Radiografía de la lenta muerte del universo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Estudian 200.000 galaxias para trazar la lenta muerte del universo

Malas noticias desde el espacio: el universo se muere lentamente. O a esa conclusión ha llegado al menos un equipo internacional de astrónomos después de estudiar más de 200.000 galaxias al confirmar que la energía generada en esa zona examinada del universo es la mitad de la producida hace 2.000 millones de años, y el proceso continúa.

El estudio, presentado en la XXIX Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU) en Honolulu (Estados Unidos), revelan el grado en el que aparantemente el cosmos está perdiendo fuerza, algo que podría ayudar a comprender mejor cómo se forman y evolucionan las galaxias.

Los científicos han tenido noticias desde la década de los noventa de que el universo genera menos luz en nuestros días que hace millones de años: las galaxias más antiguas en el pasado generaban estrellas en unos niveles mucho más elevados de lo que lo hacen hoy.

Ya disponible en Blu-Ray Cosmos: Una odisea en el espacio-tiempo

Hasta ahora los científicos habían registrado el descenso de la luz ultravioleta, pero el estudio presentado en Honolulu es una especie radiografía de la lenta muerte del universo que confirma la tendencia en hasta 21 longitudes de onda, desde la ultravioleta hasta el infrarrojo lejano.

Muerte del universoAspecto de una galaxia en diferentes longitudes de onda / Fuente GAMA-ESO/ICRAR

"Tenemos tres indicadores diferentes: la producción total de energía, la velocidad a la que se están fusionando las galaxias y la tasa de formación de estrellas. Los tres nos dicen que el universo están en declive", explica Simon Driver, director del proyecto GAMA a cargo del estudio.

Para llegar a estas conclusiones se han utilizado algunos de los telecopios más potentes del mundo, como VISTA y VST del Observatorio Europeo Austral (ESO) o dos telecopios espaciales en órbita de la NASA. 

"Básicamente, el universo se ha sentado en el sofá, se ha tapado con una manta y está a punto de dar una cabezada para echarse una siesta eterna", resume Driver.

Eso sí, la lenta muerte del universo es un problema relativo -en todos los sentidos- ya que el cosmos tiene unos 13.800 millones de años de vida y su período de letargo se extenderá, posiblemente, eternamente. 

[Fuente: The Guardian / Foto: NASA]