Skip to main content

La verdad sobre el estándar militar MIL-STD 810G en los móviles

Estándar MIL-STD 810G

19/01/2020 - 08:30

Hoy en día está de moda que los móviles lleven diferentes protecciones contra el agua, el polvo, y los golpes. Una de ellas es el estándar militar MIL-STD-810G. Mucha gente cree que esto convierte su móvil es una herramienta invencible, capaz de sobrevivir a una guerra. Pero nada más lejos de la realidad. ¿Qué significa realmente que un móvil supere la certificación MIL-STD-810G? ¿Es puro marketing, o realmente aporta algo de valor a los smartphones? Vamos a descubrirlo.

El mercado de los móviles es un mercado ultracompetitivo. Para que sea rentable es necesario que los usuarios renueven el móvil con frecuencia. Antes era sencillo porque los smartphones eran lentos y tenían pocas funciones, así que bastaba con sacar modelos más potentes, o con novedades como una mejor cámara, lector de huellas y similar, para animar a la gente a renovar su terminal. Pero ahora los móviles son potentes, fiables y muy baratos, y pueden durar varios años. Y aquí es donde el marketing entra en juego.

Antes de que los teléfonos móviles se llamaran smartphones, cuando solo servían para llamar y enviar mensajes, eran ultra resistentes. Una auténtica roca. Podías dejar caer al suelo un Nokia 3310 e incluso lanzarlo contra la pared, y no le pasaba nada. Pero entonces llegaron las pantallas táctiles, las carcasas ultrafinas de aluminio y cristal, y el móvil se convirtió en una pieza delicada de diseño.

Sony fue la primera que vió el negocio en el concepto de añadir protección contra el agua y el polvo a los smartphones modernos. De repente los móviles se convertían en sumergibles a varios metros de profundidad, pese a que es probable que nunca en tu vida lleves el móvil encima mientras nadas en la piscina o la playa.

Los móviles comenzaron a usar protecciones contra el agua y el polvo que se utilizan en multitud de dispositivos: IP65, IP68, etc. Pero entonces a alguien se le ocurrió incluir también la certificación militar MIL-STD 810G. Es una jugada de marketing inteligente. Que tu móvil supere una certificación militar suena muy bien. Pero no lo hace indestructible. Vamos a ver qué significa este estándar, y si realmente aporta algo a un móvil que vamos a usar en casa o en el trabajo, no en la guerra...

Índice de contenidos

Entendiendo la protección IP

Hoy en día muchos móviles tienen protección IP contra el agua y el polvo.

La protección IP o Ingress Protection (Protección contra la penetración de objetos en un material), es un estándar que la industria de materiales utiliza para reflejar cuándo un determinado dispositivo deja traspasar a su interior una determinada sustancia o material.

Existen diferentes grados de protección IP a diferentes materiales, definidos por dos números. El primero hace referencia a la protección frente a objetos sólidos, y el segundo frente a agua. Así, por ejemplo, si un móvil tiene protección IP68, significa que tiene protección 6 contra objetos sólidos (tierra o polvo) y protección 8 contra líquidos. Existen unas tablas que indican lo que significan estos números. Puedes consultarlas en esta tarjeta:

Un móvil con IP68 es sumergible entre 1,5 y 3 metros, según el fabricante, pero eso no significa que lo dejes caer en la piscina y te aguante hasta el día siguiente... Normalmente solo aguantan 30 minutos sumergidos, a partir de ahí comenzará a entrar agua.

Además, que un móvil supere el grado 8 de protección no implica que supere el grado 6 o 7... Puede ser sumergible, pero no aguantar los chorros de agua... Son cosas que explicamos en el artículo anterior.

Vemos, por tanto, que la protección IP protege contra líquidos y contra ciertos sólidos, como el polvo. ¿Pero qué pasa con el barro? ¿Y las temperaturas extremas? ¿Y los golpes?

Para cubrir estas contingencias los móviles convencionales comenzaron a incorporar la certificación militar MIL-STD 810G. LG fue una de las primeras compañías en utilizarla. Al igual que Sony con la protección IP, buscaba una diferenciación en sus smartphones para mejorar las ventas.

Vamos a ver qué significa que un móvil tenga este tipo de protección.

¿Qué necesita el móvil de un soldado?

Como es lógico, los militares también usan móviles para comunicarse. Por su seguridad suelen utilizar smartphones específicamente diseñados para ellos, que funcionan en sus propias redes militares de comunicación.

Estándar MIL-STD 810G

La actividad militar suele llevarse a cabo al aire libre, en condiciones adversas en donde es frecuente enfrentarse a altas o bajas temperaturas, barro, nieve, cambios de presión si se viaja en avión, etc. Por eso los móviles militares tienen unas protección extra contra los elementos, que se regulan en la certificación militar MIL-STD 810G.

Este estándar se estrenó en 1962 con el nombre de MIL-STD 810. Cubre diferentes tipos de test y objetivos, y no solo se refiere a los dispositivos móviles militares, sino también a la equipación e incluso los vehículos y armas. Evalúa desde la fiabilidad de los aviones de combate, a la resistencia de las costuras de los uniformes militares.

Portátil militar

La especificación MIL-STD-810 se ha ido ampliando con los años, a medida que ha cambiado la tecnología. En los años 60 no había móviles, por ejemplo. EN 1964 se presentó la revisión A, en 1967 la B, etc. La más usada por los móviles es la penúltima revisión, la G, es decir, MIL-STD 810G, que se aprobó en 2008. Pero hace unos meses ya se estrenó la H, así que pronto veremos móviles con certificación MIL-STD-810H.

Las pruebas para superar la certificación MIL-STD 810G

Esta certificación engloba un total de 29 test de resistencia y durabilidad, que puedes consultar aquí.  Son 800 páginas con la descripción de las pruebas. Estos test cubren aspectos tan diversos como caídas, temperaturas, agua y polvo, pero también disparos de bala, ácidos y presión, entre otros.

El primer dato que hay que saber es que ningún dispositivo supera los 29 test, porque hay alguno muy específico. Por ejemplo, el test 528.1 se usa para evaluar las vibraciones de equipo naútico. Por tanto no se aplica a los móviles.

Listen to "Episodio #15: WiFi 6 - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" on Spreaker.

Otra cosa que no nos cuentan los fabricantes de móviles es que basta con superar solo uno de los 29 test para obtener la certificación MIL-STD-810. La mayoría de los smartphones, tablets y dispositivos similares  solo se someten a uno o varios de estos test.

En la mayoría de las pruebas no hay valores establecidos. Es decir, no dicen cual debe ser la temperatura más alta o más baja, por ejemplo. Solo que deben ser las temperaturas extremas que se dan en la Naturaleza. Así que unos fabricantes toman como referencia 20 grados bajo cero, por ejemplo, y otros llegan a los 30 grados bajo cero.

Estos son los valores indicados por la certificación, o que usan algunos fabricantes de móviles:

Nombre del test Descripción Pruebas
500.5 Altitud a baja presión Hasta 4750 metros (15.000 pies)
501.5 Altas temperaturas Entre 30 y 60 grados centígrados
502.5 Bajas temperaturas Entre 21 y 33 grados centígrados bajo cero
503.5 Cambio brusco de temperatura Diferentes cambios de temperatura en pocos segundos
506.5 Lluvia El agua está a 10 grados más baja que el móvil,  el viento deja caer gotas durante 30 minutos. Otro test implica que el agua caiga sobre el móvil durante 15 minutos
507.5 Humedad Exponer el móvil a condiciones de humedad que se dan al aire libre (hasta el 95% de humedad)
510.5 Polvo y arena Se echa sobre el móvil partículas de polvo y arena con un grosor de 150 micras o más, a una velocidad de entre 8,9 y 29 metros por segundo, durante seis horas. Se hacen también test más cortos a más temperatura
512.5 Inmersión El móvil se calienta a una temperatura entre 10 y 27 grados mayor que el agua, y se sumerge 30 minutos a un metro de profundidad
514.6 Vibración Complejos test que cubren 83 páginas, que someten al móvil a diferentes tipos de vibración
516.6 Golpes 24 caídas desde una altura de 112 centímetros, cambiando el lado del móvil que golpea el suelo

Otros test adicionales que usan algunas marcas son el de radiación solar (3 días al sol) y el de la sal (varios días cubierto de sal).

La verdad sobre la certificación en los smartphones

Como hemos visto, los smartphones solo superan ciertos test bastante convencionales. Que un móvil sea MIL-STD-810G no implica que resista un disparo con bala. Ni siquiera que resista caídas de más de metro y medio. En el caso de agua equivale a IP67, pero no llega a IP68.

Existen muchos móviles que superan el estándar MIL-STD-810, pero esa certificación puede ser muy diferente en uno u otro.

Como hemos dicho, basta con superar uno solo de los test para presumir de certificación. A lo mejor cierto móvil aguanta los 55 grados y ya es MIL-STD-810, pero falla a bajas temperaturas, o no soporta los golpes.

Estándar MIL-STD 810G

Por tanto si damos importancia a este estándar a la hora de comprar un móvil, debemos comprobar en la web del fabricante cuántos test de certificación ha superado. No es lo mismo un móvil con solo un test, que otro con diez.

Otra cuestión importante es que no existe un organismo que revise las pruebas. El ejército de Estados Unidos no comprueba si cierto móvil supera ciertos test, para otorgarle la certificación. Solo evalúan los dispositivos que ellos usan, no los que se venden a los civiles. En otras palabras, cada fabricante haces sus pruebas y si superan el estándar lo meten en las especificaciones, pero nadie las revisa.

Además unos fabricantes son más rigurosos con otros. Algunos hacen sus propios (y no especificados test), y otros se los encargan a empresas expertas en certificación. 

Se supone que los fabricantes no mienten, y cualquier usuario puede reclamarles las pruebas de que han superado los test que afirman superar. Pero tiene más valor si estos test los ha llevado a cabo una compañía experta en el tema, y no el propio fabricante.

Estándar MIL-STD 810G

Por tanto, la certificación MIL-STD-810 es válida en los móviles, siempre que se específique qué pruebas han superado. Que un móvil presuma de que supera el estándar MIL-STD-810 no quiere decir nada, por sí solo. Como hemos visto, basta con pasar un único test y fallar en el resto, para presumir de certificación. Y en el caso de la inmersión en el agua, está por debajo de IP68.

No solo móviles

La certificación militar no solo la llevan los smartphones. Otros muchos dispositivos portátiles que se usan al aire libre también pueden incluir el sello MIL-STD 810G. Por ejemplo:

  • PC portátiles
  • Tablets
  • Fundas para móviles
  • Relojes inteligentes
  • Pulseras de actividad
  • Chronómetros
  • Etc

Hay que tener las mismas precauciones que con los móviles, y comprobar qué test superan y cuáles no, según la utilidad que les vayamos a dar.

Esperamos que con este reportaje tengas más claro qué significa la certificación en MIL-STD-810, para que no intenten colártela con un producto que no está protegido como pensabas.