Skip to main content

Apple y Google se unen para crear una herramienta universal que rastreará los contagios de Covid-19

Google y Apple coronavirus

10/04/2020 - 20:31

Los dos grandes rivales de la telefonía, Apple y Google, se han unido para combatir el coronavirus. Llevan dos semanas trabajando juntos en una herramienta universal que permitirá realizar un seguimiento de los contagios de covid-19, para avisar a las personas que han estado en contacto con contagiados. En todo momento se mantendrá la privacidad y el anonimato de todos los implicados.

El gran problema del coronavirus es que muchas personas no tienen síntomas hasta que les detectan la enfermedad, o una vez que la descubren no pueden avisar a todos aquellos que han estado en contacto con ellos.

Las autoridades sanitarias creen que el rastreo de los contagiados y las personas contactadas es una medida eficaz para evitar la propagación del virus. ¿Pero cómo se consigue esto sin invadir la privacidad? Aquí es donde entran Apple y Google, con ayuda del Bluetooth.

Varios países, entre ellos España, están desarrollando apps de rastreo de los contagios, incluso a nivel de ayuntamientos y autoridades locales. El problema es que estas herramientas se desarrollan rápido para usarlas lo antes posible, y en algunos casos no se garantiza la privacidad, o la seguridad no es un prioridad. Al mismo tiempo las diferentes apps no comparten datos entre sí, por lo que su alcance es limitado.

Lo que están haciendo Apple y Google es desarrollar una herramienta conjunta que funciona tanto en móviles iOS como Android, compartiendo todos los datos. Es una herramienta que prioriza la privacidad y la seguridad, para que no se filtren datos personales.

La idea es que todos los datos de contagios se centralicen y se compartan. Todas las apps de este tipo compartirán datos, que Apple y Google se encargarán de proteger y anonimizar, y así serán mucho más útiles y seguras.

¿Cómo va a funcionar esta herramienta? Cuando dos personas que tengan una app de seguimiento de covid-19 instalada se acercan con el Bluetooth activado, que solo tiene un alcance de unos metros, intercambian una clave anónima.

Si una de esas personas, días después, detecta que tiene el coronavirus y lo comunica a la app (siempre de forma anónima), todas las personas con las que ha intercambiado su clave recibirán un aviso en el móvil indicando que han estado en contacto con una persona contagiada.

Por supuesto esto no significa que ellas lo estén, pero es muy útil para tomar precauciones si tienen personas de riesgo cerca, o para hacerse una prueba.

Apple y Google lanzarán una primera API en mayo que permitirá intercambiar datos entre apps de iOS y Android, para más tarde lanzar la herramienta que funciona con Bluetooth.