Análisis del Samsung Galaxy A5: ¿más que una cara bonita?

Lo mejor

  • Diseño elegante, ligero y delgado
  • Contraste y gamut de pantalla
  • Conectividad 4G
  • Memoria ampliable

Lo peor

  • Precio de salida muy elevado
  • Pantalla sin resolución Full HD
  • Brillo de pantalla mejorable
  • Batería no reemplazable
  • Fotografías con ruido apreciable
Galaxy A5

Galaxy A5 Samsung

Nota de análisis

61
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.4.4
    Tamaño 5.0 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 2300 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Diseño y rendimiento a prueba

El Samsung Galaxy A5 es la nueva estrella de la marca en la gama media. Sigue la estela de los últimos lanzamientos del fabricante como el Galaxy Alpha y el Galaxy Note 4, con una carcasa de aluminio de líneas rectas y un cuerpo en formato barra muy estilizado.

Samsung Galaxy A5

Pero una cara bonita no lo es todo: ¿cómo responde en el día a día? ¿Cuál es su rendimiento? Si quieres conocer las respuestas a éstas y otras muchas preguntas, sigue leyendo. Aquí tienes el análisis más completo del Samsung Galaxy A5, la última incorporación a la familia Galaxy. 

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Lifestyle)ver las 13 fotos

Un precio poco rompedor

Le pese a quien le pese, hay que reconocer que el precio del nuevo Samsung Galaxy A5, aunque interesante, no es para nada rompedor. En pocas palabras, no es su principal atractivo.

No obstante, el Galaxy A5 está muy bien resuelto para ser un equipo de gama media: presenta un diseño perfecto y un acabado de alta calidad, componentes tecnológicos que están a la altura de lo esperado en su categoría y el tamaño de pantalla más demandado por los usuarios actualmente, 5 pulgadas.

Además, a diferencia de su precursor el Samsung Galaxy Alpha, en esta ocasión la memoria es ampliable mediante tarjetas microSD.

 Galaxy Alpha

Galaxy Alpha Samsung

Nota de análisis

82
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.4.4
    Tamaño 4.7 pulgadas
    Resolución 1280 x 720
    Cámaras 12.0/2.1 mpx
    Capacidad 1860 mAh
    Memoria Interna 32 GB
  • Análisis (82)

    Samsung pone en juego el Galaxy Alpha, con diseño premium y el largamente demandado acabado metálico. Pero ¿qué tal en prestaciones? ¿Será capaz de plantarle cara en este análisis al nuevo iPhone 6, su más directo rival? Lo hemos analizado y te contamos nuestras conclusiones.

Ahora bien, en la misma línea que éste, la batería del Galaxy A5 no es reempazable por parte de un usuario inexperto y, por lo general, se deberá acudir al servicio técnico en caso de necesitar sustituirla (se antoja más realista, como veremos más adelante, el cambio por un terminal nuevo en caso de estar en garantía).

El precio oficial del Samsung Galaxy A5 asciende a 399 €, aunque es posible encontrarlo en portales de Internet, como Amazon, a precios que rondan los 350 €, más o menos.

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Producto)ver las 40 fotos
Cuerpo de metal, tacto suave y agradable

Hasta el último modelo de la serie Galaxy S, el Galaxy S5, y hasta el premiado Note 3, todos los terminales que Samsung ha lanzado durante años han mantenido en lo más alto al fabricante por ser verdaderos purasangres a nivel de rendimiento. Ahora bien, todos y cada uno de ellos estaban encerrados en cuerpos plásticos, muy criticados por profesionales y usuarios. Algo fallaba en el diseño.

Samsung Galaxy A5Samsung Galaxy A5 - Samsung Galaxy Alpha

Así, con conocimiento de causa, los de Samsung se liaron la manta la cabeza el año pasado y con el Galaxy Alpha le dieron la vuelta a la tortilla, apostando por un terminal con marco de metal y dando un paso de gigante en pro de acercarse un poco más a los acabados demandados por los consumidores y que otros fabricantes (léase Apple o HTC) ya estaban ofertando.

Samsung Galaxy A5Samsung Galaxy A5 - Apple iPhone 6

Ahora, con el Galaxy A5, Samsung da un paso más con un smartphone de cuerpo ultraestilizado acabado totalmente de aluminio y disponible en cuatro colores: negro, blanco, oro y plata.

Samsung Galaxy A5

Pero no todo es tan bonito como parece y durante el análisis del Samsung Galaxy A5 nos hemos encontrado con alguna que otra sorpresa. Si quieres descubrir todos sus secretos, sigue leyendo.

Muy chic, pero más grueso de lo esperado

La primera impresión al tener en las manos el nuevo Samsung Galaxy A5 es que es uno de los más elegantes presentados por la marca surcoreana hasta el momento. Parece que en Samsung han dado con la tecla correcta.

Ningún Galaxy antes –bueno, el Alpha sí– ha sido tan delgado, ligero para un tamaño de pantalla tal como la de este A5 y con un acabado mate agradable y suave al tacto pese a ser de frío aluminio.

Samsung Galaxy A5

De hecho, Samsung ha prescindido por completo del plástico en la propia estructura (eso sí, cuenta con un recubrimiento antihuellas) y, a diferencia de sus competidores el Galaxy Alpha y el iPhone 6, incorpora una ranura para tarjetas de memoria en el lateral del terminal, junto a la bandeja para la tarjeta microSIM.

Samsung Galaxy A5

Pero todo sea dicho, sí, es más delgado que el iPhone 6 (por 0,2 mm), pero éste le supera en potencia y, sobre todo, en rendimiento de la cámara de fotos.

 iPhone 6

iPhone 6 Apple

Amazondesde 829,00VER OFERTAS

Nota de análisis

90
  • Especificaciones

    Sistema operativo IOS 8
    Tamaño 4.7 pulgadas
    Resolución 1334 x 750
    Cámaras 8.0/1.2 mpx
    Capacidad 1810 mAh
    Memoria Interna 16 GB, 64 GB, 128 GB
  • Análisis (90)

    Idolatrado por unos, odiado por otros, el iPhone 6 no dejará indiferente a nadie. En apariencia, las novedades más significativas se limitan a un nuevo diseño para dar cabida a una pantalla más grande, y poco más. Por suerte, la experiencia nos dice que un iPhone siempre esconde muchas sorpresas...

En cuanto a peso se refiere, el cuerpo de metal del Samsung Galaxy A5 apenas penaliza el total e, incluso, es 6 g más ligero que el iPhone 6.

Con todo y como hemos dicho, es delgado, pero no mejora lo ya conseguido por su antecesor el Galaxy Alpha. De haberlo hecho más fino, Samsung se habría desmarcado frente a sus competidores mejorando su diseño más plano hasta el momento. Toca esperar...

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Producto)ver las 24 fotos

Galaxy A5: buen rendimiento, navegación mejorable

Esta unidad cuenta con un procesador de gama media de Qualcomm, un Snapdragon 410 de cuatro núcleos a 1,2 GHz, y una GPU Adreno 306. La memoria RAM asciende a 2 GB.

Samsung Galaxy A5

En el laboratorio el Samsung Galaxy A5 ha sido capaz de convencer con un rendimiento aceptable al enfrentarse a benchmark sintéticos (sin perder de vista que es un terminal de gama media), pero lo cierto es que los resultados obtenidos quedan lejos de los de su hermano el Galaxy Alpha, no sólo en gráficos en pantalla (con la misma resolución), sino también en test de estrés que atacan directamente el procesador.

BenchmarkSamsung Galaxy AlphaSamsung Galaxy A5
Geekbench 3.3.1 (Multinúcleo / 1 núcleo)3.029 / 9351.451 / 472
Basemark OS II 1.0.11 / X 1.1 Medium488 / 10.788586 / 4.006
GFXBench 3.0.28 T-Rex - Onscreen / Manhattan - Onscreen1.344 / 707533,2 / 244,9
3DMark Ice Storm / Ice Storm Extreme / Ice Storm Unlimited10.512 / 6.536 / 17.1235.260 / 2.636 / 4.381
AnTuTu Benchmark 5.6.148.45921.361
 

Ahora bien, pese a dar la talla en la gama de terminales en la que encaja, el rendimiento del Samsung Galaxy A5 no fue capaz de mantener el ritmo en cuanto a la navegación por Internet se refiere (medido con PCMark) aunque, eso sí, con el navegador preinstalado por defecto la navegación es fluida.

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Benchmark)ver las 27 fotos

La pantalla, un display con claroscuros

En comparación con el A3 (el 'peque' de la nueva gama, con 4,5"), que presenta una pantalla con resolución 540 x 960, la pantalla del Samsung Galaxy A5 de 5 pulgadas asciende a 720 x 1.280, un valor más adecuado a los tiempos que corren.

Samsung Galaxy A5

Se trata de un display Super AMOLED táctil capacitivo de 5” que ofrece los buenos resultados a los que nos tienen acostumbrados desde la marca: colores brillantes, alto contraste, imágenes nítidas. De hecho, todas estas impresiones fueron confirmadas posteriormente en laboratorio.

Gamut de color: espacio sRGB - Samsung Galaxy A5Gamut de color: espacio sRGB - Samsung Galaxy A5

El ratio de contraste es de 1.711,29:1, un valor que era de esperar y que nada tiene que envidiar al de otros teléfonos inteligentes de gama superior que montan paneles AMOLED. El brillo, sin embargo, no es tan destacable, con 290,92 cd/m2, lejos de las 389 cd/m2 del Note 4 y de las 422 cd/m2 del iPhone 6.

Samsung Galaxy A5Ampliación matriz Pentile sobre blanco / negro - blanco

El panel, como es habitual en Samsung, presenta una distribución de matriz Pentile que permite al Galaxy A5 mostrar imágenes de colores vivos y contrastadas pero que, como es habitual, tienden a tonalidades azuladas y verdosas. Eso sí, la pureza del color negro es incuestionable.

La cámara de fotos del Galaxy A5

En la exigente prueba de laboratorio, la cámara del Samsung Galaxy A5, de 13 megapíxeles de resolución, sólo fue capaz de alcanzar un aprobado, quedando lejos de los resultados de sus hermanos mayores. Los niveles de ruido por encima de lo esperado y la nitidez, le restan enteros en este apartado.

Samsung Galaxy A5

El tiempo de disparo asciende a 0,12 segundos con un tiempo de almacenamiento medio en memoria de 0,65 segundos, valores razonables.

Samsung Galaxy A5

La cámara frontal, por su parte, alcanza los nada desdeñables 5 megapíxeles, pero la calidad de imagen no destaca. Como ya hemos dicho muchas veces, no todo son los megapíxeles y en la cámara frontal del Samsung Galaxy A5 queda patente una vez más.

En cuanto a grabación de vídeos se refiere, se conforma con una resolución 1.920 x 1.080 (16:9) a 30 fps. No es capaz de grabar 4K.

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Cámara)ver las 13 fotos
Cuerpo robusto y ensamblaje perfecto

La carcasa del Samsung Galaxy A5 se presenta en un bloque de aluminio firmemente ensamblado que aporta resistencia al terminal al tiempo que ofrece un tacto agradable al mantenerlo en la mano.

Ahora bien, la gran desventaja de este diseño es que la batería no se puede cambiar de forma sencilla e, incluso, resulta extremadamente complicado abrir el terminal y nos encontramos con que los distintos componentes internos están firmemente pegados a la carcasa.

Samsung Galaxy A5

Por esta razón y llegados a este punto, se hace harto complicado y poco recomendable intentar cambiar la batería, ya no sólo por el tiempo que hay que invertir en el proceso, sino también porque, a buen seguro, el reensamblaje final del Galaxy A5 no será perfecto y las distintas partes del terminal y la pantalla no encajarán bien, dejando incómodas y antiestéticas holguras.

Samsung Galaxy A5

En este sentido, el diseño del iPhone 6 está mucho más estudiado, con distintos tornillos para acoplar las piezas que hacen más sencillo el cambio de batería en talleres especializados y locutorios.

Samsung Galaxy A5

Así, tras dos años de uso continuado y como es habitual en cualquier terminal, la batería del Galaxy A5 empezará a perder rendimiento. Al alcanzar los tres años, habrá que acudir al servicio técnico oficial para que hagan un cambio de ésta con garantía (habrá que ver si lo incluyen entre sus servicios) o, llegado el caso, deshacerse del terminal. Es lo que se llama, obsolescencia programada.

Galería de fotosSamsung Galaxy A5 (Despiece)ver las 8 fotos
Batería y autonomía de uso

En cuanto autonomía de la batería se refiere, el Samsung Galaxy A5 no sale mal parado. Con 8 h y 37 m, mantiene un uso continuo más allá, con una sola carga, que el iPhone 6 (7 h y 41 m), pero menos que el Galaxy S5 (10 h y 28 m).

Samsung Galaxy A5

El valor conseguido es muy similar al del Galaxy Alpha, si bien este último tiene una batería más pequeña (1.860 mAh frente a 2.300 mAh) y, todo sea dicho, un procesador Exynos menos hambriento en cuanto a requerimientos de energía se refiere que el procesador Snapdragon 410 de este Galaxy A5.

Samsung Galaxy A5

Conectividad dentro de lo esperado

El A5 domina la conectividad 4G y es capaz de trabajar a velocidades de hasta 150 Mbps. En áreas sin cobertura, gestiona la conectividad bajo el estándar HSPA+ y puede realizar conexiones a hasta 42,2 Mbps.

Si hablamos de conectividad WiFi, el terminal cuenta con un módulo doble banda (2,4 y 5 GHz) que gestiona las conexiones bajo el estándar 802.11n. Durante las pruebas de laboratorio, y con dos paredes de por medio, el Samsung Galaxy A5 logró trasferencias sostenidas a una tasa de alrededor de 30 Mbps.

Almacenamiento optimizado pero mejorable

Como ya hemos comentado anteriormente, es de agradecer que, en esta ocasión y pese a presentar un formato barra unibody, en Samsung sí se han ‘acordado’ de incorporar una ranura de tarjetas de memoria microSDXC que permite ampliar la capacidad de almacenamiento con hasta 128 GB extras.

Samsung Galaxy A5

Parece que el despiste cometido con el Galaxy Alpha está superado y que en Samsung aprenden de sus propios errores. Todo un acierto dado que los 16 GB de almacenamiento de Samsung Galaxy A5 (11,22 GB accesibles de fábrica para el usuario) se antojan justos en los tiempos que corren.

Conclusión: ¿merece la pena el Galaxy A5?

No voy a ser yo quien lo niegue: el Galaxy A5 es un excelente terminal y se mueve con soltura en la gama media. Además, parece que en Samsung por fin han dado con la tecla y poco o nada se le puede recriminar en cuanto a diseño y materiales se refiere. ¡Chapó!

Samsung Galaxy A5

Tomando como referencia la pantalla del Galaxy Alpha, la mejora es cuestionable ya que aunque suma 0,3” más al tamaño de ésta, con la misma resolución de 720 x 1.280 pierde densidad de píxel (294 ppp frente a 312 ppp del Alpha).

La batería del Samsung Galaxy A5 también es de mayor capacidad sin que el peso se vea perjudicado aunque, en la práctica, la autonomía de ésta alcanza valores similares a la del Alpha.

La posibilidad de ampliar la memoria mediante tarjetas microSD sí es otro punto a su favor, así como la resolución de 5 megapíxeles de la cámara frontal que, aunque mostró resultados de laboratorio mejorables en cuanto a definición y ruido, es perfecta para selfies.

Galaxy A5

Galaxy A5 Samsung

Nota de análisis

61

Pero no todo son buenas noticias. Si seguimos comparándolo con el Galaxy Alpha, pierde el sensor de pulsaciones de la parte posterior, recomendable para las funciones fitness cada vez más demandadas; el escáner de huellas integrado en el botón 'Home'; el sensor iR; y la conectividad 802.11ac.

Además, el perfecto ensamblaje que, a priori pueda parecer una de las características de Samsung Galaxy A5 más ventajosas, a la larga es un gran problema para aquellos usuarios que extienden la vida útil de sus terminales más allá de los dos o tres años.

En cuanto al precio se refiere tampoco acompaña, y los 399 € que hay que desembolsar para hacerse con uno en el mercado libre, es un cifra algo elevada para un terminal de su categoría. Además, por si fuera poco, está enfocado al público más joven y menos pudiente que verán con mejores ojos otras ofertas venidas de oriente.

Así, la apuesta y salida del terminal a través de operadores va a ser el balón de oxigeno que necesita para llegar al gran público. Y es que aunque es un terminal realmente interesante, en cuanto a relación calidad/precio el Samsung Galaxy A5 tiene mucho que mejorar, incluso si se compara con otros terminales de la propia marca.

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware55/10
  • Software66/10
  • Cámara55/10
  • Batería77/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio66/10