Skip to main content

Crean el primer sistema de encriptación inquebrantable, basado en la refracción de la luz

Fibra óptica

23/12/2019 - 09:42

Desde la Universidad de St Andrews han anunciado la creación de un sistema de encriptación que resulta inquebrantable a día de hoy. A pesar de la suspicacias que puede generar un comentario similar, ellos afirman que el almacenamiento de los datos en forma de luz que han desarrollado es absolutamente seguro.

La investigación realizada por los científicos de la universidad ha sido publicada en Nature bajo el título Perfect secrecy cryptography via mixing of chaotic waves in irreversible time-varying silicon chips y de momento no ha sido contestada ni puesta en duda. ¿Pero en qué se basa y cómo es un sistema similar?

El mecanismo de encriptación se basa en un chip diseñado para crear una clave única durante el envío de datos. Los datos se guardan como luz y atraviesan el chip que dobla y muta la luz para codificarla. Este sistema de codificación no parte de ningún código que se pueda prever, es mucho más complicado de lo que puede parecer.

La codificación entre los equipos que comparten información resulta teóricamente ilegible para intrusos por el sistema de encriptación usado. Pero para explicarlo de forma sencilla se pueden citar las palabras de Andrea Di Falco, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad St Andrews:

Es el equivalente a hablar con alguien usando dos vasos de papel unidos por una cuerda (...). Si aprieto los vasos al hablar, enmascaro el sonido, pero los vasos cada vez se arrugan de manera diferente para que nunca pueda ser pirateado. Esta nueva técnica es absolutamente inquebrantable".

La tecnología usa paquetes de ondas caóticas correlacionadas que pueden ser creadas por chips de silicio económicos y compatibles con CMOS. Según Fossbytes, el uso en el proceso de la segunda ley de la termodinámica y la sensibilidad exponencial pueden ser definitivas para resolver el problema global de la ciberseguridad.

Como siempre que se anuncia un sistema similar, ahora queda por ver su fiabilidad al ser analizado y confrontado con la realidad e investigar su posible implementación a equipos. Pero resulta llamativa la convicción con la que ha sido anunciado por parte de la universidad.