Logo Computerhoy.com

Una terapia consigue revertir, no frenar, el envejecimiento en ratones

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Ratón
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Una de las terapias más prometedoras que han aparecido en el ámbito de la investigación antienvejecimiento es un conjunto de moléculas conocidas como factores Yamanaka, usadas para rejuvenecer células envejecidas, activar la regeneración muscular y combatir el glaucoma.

Una investigación del Instituto Salk, en California, ha tratado de profundizar en estos casos de uso específico y a corto plazo.

Han demostrando cómo estas moléculas pueden revertir los signos de envejecimiento en ratones de mediana y avanzada edad, sin que se observen problemas de salud tras el tratamiento a largo plazo.

¿Qué son los factores Yamanaka? son un conjunto de cuatro moléculas de reprogramación que pueden restablecer el reloj molecular que se encuentra en las células del cuerpo. Lo hacen devolviendo a sus estados originales los marcadores epigenéticos, que evolucionan con el envejecimiento.

Este método se ha utilizado para volver a convertir células adultas en células madre, que luego pueden diferenciarse en distintos tipos de células. 

Los 10 alimentos recomendados para prevenir el envejecimiento, según los expertos

El equipo del Instituto Salk ya ha utilizado este método para revertir los signos de envejecimiento en ratones con una enfermedad de envejecimiento prematuro y mejorar la función de los tejidos del corazón y el cerebro.

Sin embargo, ya anteriormente, científicos de la Universidad de Stanford utilizaron esta técnica para dotar a ratones ancianos de la fuerza muscular de ratones más jóvenes.

El objetivo del nuevo estudio era investigar los efectos en animales sanos a medida que se acercaban a las últimas etapas de la vida, para determinar no sólo si realmente era beneficioso a nivel envejecimiento, sino también si provocaba algún efecto adverso para la salud.

Se inyectaron los factores Yamanaka a ratones de mediana edad, de 15 a 22 meses, lo que equivale a entre 50 y 70 años en los humanos, mientras que otro grupo fue tratado de 12 a 22 meses, lo que equivale a entre 35 y 70 años. 

Tiempo

Los ratones no sólo no mostraron cambios neurológicos o en las células sanguíneas, ni signos de cáncer, sino que en muchos aspectos se parecían a animales más jóvenes. Se observaron patrones epigenéticos típicos de los ratones más jóvenes en los riñones y la piel, mientras que las células de la piel se regeneraban más rápido.

A partir de aquí, los científicos planean investigar la influencia que los factores Yamanaka podrían tener sobre moléculas y genes específicos, y desarrollar nuevas formas de administrarlos. También pretenden estudiar la duración de los efectos de la terapia.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud