Logo Computerhoy.com

Crean unos palillos inteligentes que hacen que la comida sea más sabrosa sin necesidad de añadir sal

Comer con palillos

DepositPhotos

Ahora cualquier comida te parecerá mucho más rica gracias a estos palillos inteligentes que de momento no vas a poder comprar.

En un futuro podrías acabar utilizando palillos chinos inteligentes para ingerir comida asiática, y es que ahora investigadores japoneses han inventado una especie de palillos chinos que hacen que la comida sea mucho más sabrosa, y sin necesidad de que tengamos que echar mucha sal.

Y es que el japonés promedio consume más de 10 g de sal al día, prácticamente el doble de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, provocando con el paso del tiempo enfermedades relacionadas con el estilo de vida como hipertensión y trastornos renales crónicos.

Es por ello que investigadores de la Universidad de Meiji en Japón se han aliado con la compañía de alimentos y bebidas Kirin Holdings, para inventar una especie de palillos chinos que aumentan la producción de salinidad de los alimentos. Para ello estos palillos utilizan señales eléctricas para mejorar el sabor de los alimentos.

Crean unos cubiertos que hacen que la comida sea más sabrosa sin necesidad de añadirle sal

Kirin Holdings

Y es que los iones de cloruro de sodio confieren salinidad a los alimentos, mientras que los de glutamato de sodio confieren dulzura. Así que al enviar una carga eléctrica débil junto con la comida, los investigadores querían cambiar la percepción del sabor, a pesar de que los niveles de sal en la comida eran comparativamente más bajos.

Para ello desarrollaron estos palillos inteligentes capaces de entregar una carga débil y controlados por un mini ordenador que se encuentra en la pulsera del usuario.

Crean unos cubiertos que hacen que la comida sea más sabrosa sin necesidad de añadirle sal

Kirin Holdings

Investigadores explican a The Guardian que “el dispositivo ioniza el sodio en la comida, creando salinidad adicional, a pesar de que la cantidad total de sal en la comida es baja”.

Para probar que todo funciona a la perfección, reclutaron a 36 voluntarios y les dieron a probar alimentos que contarían con cantidades regulares de sal y cantidades reducidas de sal.

Curiosamente al comer con los palillos eléctricos, ambas muestras de alimentos se percibieron como igualmente sabrosas.

En conclusión, durante el estudio lograron una reducción de sal de un 30 % sin pérdida de sabor, con lo que estos palillos harán que nuestras comidas estén totalmente sabrosas sin necesidad de echar más sal de lo normal.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.