Skip to main content

Huawei Mate XS 2, lo hemos probado: NO se nota el pliegue

Mate XS2

23/05/2022 - 11:34

Mucha gente piensa que siempre queremos tener lo que no podemos y es algo que quedó patente con el nacimiento de los móviles con pantalla plegable. La gente se quejaba del pliegue de la pantalla y es algo que Huawei ha solucionado con su Mate XS 2.

Tras la presentación que tuvo lugar la semana pasada pudimos probar algunas unidades, con el típico cable de seguridad en la zona de demos y nuestra impresión fue muy buena.

Estamos hablando de uno de los móviles plegables formato libro, del estilo de Samsung Fold pero con la pantalla plegable por fuera, más delgados del mercado. De hecho tiene un peso muy ajustado para montar una pantalla desplegada de 7,8 pulgadas y más si vemos su predecesor el Mate XS.

En parte es gracias al uso de plástico en lugar de otros materiales más pesados. La parte trasera una vez desplegado es de un plástico con textura y eso hace que se recorten unos preciados gramos hasta el punto de pesar lo mismo que el iPhone 13 Pro Max con una carcasa.

En términos de diseño estamos ante un terminal que monta una pantalla plegable que queda por la parte exterior y que podemos usar parte como pantalla principal y una vez lo abrimos al pulsar un botón queda desplegada como gran pantalla que nos permite una experiencia inmersiva a una o varias aplicaciones.

Algo en lo que Huawei ha hecho mucho hincapié es en su nuevo sistema de doble bisagra que, según su presentación, evita la creación del tradicional pliegue en la zona donde la pantalla se dobla cuando cerramos el terminal. Ahora bien, ¿se nota algo?

VIDEO

Huawei Mate XS 2, el smartphone plegable sin pliegue en pantalla

HUAWEI MATE XS 2
Dimensiones y pesoDesplegado: 156,1 x 139,3 x 5,4-11,1 mm | Plegado: 156,1 x 75,5 x 11,1 mm | 255 g
PantallaOLED 7,8" desplegado (2.489 x 2.200 px) | 6,5" plegado (1.176 x 2.480 px) | 120 Hz | HDR
ProcesadorSnapdragon 888 4G | GPU Adreno 660
RAM8 GB LPDDR5
Almacenamiento512 GB | Soporte NMcard
Cámaras traserasPrincipal: 50 Mpx f/1.8 | Gran angular: 13 Mpx f/2.2 |Telefoto 3X: 8 Mpx f/2.4 OIS
Cámara frontal10,7 Mpx f/2.2
ConectividadDual 4G | Wi-Fi 6 dual | Bluetooth 5.2 | NFC
Batería4.600 mAh | Carga rápida 66 W
SoftwareEMUI 12
Precio1.999 euros

¿Se nota el pliegue de la pantalla a simple vista?

Lo que la gente pone sobre la mesa cuando hablamos de un móvil plegable y muchos lo catalogan como problema endémico es la zona del pliegue de la pantalla, que se nota a simple vista. Desde mi punto de vista, un móvil que tiene pantalla plegable deja claro en el nombre lo que es y la tecnología que integra.

Normalmente no pedimos en el mercado unas pilas recargables que no carguen, un sistema de sonido Dolby que no ofrezca sonido envolvente o un coche eléctrico que no use electricidad. Pero sí que pedimos el oximoron de un móvil plegable que no se note que sea plegable.

Aquí es donde Huawei ha puesto toda la carne en el asador y, según nuestra experiencia, se ha convertido en la primera marca en conseguirlo. 

La pantalla una vez desplegada no luce esa pequeña ondulación que hemos visto en las familias Galaxy Fold, Flip, Motorola Razr, Oppo N y los predecesores Mate X y Xs de Huawei, entre otros.

Doble bisagra Mate Xs 2

¿Cómo lo han logrado? Este móvil integra un sistema de doble bisagra con el que se consigue dar apoyo a esa zona de pliegue una vez abrimos el móvil. 

No se consigue un apoyo pleno, pero sí un doble apoyo que consigue tensar esa zona de la pantalla lo suficiente como para que no se vea ni un poco a simple vista incluso en ángulos muy pronunciados.

VIDEO

Pliegue pantalla plegable Huawei Mate XS 2

De hecho, es algo que remarcamos en los análisis de los primeros plegables que pasaron por nuestro laboratorio, la zona del pliegue se nota si no miras el móvil de manera perpendicular y es algo que en el uso diario acabas obviando.

Con Mate XS 2 no notas a simple vista el pliegue, pero sí es algo que se nota con el tacto ya que notas cómo hay tres zonas diferenciadas de pantalla, la parte izquierda, una pequeña zona de apoyo, la zona de pliegue, otra pequeña zona de apoyo y la parte derecha.

Es decir, lo que era una zona ondulada ahora se nota, al tacto, como dos zonas con más soporte, que son las que ayudan a conseguir dar la tensión a la zona del pliegue.

Especificaciones top para lo que se permite a Huawei integrar en móviles

Aquí estamos ante un terminal móvil plegable con el hardware puntero que puede montar la compañía debido al veto con Qualcomm y chips 5G.

Es por ello que el móvil utiliza el Snapdragon 888 4G, es decir, el chip más potente del año pasado pero sin módem 5G integrado. Una generación por detrás de los móviles top actuales que ya montan Snapdragon 8 Gen1 y ya está de camino su sucesor el Snapdragon 8+ Gen1.

Snapdragon 888 - mate xs 2

El funcionamiento durante nuestro corta toma de contacto con el móvil atado con el cable de seguridad en Milán ha sido bueno, y no era de esperar lo contrario ya que cuenta con 8 GB de RAM y con el chip más potente de Qualcomm de la generación anterior que hemos probado en móviles como Oppo X3 Pro o Xiaomi 11T Pro, entre otros.

Es impresionante ver cómo en un móvil cuyo grosor desplegado es tan pequeño hayan conseguido integrar una batería de 4.600 mAh y con soporte de carga rápida 66 W.

Tendremos que esperar a probarla para ver si con esa capacidad es capaz de cubrir las necesidades de un usuario medio con un uso alto de la pantalla en modo 7,8 pulgadas, es decir, desplegada.

Esta pantalla tiene soporte HDR y ofrece una resolución desplegada 7,8" de 2.480 x 2.200 px con una densidad de 424 ppp. Además la frecuencia de refresco de la misma es variable y puede llegar hasta 120 Hz, lo que da ese plus de fluidez que tanto llama la atención.

Llega con EMUI 12.0.1 y los servicios HMS de Huawei por lo que seguimos en el mismo caso que con cualquier móvil Huawei hoy día.

Precio algo elevado para los hándicaps que trae consigo el Huawei Mate XS 2

Si nos paramos a echar un ojo al diseño del Mate XS 2 hay que destacar el gran esfuerzo por agradar al gran público para eliminar ese pliegue en la pantalla. De hecho es la primera marca en lograrlo, al menos de manera tan efectiva.

Nos queda pendiente el usarlo durante un par de semanas para ver cómo se comporta en el día a día y si, con el uso, esa sensación inicial visual de ser completamente plana pierde fuelle o no.

Tenemos que tener en cuenta también las limitaciones hardware que tiene para ser un móvil de 1.999 euros. No queremos decir que no sea un móvil capaz o muy potente, pero sí que podemos afirmar que para ser de los más caros del mercado no usa el procesador más potente y, además, no tiene conectividad 5G.

Mate XS 2

La sensación en mano del terminal es buena, de hecho es quizá más ligero de lo que cabría esperar y también se agradece.

No queremos volver a ahondar en la carencia de servicios Google, algo común en todos los terminales de Huawei, por lo que aquí vemos otro pequeño problema para la gran mayoría de usuarios Android.

No nos gusta juzgar un móvil antes de utilizarlo, pero con estas primeras impresiones nos quedamos con un sabor algo agridulce y más sabiendo que es un móvil que rondará los 2.000 euros. Cuesta justificar ese precio incluso antes de haberlo analizado a fondo.

Y además