Skip to main content

¿Qué es Hype y cuál es su origen?

Qué es Hype

26/08/2018 - 09:00

Si usas las redes sociales y visitas a menudo foros o webs de videojuegos, cine o series, seguro que en más de una ocasión has escuchado expresiones del tipo: "¡Qué hype tengo!", "¡Me estoy hypeando!" o "¡Con esta serie nos quieren hypear a todos!".

Es uno más de las docenas de términos de Internet que se han introducido en el lenguaje cotidiano, como trending topic o tuit... 

¿Qué es Hype y cuál es su origen? Es un concepto más profundo de lo que parece y su origen es interesante, así que vamos a ver lo que descubrimos...

Hypeando

Hype significa, básicamente, emocionarse exageradamente por algo. Es un subidón de adrenalina, y lo más probable es que luego llegue el bajón.

Es uno de esos casos en los que la imaginación supera a la realidad, y luego nos damos el batacazo.

Cuando alguien dice "Me estoy hypeando con este juego" quieres decir que se está emocionando demasiado con él. También alguien puede hypearte a tí, una táctica que usa mucho la publicidad y el marketing. Si alguien dice "Nintendo nos está hypeando", es que está poniendo las expectativas de un juego demasiado altas, y luego quizá nos llevemos una decepcion (o no, a veces esas expectativas se cumplen).

El hype se usa mucho en el mundo de los videojuegos, el cine o las series, y a veces termina en tragedia. El marketing pone por las nubes las expectativas de un juego o una película, y luego cuando se estrena, decepciona.

Hypeándose a uno mismo

El hype más habitual es el que nos montamos nosotros mismos. Vemos un vídeo y algunas fotos de una película, una serie, un videojuego que nos gusta mucho, y se nos va la pinza. Empezamos a imaginar cómo serán los escenarios, como será la historia... Incluso nos inventamos el propio guión. Nos montamos nuestra propia película en la cabeza, y luego vienen los lloros y las lamentaciones porque ese juego o esa serie no se parecen en nada a lo que habíamos imaginado.

Hypeando

Hypearse a uno mismo es humano, y lo hacemos en todas las facetas de la vida: cuando iniciamos una relación, cuando compramos un nuevo televisor 4K con HDR por 300 euros y estamos convencidos de que se va a ver como uno de 2.000 euros...

Los mejores juegos gratis para descargar en Windows

Hypearse es inevitable, pero hay que intentar echar el freno de mano. Como más altas pongamos las expectativas, más dura será la caída si luego ese juego o esa serie no se parece a lo que habíamos imaginado...

Tres hypes trágicos para la Historia

Existe también un Hype planificado por el marketing y la publicidad. Se bombardea a los fans con fotos, vídeos, entrevistas (a veces ese contenido está manipulado y no se corresponde con la realidad) con la intención de crear un Hype alrededor de un videojuego o película, para crear expectación y subir las reservas y las ventas el primer día.

Hypeando

En otros casos el Hype se consigue justo con la técnica contraria: se muestra muy poca información y se genera un aura de secretismo alrededor del producto, que hace que aumente el deseo de saber más por parte de los fans.

El Hype casi nunca termina bien. Al final, suele volverse en contra de quien lo practica. Vamos a ver tres casos míticos de Hype que acabaron en tragedia.

Rise of the Robots

En 1993 se anunció un videojuego para el ordenador Commodore Amiga y para PC, que era una revolución gráfica. Uno de los primeros en usar gráficos renderizados en alta definición, con unas animaciones propias de una película de cine. Era un juego de lucha y se llamaba Rise of the Robots.

Supuestamente, usaba una "inteligencia artificial muy avanzada" en el comportamiento de los robots.

Mirage, sus creadores, dedicaron un año a elevar el Hype de los fans, lanzando videos, imágenes renderizadas en alta resolución (imposibles en los ordenadores domésticos salvo en estaciones de trabajo), y toda una serie de merchandising alrededor de un juego que aún no se había lanzado: desde una novela a juguetes y figuras.

Por desgracia, a sus creadores se les olvidó decir que el juego era, sencillamente, muy, muy malo... Gráficamente cumplía (aunque por debajo de lo mostrado), pero los gráficos renderizados y las animaciones se comían toda la memoria de los ordenadores de la epoca, y no quedaba espacio para el juego... Se convirtió en un mediocre título de lucha en donde podías ganar a todos los rivales simplemente usando la patada voladora... La supuesta IA avanzada no se veía por ningún lado. Aquí puedes ver un vídeo del juego:

El Hype creado por la campaña de marketing funcionó. Fue un éxito de ventas e incluso se porteó a las consolas SNES y Megadrive, pero la crítica lo machacó.

El Retorno de Star Wars

Otro Hype para el recuerdo que causó mucha polémica en su momento fue la película Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma, en el año 1999. 

Los meses antes del estreno, había una auténtica fiebre por Star Wars. En aquella época no se lanzaba una película al año, como ahora... 

El último filme de la saga, Star Wars Episodio VI: El retorno del Jedi, se había estrenado en 1983, 16 años antes, así que la expectación era máxima, la gente tenía ganas de Star Wars.

Era también el regreso a la dirección de George Lucas desde la primera, en 1977, y la exigencia era máxima para ver lo que Lucas podía hacer, después de más de 20 años sin dirigir.

La campaña de marketing también contribuyó a poner el Hype por las nubes, con posters e imágenes memorables del malo de la peli, Dark Maul, y unos trailers espectaculares:

La primera entrega de Star Wars en 16 años, la vuelta de George Lucas, la curiosidad por ver a Darth Vader de niño, los efectos especiales completamente digitales por primera vez en la saga... Había gente que pagaba 10 dólares para entrar en los cines a ver el trailer de La Amenaza Fantasma, y se salían porque la película que echaban después no les interesaba...

Las 11 mejores comedias o películas de risa que deberías ver

Pero llegó la fecha del estreno, el 19 de mayo de 1999, y ya sabemos lo que pasó. Jake Lloyd en el papel de Darth Vader niño no gustó a nadie, Dark Maul era un malo sin personalidad que solo tenía dos frases en toda la pelicula, el guión era aburrido y previsible, con demasiado politiqueo, y el bochornoso Jar Jar Binks se convirtió en objeto de las burlas de todo el mundo:

Star Wars

Es un claro ejemplo de que el Hype desmesurado puede acabar jugando en contra de aquellos que lo provocan.

No Man's Sky, un universo de expectativas

El caso de Hype descontrolado más reciente en el mundo de los videojuegos, lo tenemos con No Man's Sky. Su presentación, en 2014, ya fue algo fuera de lo común. Sony lo presentó como su juego estrella en la feria E3. Era la primera vez que un juego indie se presentaba como juego central por una gran compañía, nada menos que por Sony. También, uno de los escasos indie que iba a venderse a precio de juego AAA, 60 euros.

El video y las características del título dejaron con la boca abierta a todo el mundo. Un universo de billones de planetas creado desde el primero al último átomo, mediante técnicas procedurales. Podías recolectar, combatir, comerciar, volar de planeta en planeta... y jugar en modo multjugador.

Su creador, Sean Murray, se pasó más de un año concediendo entrevistas en donde hablaba y hablada de docenas de características, que no aparecieron en el lanzamiento del juego. Era el nuevo Peter Molyneux reencarnado. Lo que mostraron en el primer trailer dos años antes, no se parecía en nada a lo que ofrecía el juego en el lanzamiento, en 2016:

El tan deseado multijugador, no aparecía por ninguna parte. La jugabilidad era muy sencilla y repetitiva. Habia pocas cosas para hacer. Y gráficamente, mas que planetas parecían desiertos...

El Hype, una vez más, demostró su eficacia: No Man's Sky vendió millones en PC y PS4, principalmente gracias a las reservas. Pero la crítica lo destrozó.

Sean Murray y su equipo se encerraron dos años en su estudio, sin dar ni una explicación, mejorando el juego. Tras tres o cuatro grandes actualizaciones que añaden infinidad de contenido, desde construcción de bases a gestión de naves comerciales, vehículos terrestres, infinidad de mejoras en el sistema de recolección de materiales, No Man's Sky fue acercándose a esa primera versión prometida. Hace unas semanas se estrenó No Man's Sky NEXT, con el ansiado multijugador. Dos años después, tenemos el juego que nos prometieron:

¿De dónde viene el término Hype?

Hype es una palabra tomada del idioma inglés, de forma literal. Ellos también la usan para lo mismo. Proviene de hyperbole (hipérbole), una figura retórica que consiste en aumentar de forma exagerada lo que se expresa. Un perfecto ejemplo de la cultura popular en armonía con el diccionario.

El término se ha vuelto tan popular que la Fundéu BBVA puso en marcha hace unos meses una encuesta (aún activa), para buscar una traducción a este anglicismo:

La propia Fundéu aconseja traducirlo como Expectación, Sobreexpectación, Hiperexpectación, o con la coloquial bombo (en el sentido "dar bombo a algo"). Incluso la adaptación al castellano haip. Si decidimos seguir usando la versión anglosajona, nos recuerda que en escritos serios hay que escribirla en cursiva.

Hypeando

Hemos visto qué es Hype y cuál es su origen. Si te ha gustado el artículo, quizá nos animemos a seguir explicando otros términos anglosajones que se emplean en tecnología.

Tags:

#sync

Ver ahora: