Skip to main content

Vulnerabilidades en el estándar WiFi podrían haber comprometido nuestra seguridad desde 1997

Router WiFi

Getty Images

13/05/2021 - 09:00

Un experto en seguridad afirma que existen una serie de vulnerabilidades en el estándar WiFi desde 1997.

Son muchas las preguntas que surgen con la noticia que está recorriendo los medios tras publicarse la exclusiva en The Record. Según se informa, el experto en seguridad Mathy Vanhoef ha detectado unas vulnerabilidades en el estándar WiFi que llevan con nosotros desde 1997 y han podido comprometer nuestra seguridad todo este tiempo.

Los bautizados como Frag Attacks son ataques que se podrían realizar a través de la red WiFi de una manera no demasiado complicada para robar información privada e incluso infectar ordenadores, móviles y cualquier otro dispositivo inteligente, como televisores o electrodomésticos. Según sus palabras, afecta a todos los estándares WiFi.

La falla de seguridad se encuentra en las mismas arquitecturas de funcionamiento y permiten romper los paquetes de datos de la señal y después recomponerlos con códigos maliciosos para infectar los dispositivos o robar información.

Según informan, en WiFi Alliance dan por buenos los descubrimientos realizados y están trabajando en parches para solucionarlos, aunque también afirman que la cantidad de dispositivos que pueden necesitar mejoras es muy vasta. De todas formas, parece que están siendo bastante cautos a la hora de informar sobre el tema.

Algunas de las vulnerabilidades parece que han sido solucionadas con parches en los últimos tiempos, pero no se sabe hasta qué punto han sido explotadas por parte de intrusos. De todas formas, como consejo básico que dan está el navegar en lo posible utilizando el protocolo HTTPS.

Como usuario poco más se puede hacer, solamente esperar a que vayan llegando los parches que se instalarán solos y solucionarán estos problemas. Seguramente con el paso de las semanas iremos sabiendo hasta qué punto ha podido comprometer la seguridad de todos durante estas décadas y por qué no se ha detectado antes.