Skip to main content

Esta aplicación logra detectar lesiones oculares infantiles con un 80% de precisión

Ojo de niño
user

11/10/2019 - 13:30

Una vez más, tecnología puntera se pone al servicio de la medicina para el diagnóstico precoz de enfermedades. Así, en el campo de la oftalmología nacía en 2014 CRADLE, inspirada en la experiencia personal del investigador Bryan Shaw con el diagnóstico de retinoblastoma de su hijo.

La leucocoria es un reflejo blanco anormal de la retina que los oftalmólogos emplean detectar una serie de enfermedades oculares. Además de ser una indicación temprana de retinoblastoma, un cáncer ocular pediátrico, la leucocoria también puede ser un signo de catarata pediátrica, enfermedad de Coats, ambliopía, estrabismo y otros trastornos oculares infantiles.

La idea de esta aplicación, de carácter gratuito y cuyo algoritmo se mejorará de forma continua es poder usar el teléfono inteligente para rastrear continuamente fotografías e identificar rastros de leucocoria que serían prácticamente inidentificables para el ojo humano.

En los últimos años, Shaw y su equipo, incluido el científico informático Greg Hamerly, han mejorado continuamente el algoritmo de detección de la aplicación, aumentando con creces su capacidad para detectar el menor rastro de reflejo del ojo blanco en las fotografías.

“Esta es una de las partes más críticas de la construcción de la aplicación”, explica Shaw a New Atlas. “Queríamos poder detectar todos los tonos e intensidades de leucocoria. Como padre de un niño con retinoblastoma, estoy especialmente interesado en detectar los rastros de leucocoria que aparecen como una pupila “gris” y son difíciles de detectar a simple vista “.

Ahora, acaba de ver la luz un nuevo estudio que evalúa la eficacia de la aplicación en la revista Science Advances. La aplicación se empleó para el análisis de 50.000 fotografías oculares de 40 niños. La mitad de los niños habían sido diagnosticados con un trastorno ocular, mientras que la otra mitad actuó como grupo de control. En el 80% de los niños con trastornos oculares, la app fue capaz de detectar con éxito la leucocoria un año antes de media del diagnóstico oficial, evidenciando la lata precisión de este software.

“Sospechamos que la aplicación detectaría leucocoria asociada con otros trastornos más comunes y algunos raros”, dice Shaw. “Teníamos razón. Hasta ahora, los padres y algunos médicos lo han utilizado para detectar cataratas, capa de fibra nerviosa retiniana de mielina, error de refracción, enfermedad de Coats y, por supuesto, retinoblastoma “.

Los nuevos pasos para el proyecto es reducir la cantidad de falsos positivos. En el futuro el sistema podría funcionar hipotéticamente de forma autónoma, escaneando rutinariamente las fotografías personales de un usuario durante el desarrollo infantil de cualquier niño. Por si te interesase, CRADLE está disponible de forma gratuita tanto para iOS como para Android.

Ver ahora: