Skip to main content

Esta pinza inspirada en el kirigami japonés podría ser el avance más importante para las manos robóticas

Pinza robótica

Universidad de Boston

16/05/2021 - 07:45

Investigadores han dado con la clave para inventar las pinzas robóticas más avanzadas del momento, y se han inspirado en un arte japonés.

Seguro que conoces el origami que es el arte del plegado del papel sin tijeras ni pegamento, pero quizás te suene menos el kirigami, que es muy parecido, pero es cuando hablamos de papel recortado. Pues bien, el kirigami es la última inspiración de la robótica para dotar de mayor precisión a los robots.

Anteriormente ya hemos hablado de distintos avances en las pinzas robóticas que permiten a los robots coger objetos con suma facilidad y delicadeza, pero quedan todavía muy lejos de lo que puede ofrecer la mano de un ser humano. Pues bien, ahora ingenieros de la Universidad de Boston se han inspirado en el antiguo arte del kirigami japonés para crear unas nuevas pinzas.

Para poder alcanzar esta precisión con sus nuevas pinzas, cortaron láminas de plástico en formas específicas y luego las doblaron de una manera concreta, transformándose así el plástico en una pinza que pueda recoger de forma segura objetos de varios tamaños, pesos, formas y fragilidad.

Esta técnica inspirada en el kirigami ha dado como resultado el desarrollo de estas pinzas que son tan pequeñas que pueden recoger un solo grano de arena, pero también lo suficientemente grandes como para poder coger con suma delicadeza una botella de agua.

Uno de los beneficios de estas estructuras es que un movimiento muy tosco puede resultar en un agarre bastante fino", dice Douglas Holmes, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Boston.

Estas pinzas flexibles están hechas de una especie de caparazón elástico delgado y flexible con forma de flor de cuatro pétalos y con un patrón de cortes lineales colocados como se vería en una creación típica del kirigami.

Esto da como resultado una celda escalable que puede doblarse en 3D para recoger objetos. Esta pinza puede funcionar solo o conectarse en serie para crear matrices de pinzas kirigami capaces de agarrar simultáneamente múltiples cosas delicadas e incluso resbaladizas.