Probamos Inbox, en vídeo el nuevo gestor de correo Google

Se plantea como uno de las formas más cómodas de gestionar el correo, pero también como una de las más intrusivas. Gmail ya ha dejado de disimular, y admite abiertamente que lee nuestros correos, hasta el punto de clasificarlos como una secretaria virtual. Nosotros ya hemos probado el nuevo Inbox de Google, y te contamos cómo se utiliza.

En primer lugar, si fuisteis de los que borrasteis las pestañas de “Social” y “Promociones” del Gmail tradicional, os espera una sorpresa. Las pestañas cotraatacan, y se han traído refuerzos. De hecho, básicamente esa es una de las principales funciones de Inbox: leer nuestros correos y clasificarlos con categorías, agruparlos de modo que  se pueda acceder fácilmente a cada tipo de contenido sin dejarnos el dedo en scroll.

¿Quieres saber más sobre Google Inbox?

Así, lo único que tenemos que tener claro es el tipo de categoría en la que Google ha tenido a bien colocar nuestros mensajes, tener siempre a mano donde están los recordatorios, el botón de acceso rápido a redactar correos a los usuarios más frecuentes, así como la previsualización de los correos. 

Previsualización que, por cierto, está bastante más clara que en la aplicación de Gmail también desde la barra de notificaciones. La verdad es que no hay mucho motivo de queja y facilita bastante la vida, por muy intrusivo que resulte.