Skip to main content

¿Es el Echo Input el sucesor lógico del Chromecast Audio de Google?

Amazon Echo Input

14/02/2019 - 14:12

¿Quieres convertir un altavoz normal en un altavoz conectado e inteligente? Hasta ahora la alternativa era usar un Chromecast Audio, pero ahora el Echo Input se presenta como el sucesor natural para transmitir audio desde tu móvil a cualquier altavoz.

Chromecast ha sido durante años uno de los dispositivos más importantes en el catálogo de Google, que ha vendido millones de estos pequeños dispositivos. Gracias a él se simplificó considerablemente la tarea de enviar contenido multimedia del móvil a cualquier pantalla y, lo mejor de todo, lo hacía por un precio realmente asequible.

Más tarde Google lanzó Chromecast Audio, un dispositivo que básicamente hacía lo mismo, pero convirtiendo cualquier altavoz o equipo estéreo en un dispositivo conectado al que podías enviarle música desde tu móvil de forma inalámbrica. Este viene a ser el resumen acerca de qué es Chromecast Audio.

La llegada de Chromecast Audio hizo posible conectar de forma sencilla los equipos más antiguos que no disponían de conexión Bluetooth, convirtiendo un viejo equipo de música en un moderno centro de entretenimiento en el que podías reproducir tus listas de éxitos de Spotify. Bastaba conectar el Chromecast Audio al equipo de audio mediante el conector jack de 3,5 mm, y vincularlo con el móvil del usuario para comenzar a usarlo.

Esa sencillez de uso, conectar y listo, es parte del secreto de su éxito durante todos los años que se mantuvo a la venta hasta que, hace poco menos de un mes, Google anunciaba de forma oficial que dejaba de vender Chromecast Audio en su tienda.

A rey muerto, rey puesto

La retirada de Chromecast Audio dejó un hueco en el mercado que Amazon, siempre atenta a las oportunidades de negocio no desaprovechó lanzando Echo Input, un producto que mantiene la misma esencia de Chromecast Audio, pero da un paso más allá acercando el concepto de conectividad Bluetooth para cualquier altavoz convencional hacia sus asistentes de voz.

Amazon Echo Input

Amazon Echo Input

El nuevo miembro de la familia Amazon Echo permite añadir Alexa a cualquier altavoz que tengas en casa. Se conecta con él a través del clásico cable de 3.5 mm, o mediante Bluetooth.

El pequeño dispositivo de Amazon solo necesita conectarse mediante un cable jack de 3,5 mm a cualquier altavoz analógico para convertirlo en un abrir y cerrar de ojos en un Amazon Echo con todas sus funciones de asistente de voz y conectividad que permiten los altavoces inteligentes de Amazon.

No es casualidad que Echo Input de Amazon tenga exactamente el mismo precio de venta que tenía el Chromecast Audio, unos 40 euros aproximadamente, ni que su forma de conectarse sea igual de sencilla que su homólogo de Google. Todo parece ser una maniobra perfectamente estudiada por parte de Amazon que ha calculado perfectamente los tiempos para presentar al Echo Input como el sucesor lógico de Chromecast Audio.

Cómo enseñarle a tus padres a usar los Amazon Echo

La principal ventaja que ofrece Echo Input es la incorporación de las funciones de asistente por voz. Estas funciones no solo cubren las necesidades básicas de transmisión de audio desde el móvil a dispositivos de sonido analógico o que carecían de conexión, sin que las amplían convirtiendo un viejo equipo de audio en un centro de control para las luces, enchufes o cualquier otro dispositivo inteligente.

Chromecast Audio

La estrategia de Google está claramente volcada en sus sistemas de altavoces inteligentes Google Home y Home mini, pero aquí ha perdido una ocasión de oro de mantener unos meses más en el mercado este Chromecast Audio, y presentar una versión mejorada con Google Assistant integrado en el I/O que Google celebrará en unos meses.

Retirando el Chromecast Audio del mercado sin tener un reemplazo para este producto, Google le ha dejado en bandeja a sus potenciales clientes a Amazon, que sí ha sabido aprovechar la ocasión y ha presentado a su Echo más modesto como un sustituto del Chromecast Audio muy superior en prestaciones, pero manteniendo el mismo precio.