sólo hay cada vez más niños usando smartphones y tablets, sino que ahora los usan por más tiempo. Del 2011 al 2013, el tiempo de uso de los dispositivos por niños entre los 0 y 8 años se ha triplicado, de un promedio de 5 minutos al día a 15 minutos al día.

Según Common Sense Media, este mayor acceso y uso de dispositivos móviles por parte de niños tienes sus pros y contras.

Por un lado, las tablets pueden ser herramientas educativas muy útiles, pero ello no significa que deban usarse como niñeras virtuales

Cuando las tablets y los smartphones son usados de forma responsable, controlando el tiempo de uso y contenido, estos dispositivos pueden servir para muchos propósitos educativos. Las compañías deberían tomar esto en cuenta a la hora de desarrollar dispositivos y aplicaciones educativas que no crean adicción y respeten la privacidad de la familia.

Después de todo, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, ¿no creen?