Skip to main content

Científicos desarrollan un plástico con un índice de degradabilidad nunca visto antes

Botella de plástico en el agua

DepositPhotos

27/05/2022 - 11:00

Un grupo de científicos desarrollan un nuevo plástico que es más degradable de lo normal bajo la influencia de la luz ultravioleta.

La acumulación de plástico y la contaminación generada por el mismo es uno de los grandes problemas a resolver de la humanidad hoy en día, donde nuestra dependencia del mismo nos ha llevado a generar una basura alarmante.

Hoy en día se sigue generando una cantidad de plástico innecesaria y excesiva, y por suerte se ha puesto de moda los plásticos biodegradables, aunque no todos cumplen al 100% lo que este término significa, ya que muchos solo pueden degradarse si es en condiciones industriales.

Es por ello que un grupo de científicios de la Universidad de Bath se puso manos a la obra en la búsqueda de un plástico que pueda degradarse mediante la luz ultravioleta, presente en los propios rayos del sol, para así intentar que los mismos se degraden en condiciones naturales.

El PLA (poliácido láctico) es el plástico más usado hoy en día, y que a día de hoy es dentro de lo comercial un plástico sostenible y renovable (no en su totalidad) y que se usa en productos como tazas, bolsas, embalaje y hasta en impresión 3D.

VIDEO

[CH] Bolsas de plástico y mascarillas que se disuelven en agua que se puede beber

Lo malo acerca de los mismos es que por ejemplo en el suelo o en aguas oceánicas o mares no se degradan, necesitando de una alta temperatura y humedad para degradarse, cosa que normalmente requiere de una maquinaría y zona industrial específica para la misma.

Este grupo de científicos del Centro de Tecnologías Sostenibles y Circulares de la Universidad de Bath han desarrollado una forma de que estos plásticos sean más degradables en entornos naturales, favoreciendo así su degradabilidad.

La resina es el nuevo petróleo biodegradable, y España es la primera potencia europea

La resina es el nuevo petróleo ecológico para fabricar plástico biodegradable, y España es la primera potencia europea

Mediante la incorporación de diferentes cantidades de moléculas de azucar en el polímero consiguieron aumentar la degradación hasta en 40% en las seis horas posteriores a la creación del plástico en condiciones de exposición a la luz ultravioleta.

Entre las virtudes de esta técnica es que es completamente compatible con los procesos de fabricación de plástico existentes, lo cual no incurriría en excesivos gastos por partes de las empresas para incomporar la misma, evitando prácticamente la necesidad de realizar pruebas sobre la misma, generando una adaptación fluida de la misma.

Este grupo de científicos busca que este proyecto pueda aplicarse a objetos de plástico de la vida real y que la degradación sea lo más efectiva posible frente a la luz solar, aprovechando la poca cantidad de luz ultravioleta que la misma ofrece, y acabar de una vez por todas por esta inmensa e imparable contaminación que la sociedad de hoy en día genera.

Y además