¿Se pasa LG a Windows Phone 8?

También es mala suerte. LG lleva un tiempo intentando, sin éxito, convertir a uno de sus teléfonos en un modelo de masas. Cuenta con varios modelos muy atractivos en su gama Optimus, pero no ha terminado de dar el tan esperado pelotazo. Y resulta que, cuando consiguen darlo con el Google Nexus 4, no son capaces de cubrir la demanda. Según la compañía, lo único que ha pasado es que, simplemente, no se esperaban semejante cantidad de peticiones. 

Y ahora resulta que podrían estar planteándose dar un poco de lado Android para apostar mucho más fuertemente por Windows 8. Según The Korean Times, en el próximo Mobile World Congress 2013 van a lanzar varios modelos con este sistema operativo, incluido un "Galaxy Note 2 killer" con pantalla full HD de 5,5 pulgadas. Curioso, cuando hace menos de un año, LG anunciaba lo contrario, que iban a relegar la producción de modelos con Windows Phone para favorecer la producción de teléfonos con Android, dado que los modelos con Windows, simplemente, no vendían. Daba la sensación de que nunca iban a volver a este sistema operativo: ¿por qué, entonces, este cambio?

Creo que, simplemente, pese a que las ventas no les van nada mal (vendieron 41 millones de teléfonos en 2012), estas no han sido suficientes para sus optimistas previsiones. El mercado de teléfonos Android está copado por los modelos Samsung Galaxy, que apostó antes y con  mayor fuerza por este sistema operativo y cuyos móviles bandera parece que fueran los únicos capaces de competir con el iPhone. Y no descarto que la ambiciosa apuesta de Microsoft por Windows 8 no haya terminado seduciendo a los directivos de la empresa coreana. De lo que no cabe duda es de que es una buena noticia que LG se sume a HTC y Nokia que, hasta el momento, eran los únicos con smartphones Windows Phone 8. Buena para los usuarios y, sobre todo, buena para Microsoft.