Skip to main content

La Universidad de Cambridge utiliza grafeno para multiplicar por 10 la capacidad de los discos duros

Disco duro externo abierto
Azamat -

Pexels

12/06/2021 - 08:00 | Actualizado 12/06/2021 - 12:44

Muchos ya quieren enterrarlo, pero el disco duro puede consolidarse como la solución masiva de almacenamiento definitiva, con una nueva tecnología para multiplicar por 10 su capacidad.

Es posible que en el interior de tu PC tengas un disco duro de 3 o 5 TB. ¿Qué te parecería convertirlo en un disco de 50 TB, sin aumentar significativamente el precio? Eso es lo que pretende la Universidad de Cambridge.

Junto con varios equipos internacionales de la India, Suiza, y Singapur, han creado un disco duro basado en el grafeno, con 10 veces más capacidad.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones del grafeno, ese material milagroso con todo tipo de propiedades mágicas: es fino como un átomo pero resistente como el acero, conductor, transparente, se autorepara, y muchas características más. Eso lo hace el candidato ideal para sustituir a un componente vital en los discos duros.

Hoy en día para las funciones principales de un ordenador se usan SSD, pero los discos duros siguen siendo muy utilizados por su gran capacidad, y bajo precio.

Se componen de una serie de platos con una cabeza magnética que graba y lee los datos mientras el disco gira a gran velocidad.

Estos platos magnéticos que contienen los datos poseen una capa de protección de carbono que los protege de los golpes y la corrosión.

My Book 6TB

My Book 6TB

Este disco duro externo de sobremesa llega a los 150 MB por segundo de velocidad. Sus 6TB permiten almacenar todo tipo de archivos, incluso videojuegos y películas,

Desde los años 90 la densidad de los datos se ha multiplicado por 4, y la capa de protección se ha reducido de los 12,5 a los 3 nanometros. Gracias a ello los discos duros actuales tiene una capacidad de 1 TB por pulgada cuadrada.

Lo que ha hecho la universidad de Cambridge es sustituir las capas de protección de carbono de los platos por capas de grafeno, mucho más finas, pero resistentes como el acero. No solo han superado todas las pruebas de dureza, sino que son hasta tres veces más eficientes con la corrosión.

Otra ventaja del grafeno es que también soporta temperaturas más altas, así que han podido utilizar la nueva tecnología HAMR, que permite aumentar la densidad de los discos duros grabando los datos en la capa magnética a una temperatura más alta.

El resultado es un disco duro de grafeno con 10 veces más capacidad, 10 TB por pulgada cuadrada, sin disminuir el rendimiento o la durabilidad, y sin aumentar significativamente el precio.

Aún no hay noticias de un uso comercial, pero no hay ninguna razón para que no se produzca. Así que es posible que, en poco tiempo, salgan al mercado discos duros de grafeno con una capacidad de 50, 80 o incluso 100 ó 120 TB...