Skip to main content

¿Podría Hacienda regular el Bitcoin en España? No tan rápido

Declarar tus Bitcoins y pagar impuestos: ¿es viable el plan de Hacienda?

24/01/2018 - 09:08

Hace apenas un día que Hacienda saltó al ruedo de las criptomonedas. En el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Ministerio dirigido por Cristobal Montoro anunció un plan para vigilar mucho más de cerca los movimientos en estas monedas virtuales, sobre todo con la vista puesta en una: el Bitcoin, la más popular de todas.

El documento del BOE es bastante claro, aunque lo que no se dice es cómo se va a hacer. La fiscalidad del Bitcoin y las criptomonedas es bastante espesa, sobre todo porque es difícil rastrear los movimientos en criptomonedas -en unas más que en otras- y saber quién mueve qué cantidad y en qué momento, pues el protocolo blockchain y el cifrado de muchas de ellas lo impiden.

No es España el único país que quiere imponer impuestos al Bitcoin y sus alternativas, aunque todos chocan con la cruda realidad: es imposible o casi imposible hacerlo. No es el mismo caso que el de las casas de apuestas online, también en el punto de mira de la Agencia Tributaria.

Hacienda quiere pero ¿puede hacerlo?

La intención de la autoridad fiscal española es que nadie pueda utilizar las criptomonedas para ocultar su dinero a Hacienda o para realizar inversiones y obtener ganancias sin declarar. Es justicia fiscal en estado puro, ya que de permitirlo abiertamente estaría discriminando a todos aquellos que juegan limpio y están al día con Hacienda, que como decía el famoso eslogan, somos todos.

Dicho esto, ¿es materialmente posible imponer una fiscalidad a criptomonedas como el Bitcoin y hacer pagar impuestos a los que las atesoran? La respuesta es: depende de en qué momento quieras fiscalizar.

Si inviertes tu dinero en apuestas o incluso en acciones y valores en bolsa, Hacienda tiene métodos para saber en qué momento qué posees y cuánto vale, pero con el BTC no. Tienes tus tokens en un monedero virtual y los cambias en casas de cambio, muchas de ellas radicadas en el extrajero, fuera de la Unión Europea. Rastrear el dinero virtual que mueves, compras y vendes es prácticamente imposible cuando éste no está en euros, dólares o en otra moneda de curso legal.

Estas son las mejores webs para comprar Bitcoins de forma segura

El protocolo blockchain es rastreable, ya que en sus cadenas de bloques queda registrado qué ID de cartera virtual hace un movimiento, y no es imposible vincular la ID a una persona. El problema es que estas personas detrás de monederos no siempre son reales, y es bastante fácil ocultar tus movimientos en dinero virtual si así lo deseas. Lo mismo ocurre con las exchanges o casas de cambio, que en muchos casos ni siquiera de preocupan de saber si la persona registrada es un individuo físico o una identidad falsa, aunque hay casos en los que esto no ocurre.

¿Qué alternativas quedan a Hacienda para imponer impuestos al Bitcoin? Pocas. Básicamente tiene una opción: "emboscarse" y registrar los movimientos de dinero real desde y hacia las cuentas bancarias de los sujetos, aunque para eso necesita la colaboración de las entidades bancarias.

Sería posible por ejemplo tasar como ganancia patrimonial en el IRPF a una persona cuando ésta convierta sus tokens a euros. Al final tiene que disponer de su dinero contante y sonante, y en ese caso la Agencia Tributaria sí que tiene la capacidad para preguntar de dónde viene exactamente.

En este sentido las criptomonedas están al mismo nivel que un cheque o un pagaré. Son dinero esperando a ser convertido en liquidez.

Si fuera posible, la volatilidad lo complicaría todo demasiado

Puedes mirar ahora mismo cuánto vale cada criptomoneda. Si lo vuelves a mirar mañana a esta hora, quizás hayan ganado o perdido buena parte de su valor. Esto convierte la intención de incluir los Bitcoins en la declaración de la renta e imponer impuestos en una auténtica odisea difícilmente gestionable por el fisco.

Aunque sepas cuánto quieres imponer de impuestos a los tokens -en caso de que se pudieran rastrear por completo- sería una auténtica locura cobrar hoy un 23% por un valor y que mañana los mismos tokens pierdan un 90% de su valía.

Un ejemplo: imagina que tienes que pagar un 20% a hacienda de tus Bitcons valorados en 100.000 euros. Hoy se te van 20.000€ en impuestos, pero resulta que esos mismos Bitcoins mañana valen un 80% menos. Acabas de pagar en impuestos lo mismo que tienes hoy de patrimonio: ¿es injusto? Puede.

Este mapa muestra el precio de todas las criptomonedas en tiempo real

Criptomonedas alternativas, un paraíso fiscal virtual

Al igual que las grandes fortunas tienen medios para ocultar su patrimonio físico a Hacienda, también existen métodos para hacerlo con el dinero virtual. Simplemente tendrías que invertir en monedas con un cifrado más robusto que el Bitcoin, que no es completamente anónimo.

Las hay, y muchas. Por ejemplo Monero, una de las que más ha crecido en capitalización desde hace aproximadamente un año. Si Hacienda decide que tienes que pagar impuestos por los Bitcoins de tu cartera virtual, sólo tendrías que migrar tu dinero a otra criptomoneda, tan simple como eso.

Ver ahora: