Convierte tus imágenes a otros formatos

Con cierta frecuencia te encuentras en la situación de que dispones de la imagen adecuada para cierto trabajo, pero no está en el formato adecuado. Necesitas un JPG y tienes un PNG, o al revés. Muchos programas aceptan de todo, pero otros son más selectivos. Así que tienes que convertirla
Conversión de imágenes
Dificultad:
baja
Tiempo:
5 minutos

1: Consigue Sagethumbs

Lo primero que necesitas es el programa para realizar la conversión de imágenes. Aunque muchos visores de imágenes ofrecen esta función, es más sencillo emplear una extensión de Windows para ello. Así no tienes que abrir ningún programa primero. Basta con seleccionar los ficheros y realizar un doble clic. Una de las mejores extensiones de conversión gráfica es SageThumbs. Descárgatelo desde su web e instálalo.

Instalación Sagethumbs

2: Configura Sagethumbs

Lo primero que has de hacer es configurar las opciones de conversión. Esto, normalmente, sólo deberás hacerlo una vez. Haz clic con el botón derecho sobre una imagen cualquiera que tengas en el disco, aunque no quieras convertirla. Pulsa en Sagethumbs/Opciones de Sagethumbs.En el cuadro que se abre, elige las calidades de conversión (por ejemplo para JPG) y los demás detalles del programa. Luego haz clic en Ok.

Configuración Sagethumbs

3: Convierte tus fotos a otro formato

A partir de ahora ya puedes seleccionar una o más imágenes en el explorador de ficheros de Windows y, con un clic del botón derecho, aparecerá el menú contextual de Sagethumbs. Selecciona el formato que quieras, de entre los cuatro disponibles. Los originales no serán borrados y, además, en la misma carpeta aparecerán las nuevas imágenes, con el nuevo formato.

convertir fotos con sagethumbs