Skip to main content

Teclado GBoard con forma de vaso de té perfecto para mantener las manos calientes

El vaso de Google

01/10/2021 - 14:35

Si tu sueño siempre ha sido calentarte las manos mientras escribes en el ordenador y bebes un poco de té, la gente de Google ha lanzado una solución perfecta que cualquiera puede montarse en casa.

Hay que aceptar que una de las cosas más incómodas de trabajar con el ordenador en invierno es el frio que se pasa en las manos. Poco a poco los dedos se van enfriando y al rato estamos frotándonos las manos para calentarlos.

Esto pasa en todos los despachos del mundo, y por muy alta que tengas la calefacción puesta en casa, así que no tiene solución. O sí, ya que Google tiene algo que proponernos.

En homenaje al día de los inocentes, que en el resto del mundo se llama April Fools y tiene lugar en el 1 de abril, no el 28 de diciembre como pasa en España, la compañía ha decidido convertir en realidad un concepto muy simpático que une teclado y taza de té.

Imagen del teclado en una mesa lleno de té

Con motivo del gran evento de la ceremonia del té japonesa que fue organizado por el regente y canciller Toyotomi Hideyoshi en el santuario Kitano Tenmangū de Kioto el primer día del décimo mes del año Tenshō 15 (1587), es decir el 1 de octubre, Google ha hecho público este proyecto.

Lo curioso es que más allá de hacer la broma de la taza/teclado, la empresa ha publicado en Github todas las instrucciones y planos para aquellos usuarios que tengan conocimiento de informática se puedan construir uno.

La taza de Google en construcción

Es decir, la broma ha pasado de ser un concepto a una realidad práctica. Aunque, por la forma que tiene la taza, escribir parece bastante complicado y solamente lo han desarrollado con el alfabeto japonés, así que los que usamos el clásico QWERTY nos quedamos con las ganas.

Las bromas del día de los inocentes de este tipo son las que de verdad merecen la pena, ya que más allá de la intención, se hacen proyectos que de otra forma sólo serían posibles en nuestros sueños más disparatados. Recordad, hoy toca beber té.

Y además