Skip to main content

Este papel de pared inteligente multiplica por 10 la señal WiFi y dobla el ancho de banda

RFocus

MIT

09/02/2020 - 07:15

El WiFi cada vez funciona más rápido, pero el alcance de la señal sigue siendo un problema. Las interferencias provocadas por objetos, cristales, madera, otras señales, etc., reduce la distancia a la que podemos conectarnos. Se soluciona añadiendo repetidores y puntos de acceso WiFi, pero son caros y añaden latencia y otros problemas a la conexión. El Instituto Tecnológico de Massachussets pretende solucionar este problema con RFocus, un papel de pared inteligente que multiplica por 10 el alcance de la señal WiFi, y dobla su ancho de banda.

Miembros del Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT están desarrollando esta tecnología. Quizá parezca extraño porque es una labor de ingeniería, de hardware, en lugar de software. Pero la IA jugará un papel importante a la hora de controlar aspectos como la dirección de la señal WiFi.

¿Cómo funciona RFocus? Este papel de pared inteligente está formado por más de 3.000 antenas diminutas de baja intensidad que, o bien dejan pasar la señal, o la rebotan en cierta dirección.

Mejores routers

AVM Fritz!Box 7590

AVM Fritz!Box 7530 ofrece una gran mejora en la conectividad del hogar gracias a su sistema de doble banda y a la potencia de su sistema operativo . Permite habilitar servicios de red como VPN, NAS, etc. También cuenta con soporte para DECT.

Es importante darse cuenta de que estas antenas no se conectan a la red WiFi ni requieren ningún tipo de configuración. Esto hace que sean muy baratas, apenas unos céntimos cada antena, y requieren una mínima energía. De hecho solo hay que alimentarlas cuando el software cambia su estado para que la señal WiFi las traspase, o rebote en ellas.

En las pruebas que han llevado a cabo no solo el alcance de la señal WiFi se han multiplicado por 10 sin perder intensidad, sino que también se ha doblado el ancho de banda. Esto significa que además de poder conectarse desde una distancia mayor, también se dobla el número de dispositivos que pueden transmitir al mismo tiempo.

Lo mejor de todo es que las aplicaciones de este papel de pared inteligente no se limitan solo a amplificar la señal WiFi. Al tener 10 veces más alcance, los dispositivos pueden utilizar antenas 10 veces más pequeñas.

Esto abre las puertas al uso de conexión WiFi en dispositivos diminutos que hasta ahora no era posible, desde sensores de polución atmosférica a chips que pueden estar en nuestro propio cuerpo, o cientos de sensores en un almacén para controlar el inventario.

Pese a los buenos resultados obtenidos de momento está en fase experimental, y aún pasará bastante tiempo hasta que se obtenga una versión comercial.