Skip to main content

El número de usuarios de WhatsApp ya asciende a 2.000 millones en todo el mundo

WhatsApp fiesta

Getty Images

12/02/2020 - 15:58

La aplicación de mensajería instantánea propiedad de Facebook alcanza un nuevo hito: WhatsApp ha anunciado que ya tiene 2.000 millones de usuarios activos en todo el mundo.

Sin lugar a dudas, comprar WhatsApp en 2014 fue un movimiento muy inteligente por parte de Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg supo ver el enorme potencial de la plataforma, que es la app de mensajería más utilizada en muchos países del mundo, y aunque pagó un buen dinero para adquirirla (16.000 millones de dólares, concretamente), su gran popularidad ha hecho que merezca la pena hacerse con ella.

Cuando Facebook compró WhatsApp en el año 2014, la plataforma tenía más de 400 millones de usuario y se trataba de la app de mensajería instantánea que había experimentado un crecimiento más rápido desde que llegó al mercado. Y es que, por aquel entonces, mientras que Skype tenía 52 millones de usuarios activos, Twitter 54 millones, Gmail 123 millones y la propia Facebook 145 millones, WhatsApp ya acumulaba 419 millones de usuarios activos. 

El crecimiento de WhatsApp no se ha detenido con los años, y la app de mensajería ha ido sumando cada vez más usuarios, demostrando que es un valor seguro. La última vez que la compañía compartió datos oficiales fue allá por el 2018, cuando Facebook comunicó que el número de usuarios activos de WhatsApp en todo el mundo ya era de 1.500 millones.

Desde entonces no habíamos vuelto a tener una actualización oficial de los datos de uso de WhatsApp, hasta hoy, cuando la compañía ha anunciado que los usuarios activos de la app ya ascienden a 2.000 millones de personas en todo el mundo.

En un comunicado que podemos leer en el blog oficial de la plataforma, WhatsApp saca pecho destacando su labor para conectar a las personas sin importar lo lejos que estén. Pero donde pone el acento en el esfuerzo que hace la compañía para garantizar la seguridad y privacidad de las comunicaciones, algo que es posible gracias al cifrado de extremo a extremo que llegó a la app en 2016.