Skip to main content

La gran ventaja de los cepillos eléctricos para tu boca

cepillo electrico

Depositphotos

07/01/2021 - 07:30

Cada vez se utilizan más los cepillos eléctricos, pero ¿merece la pena el desembolso? ¿Son realmente útiles para dientes y encías?

Si algo se aprende con la edad es la necesidad de tener una correcta higiene en todos los aspectos. Lavarse los dientes puede ser algo tedioso en ocasiones, pero se debe coger el hábito y repetirlo las veces recomendadas cada día, aunque estés deseando irte a la cama. Sin embargo, puede existir la duda de si es necesario invertir en un cepillo eléctrico o si es mejor quedarse con el de toda la vida.

Debemos aclarar que, aunque en algunas ocasiones se han creado versiones eléctricas de elementos cotidianos que no aportan ninguna mejora, con los cepillos eléctricos sí se utiliza la tecnología para ayudar a la salud de dientes y encías.

Para empezar, al tener cepillo eléctrico e ir pasándolo diente a diente por sus distintos ángulos, se gasta más tiempo en la limpieza que con uno manual. La sensación que queda es más positiva porque se invierte más sin querer, a lo que se debe sumar el movimiento que realiza el cepillo y que también sirve para combatir algunos males.

Problemas como periodontitis, gingivitis, los sangrados o las caries se combaten mejor con los cepillos eléctricos por diversos motivos. El primero de ellos es que se realiza menos presión con estos dispositivos al tener sensores que evitan que se ejerza demasiada fuerza, algo que no ocurre con los cepillos cotidianos con los que el movimiento es mucho más violento.

Además, estos cepillos diluyen e inyectan la pasta de dientes con sus movimientos y combaten de este modo el sarro y la placa bacteriana por todos los ángulos de los dientes. Quitando a los niños más pequeños, es más recomendable usar un cepillo eléctrico en general, tal como informan los expertos a BBC.

Así que si estás pensándolo, puede que sea buena idea hacerse con uno. Es cierto que requiere de una mayor inversión, pero hoy día son cada vez más baratos y ayudan a combatir enfermedades que pueden volverse crónicas y muy problemáticas para la salud.