iMac con pantalla Retina 5K, el análisis más completo

iMac con pantalla retina 5k

Lo mejor

  • Pantalla de gran calidad y resolución 5K
  • Diseño y ergonomía de excelente factura
  • Rendimiento por encima de la media 

Lo peor

  • El precio está a la altura de la exclusividad del equipo 
  • El procesador no usa tecnología Hyperthreading
  • El disco duro no se puede ampliar de un modo "doméstico"

Nota de análisis

90

Características y Ficha Técnica

Marca:
Apple
Modelo:
iMac 27 con pantalla Retina 5K
Tipo:
All In One
Dimensiones:
51,6 x 65 x 20,3 cm
Peso:
9,54 Kg
Fecha de lanzamiento:
Jueves, 16 Octubre 2014
Sistema operativo:
Max OS X 10.10.1 Yosemite
Tamaño pantalla:
27''
Resolución de pantalla:
5.120 x 2.880
Procesador:
Intel Core i5-4690, 3,5 GHz, 4 núcleos (Haswell)
Memoria RAM:
8 GB DDR3 a 1.600 MHz Hynix SO-DIMM
Cámara frontal:
FaceTime HD
Tarjeta gráfica:
AMD Radeon R9 M290X con 2 GB de memoria GDDR5
Disco duro:
Apple Fusion Drive 1 TB (HDD 1 TB + SSD 128 GB)
Conectividad inalámbrica / redes:
Gigabit Ethernet / 802.11 a/b/g/n/ac / Bluetooth 4.0
Conectores de datos / A/V:
4 USB 3.0 / 2 Thuderbolt, 1 x lector de tarjetas SD Card
Tarjeta de red / inalámbrica:
Broadcom 802.11ac Network Adapter
Precio de lanzamiento:
€ 2629.00

Pruebas de Rendimiento

PCMark 7:
3.484
La pantalla, protagonista absoluta

Apple sigue siendo una de las compañías capaces de dar el primer paso a la hora de introducir elementos innovadores en sus gamas de productos, y este iMac con pantalla Retina 5K no podía ser menos, o cuando menos, ser la primera en usar tecnologías avanzadas o disruptivas.

Ya sucedió en el pasado cuando integraba procesadores de Intel de nueva generación antes que otros fabricantes, conectividad Thunderbolt, o introduciendo soluciones creativas como Fusion Drive para el almacenamiento. Sin olvidar el uso de tecnologías de diseño industrial punteras en el trabajo con materiales como el aluminio. 

Apple iMac 27'' con pantalla Retina 5KEl acabado del iMac 27'' es exquisito

En este caso, con el iMac con pantalla Retina 5K de 27", Apple extiende el concepto 'Retina' a los ordenadores de sobremesa. A diferencia de los smartphones o tabletas, la distancia de visualización en un equipo como este es mayor, por lo que no es necesario trabajar con densidades de píxeles tan elevadas como en los dispositivos móviles, pero aún así, usando una calculadora de dpi observamos que la densidad la pantalla retina 5K es de 217 puntos por pulgada.

Para hacernos una idea, la experiencia de visualización es similar a la de publicaciones en papel de alta calidad de impresión. De todos modos, no solo se trata de densidad de píxeles, sino también de espacio de trabajo para aplicaciones, como veremos más adelante.

Galería de fotosiMac pantalla Retina 5Kver las 7 fotos

Sin novedad en el hardware

Las novedades introducidas en el resto del hardware del iMac con pantalla Retina 5K de 27'' no son tan relevantes como en el caso de la pantalla, por lo que tendremos bastantes similitudes con lo observado en el análisis del anterior modelo de esta gama de Apple. El procesador sigue siendo un Intel Haswell, concretamente un Core i5-4690 de cuatro núcleos (físicos y lógicos)  junto con  8 GB de memoria DDR3 y disco duro Fusion Drive (un híbrido entre disco duro tradicional HDD y un disco SSD).

Lo que sí ha cambiado es la tarjeta gráfica, que pasa a ser una AMD Radeon R9 M290X frente a una NVIDIA GeForce GTX 775M en el modelo anterior. Dependiendo del presupuesto que tengamos, es posible elegir procesador Core i7 en vez de Core i5, así como almacenamiento puramente flash para el disco o 32 GB de RAM, aunque el precio para la configuración más potente sube hasta los 4.598€. 

Conexiones en el Apple iMac 27'' con pantalla Retina 5KConexiones en el Apple iMac 27'' con pantalla Retina 5K

En cuanto a las conexiones, dispone de las habituales en un Apple iMac, con USB 3.0, Thunderbolt 2.0, Gigabit Ethertnet y ranura para tarjetas SD Card SDXC. En cuanto a las inalámbricas, WiFi 802.11ac, así como Bluetooth 4.0 dejan poco margen para mejorar a día de hoy. 

El conjunto el iMac con pantalla Retina 5K es un equipo equilibrado, con un rendimiento elevado a pesar de que elementos como el procesador no son especialmente potentes comparado con otras propuestas dentro del repertorio de Intel.

Sin ir más lejos, carece de Hyperthreading, aunque sí que cuenta con elementos diferenciales como la tecnología Fusion Drive, que hace que el rendimiento aparente del disco de 1 TB sea equivalente al de un SSD gracias al cacheo dinámico en una unidad SSD de 128 GB. A modo de referencia, un disco SSD de 1 TB de los más recientes, cuesta unos 400 €. 

Ranura para ampliación de la memoria RAMAcceso a los módulos de memoria RAM

Las ampliaciones posibles de cara al usuario se reducen a una: la memoria RAM. Con cuatro ranuras SO-DIMM, dos de ellas están ocupadas por sendos módulos de 4 GB DDR3 1.600. La ampliación se realiza a través de un acceso en la parte posterior, y es muy recomendable que todo aquel que quiera más memoria afronte esta actualización por cuenta propia en vez de comprar la memoria preinstalada.

Unboxing iMac con pantalla retina 5K

Las políticas de precio del iMac con pantalla Retina 5K para el capítulo de las actualizaciones están por encima de los precios de mercado de los componentes, y en un caso como el que nos ocupa, pasar de 8 GB a 16 GB usando dos módulos DDR3 de 4 GB supone una inversión de unos 85 € frente a los 200 € que cuesta esta ampliación en el modelo con 16 GB comprado directamente en la tienda de Apple.

El análisis es algo más complejo, ya que en tienda, Apple usa dos módulos de 8 GB en vez de cuantro de 4 GB. Aún así, si quisiéramos añadir dos módulos más de 8 GB de RAM nos costarían unos 140 € y además acabaríamos con una cantidad de RAM total de 24 GB. 

Diseño y ergonomía

A pesar de que no es algo nuevo, lo cierto es que el diseño del iMac con pantalla Retina 5K es único en su categoría. El diseño industrial pasa por emplear técnicas de fabricación avanzadas al servicio de una estética y una funcionalidad con pocos competidores en el mercado, si es que hay alguno.

Puede que no guste, o puede que su punto de precio sea más elevado que el de otros equipos con especificaciones similares (que lo es). Pero Apple juega la baza de la exclusividad y la elige a base de introducir elementos precisamente eso: exclusivos.

La caja donde viene el iMac con pantalla Retina 5K es enorme, pero el iMac en sí mismo puede cogerse con una mano y cabe en un espacio mínimo. Sólo se necesita un cable para ponerse a trabajar con él (el de alimentación), y todo el proceso de puesta a punto del sistema se realiza de un modo extremadamente limpio y fluido. 

El tratamiento anti reflejos elimina prácticamente todo lo eliminable

Detalles como el tratamiento anti reflejos de la pantalla están sumamente cuidado para maximizar la ergonomía. En la foto superior se muestra el reflejo de la luz directa del flash LED de un iPhone sobre la pantalla del iMac Retina 5K. El impacto visual es mínimo. No es la única pantalla con tratamiento anti reflejos, pero esta lo hace muy bien y permite que la ubicación del equipo no esté condicionada a los reflejos de los puntos de luz de la casa o la oficina.

Por otro lado, la regulación de la inclinación se hace de un modo cómodo pero firme y el nivel de ruido del equipo se reduce al mínimo gracias a la buena refrigeración del conjunto, así como a un uso reducido del disco duro magnético gracias a la tecnología Fusion Drive.

Rendimiento

En las pruebas de rendimiento del iMac con pantalla Retina 5K, los resultados obtenidos corroboran lo esperado a partir del hardware integrado. Son resultados correctos para sus características técnicas, con una CPU que arroja un rendimiento adecuado para afrontar todo tipo de tareas, incluyendo la autoría multimedia para trabajos que no demanden una productividad profesional.

Además, el disco con tecnología Fusion Drive, permite trabajar con un nivel de rendimiento similar al de un SSD. Las velocidades medidas fueron de 612 MB/s para lectura y de 312 MB/s para escritura, unas 6 veces mejor y 3 veces mejor que los resultados obtenidos con discos convencionales. Estos son los resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento:

 Un núcleoMulti núcleo
Cinebench R11.51,626,11
Cinebench R15144506
Kribibench-4,15
Geekbench 3 32 bits3.1139.511
PC Mark 8-3.484
FireStrike Extreme-2.215 

El apartado más modesto es el del rendimiento gráfico del  iMac con pantalla Retina 5K para juegos si lo que se busca es un uso específico para gaming. Aunque para aplicaciones de productividad, se trata de un hardware gráfico que permite mover la resolución 5K sin problemas.

Resultado de rendimiento gráfico en 3DMark

Como se puede observar, los resultados están en una zona por debajo de la media, pero se trata de una circunstancia que sólo importa si lo que buscas es un equipo para jugar a un nivel alto. Para usos convencionales como equipo para trabajar, e incluso para una autoría multimedia en escenarios domésticos, entusiastas o semi profesionales es un equipo adecuado.

La pantalla Retina 5K

Este apartado está dedicado especialmente a la pantalla, que es la auténtica razón de ser de este iMac con pantalla Retina 5K más allá de las escasas mejoras y cambios en otros apartados tecnológicos. Las tecnologías empleadas por Apple en el diseño de la pantalla no dejan fisura alguna a tenor del resultado.

La matriz RGB de esta pantalla es extremadamente densa

Fabricada por LG, la pantalla usa tecnología Oxide TFT con mejoras que permiten optimizar la visualización de los píxeles en apartados como el contraste o la alineación de los mismos. Además, para manejar este número de píxeles se usan dos conexiones DisplayPort 1.2 gestionadas por el chip encargado de temporizar la pantalla. Este controlador tiene un ancho de banda de 40 Gbits/s, que duplica el de modelos anteriores.

Escritorio con resolución nativa

De este modo, Apple puede gestionar nada menos que 5.120 x 2.880 píxeles en el iMac con pantalla Retina 5K. Además, a la vista del comportamiento bajo un sistema Windows 10 On the Go, parece que se necesita que el sistema configure la tarjeta gráfica a nivel de controladores, ya que en Windows 10 la máxima resolución mostrada en la configuración de pantalla era de 3.840 x 2.160 píxeles, que correspoden a una conexión DisplayPort sencilla.

La resolución bajo un sistema Windows se quedó en 3.840 x 2.160

Para usar la resolución nativa es necesario instalar una aplicación que permita eludir los modos de pantalla originales de Apple, que optan por configurar resoluciones optimizadas para una experiencia de visualización donde el texto no se "vea pequeño". Pero en la práctica, la gracia de este equipo es precisamente poder usar todos los píxeles, tal y como se ve en la captura de pantalla más arriba donde cabe prácticamente de todo y a la vez.

Nuestra opinión

Apple tiene en este iMac con pantalla Retina 5K un producto único en el mercado. El precio es una variable que no es fácil de encajar para muchos usuarios, pero si buscas un equipo que en un espacio mínimo tenga una pantalla capaz de manejar 14,7 millones de píxeles, tienes pocas alternativas. Lo que se consigue a cambio de esta inversión, es una solución tecnológica perfecta para trabajar en escenarios multitarea, consumo de contenidos multimedia, autoría multimeda o productividad.

El rendimiento no es el mismo que el de una estación de trabajo, pero está por encima de la media gracias a tecnologías como Fusion Drive para el disco duro.

El acabado es impecable en todos los aspectos, tales como la ergonomía o el diseño industrial, con una estética elegante donde el aluminio y sus formas están al servicio del ahorro de espacio. Poder mover con una mano un equipo como este es un logro complicado de conseguir con soluciones tradicionales.

Sin ir más lejos, con soluciones alrededor de monitores múltiples se pueden conseguir espacios de trabajo con un número de píxeles equivalente al de la pantalla Retina 5K del nuevo iMac, pero hay que lidiar con más cables, así como mucho más espacio. 

Sólo se necesita el cable de alimentación para ponerse a trabajar con el equipo. El sistema operativo Mac OS X 10.10 Yosemite aprovecha el hardware del iMac con pantalla Retina 5K un modo óptimo, y además incluye aplicaciones de productividad como Pages, Numbers, Keynote, GarageBand, iPhoto o iMovie sin coste adicional.

Y por si fuera poco, para usuarios entusiastas o con ganas de exprimir al máximo su inversión, usando un sistema Windows To Go es posible arrancar en un entorno Windows, que gracias a los controladores disponibles para Bootcamp tiene acceso a la práctica totalidad del hardware a falta de explorar el motivo por el que la máxima resolución configurable en Windows era de 3.840 x 2.160 píxeles en vez de los 5.120 x 2.880 nativos. 

El precio del iMac con pantalla Retina 5K parte de los 2.629 euros en su configuración más "básica" con procesador Intel Core i5, 8 GB de RAM DDR3, gráfica Radeon R9 M290X de AMD con 2 GB de memoria GDDR5 y disco Fusion Drive de 1 TB.

Funciones y características
9
Rendimiento y fluidez
8
Pantalla
10
Tarjeta gráfica
7
Software
9
Calidad / precio
7
Diseño
9