Skip to main content

El experimento de El Salvador con Bitcoin se convierte en una auténtica pesadilla

El Salvador compra otros 150 bitcoins durante la caída de la criptodivisa y eleva su posesión total a 31 millones de dólares

Nayib Bukele, presidente de El Salvador.

Secretaria de Prensa de La Presidencia/Entrega via Reuters

13/05/2022 - 13:13

La situación en El Salvador es bastante crítica. Ahora que el mercado de las criptomonedas se está derrumbando, parece cada vez más complicado que El Salvador consiga realizar el próximo pago de sus bonos mediante el impago de su deuda nacional. 

Ya hemos visto que la fiebre del Bitcoin no es una cosa que se da sólo entre inversores y mineros, sino que también contagió a presidentes de país y naciones enteras, como le ocurrió a El Salvador el año pasado.

Destaquemos a la República Centroafricana (RCA) como segundo país de la historia en adoptar el Bitcoin como moneda nacional, tras la adopción de la criptomoneda por parte de El Salvador el año pasado.

Pues bien, el actual colapso que estamos viviendo con las criptomonedas y del que no se escapa ni si quiera bitcoin, está afectando, como no podría ser de otra forma, a estos países. Actualmente este país está en grave peligro de impago de su deuda con los financieros internacionales, según hemos podido saber por El País.

Consejos de Warren Buffett

La sorprendente cifra que pagaría Warren Buffett por hacerse con todo Bitcoin

Pese a la continuada lucha de Nayib Bukele, su presidente, por mantener una estabilidad financiera, (recordemos que adoptó el dólar en 2001 por este mismo motivo), la adopción ahora del bitcoin no ha tenido un efecto liberador en la economía del país.

Ahora que el mercado de las criptomonedas se está derrumbando, parece cada vez menos probable que El Salvador pueda realizar el próximo pago de sus bonos mediante el impago de su deuda nacional. Eso sería desastroso para la economía del país y la capacidad del gobierno para cumplir con las funciones básicas.

Pese a todo esto, Bukele sigue apostando por estas. Recientemente, el 9 de mayo, compró 500 bitcoins, que equivalen a unos 14 millones de euros.

A esto le sumamos que ese mismo día, el presidente tuiteó sobre los planes de construir una ciudad bitcoin al lado de un volcán, con fotos de él admirando su maqueta pintada de oro, como podéis ver en el tuit de arriba.

El pueblo, como no puede ser de otra forma, se le ha echado encima al ver como ante esta situación tan crítica, él tiene planes de ciencia ficción. Veremos qué ocurre finalmente, aunque no auguramos un buen futuro si la situación continúa así.

Y además