Skip to main content

Razer Phone, análisis y opinión

razer phone análisis opinión

Jakub Motyka

22/04/2018 - 10:57

Probamos el Razer Phone, un móvil hecho por y para jugones que se presenta como una seria alternativa para todo aquel al que un Galaxy S9 o un Huawei P20 se le quede corto a la hora de pasar horas y horas jugando en el teléfono.

Lo más puntero que existe en cuanto a experiencia multimedia

Si hay una palabra que defina el Razer Phone, esa es "multimedia". Todo en este móvil gira alrededor de su apartado multimedia: desde su pantalla, que puede presumir de ser la primera pantalla de un móvil que alcanza los 120Hz (ahora hablaremos mucho más a fondo de ello), hasta sus altavoces, que ya os adelantamos que con su tecnología de Dolby Atmos ofrecen una experiencia de sonido sin igual. Pero todo esto tiene un precio, claro está: 749 euros.

Razer Phone, el móvil hecho para gamers

El Razer Phone es un móvil aspiracional. Es al mercado de la telefonía móvil lo que un superdeportivo representa en el mercado de los coches: un producto de lujo que llama la atención allí por donde pasa, pero que por muchos motivos (no solamente el precio) está fuera del alcance de la gran mayoría de las personas. Ese símil del superdeportivo define muy bien al Razer Phone, el que la propia marca presenta como "el teléfono para juegos": es una declaración de intenciones que deja poco lugar a las dudas.

Razer es una empresa estadounidense enfocada al cien por cien al mundo gaming, y es más que de sobra conocida entre los jugadores por todo su catálogo de periféricos para el PC. Ahora, tras la compra de Nextbit (allá a comienzos del pasado año 2017) se han aventurado a lanzar al mercado un móvil para jugones. En este análisis te vamos a contar qué nos ha parecido en nuestra opinión después de haberlo probado a fondo.

  Razer Phone
Pantalla 5,7" Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles)
Procesador Snapdragon 835
Memoria y RAM 64 + 8 GB
Cámara 12 + 12 megapíxeles
Batería 4.000 mAh
Precio 749 euros

En especificaciones técnicas, no hay nada que el Razer Phone tenga que envidiar a un Samsung Galaxy S9 o un LG V30: incorpora un procesador Snapdragon 835, 8 GB de RAM, una doble cámara principal de 12 megapíxeles, 4.000 mAh de batería... es un gama alta en toda regla. Pero salta a la vista que este teléfono ni se ha subido al carro de los 18:9 ni mucho menos le ha otorgado tanta importancia al diseño como sí hacen las alternativas de la competencia. Y es por un motivo.

El móvil para jugones

¿Qué tiene de gaming este móvil de Razer? La pantalla, que alcanza una resolución Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles), tiene HDR y sobre todo alcanza una tasa de refresco de 120Hz; el sonido, que tiene Dolby Atmos y certificación de THX; el diseño, que facilita el agarre para jugar en horizontal; y la batería, que con esa capacidad da para estar jugando todo el día sin mirar siquiera cuánta autonomía nos queda.

Ahora que ya conocemos un poco mejor todo lo que ofrece este teléfono, es el momento de que entremos de lleno en el análisis del Razer Phone para ver de qué es capaz este smartphone en una prueba a fondo después de haber estado utilizándolo durante mucho tiempo.

Pero el diseño es el que es

Razer Phone, análisis y opinión

Partimos de la base de que el Razer Phone no ha venido para competir de tú a tú en términos de diseño contra el Galaxy S9 de Samsung o el Huawei P20. El diseño es un apartado prácticamente secundario en este móvil, al menos si se mira desde el punto de vista del público normal y corriente: ni es el móvil más delgado de su categoría (tiene sus buenos ocho milímetros de grosor) ni tampoco es el que mejor aprovecha el frontal de su diseño (la pantalla ocupa poco más del 72% del frontal). Pero, pese a todo, es un móvil muy diferente al resto.

Detalle de la pantalla del Razer Phone

El Razer Phone tiene un diseño más práctico que estético. Las pantallas de 18:9 que han inundado el mercado de los móviles quedan muy bien a primera vista, pero no hay ni punto de comparación respecto a una pantalla de 16:9 cuando de hacer un uso exigente del móvil se trata. Especialmente si hablamos de utilizarlo en horizontal, que es para lo que está diseñado este móvil de Razer.

Los generosos marcos de pantalla que encontramos en el frontal de este móvil tienen dos ventajas: primero, permiten albergar unos altavoces estéreo de los que hablaremos más adelante; y segundo, el agarre del teléfono se hace mucho más cómodo a la hora de jugar en horizontal. Y para eso está hecho este móvil, para jugar.

Detalle del diseño del Razer Phone

Por todo lo demás, es un móvil que trae detalles tan curiosos como que el lector de huellas está ubicado en el lateral derecho (dentro del botón de Encendido, a lo Sony Xperia), mientras que los botones de volumen están representados por unas teclas circulares integradas en el lateral izquierdo. Abajo, lo que tenemos es la salida USB de Tipo-C. Y, paradójicamente, siendo un teléfono diseñado para jugar resulta que no tiene salida de auriculares. Un punto negativo para Razer (en la caja viene un adaptador minijack-USB C).

El Razer Phone es un móvil grande, y eso se acaba notando en la experiencia del día a día. Tened en cuenta que sus dimensiones no están tan alejadas de un phablet como el mismo Note 8 (de hecho, en este caso hablamos de un teléfono que tiene incluso mucha más anchura), de forma que tienes que estar acostumbrado a los móviles grandes como para que este terminal te sea cómodo de utilizar.

  Razer Phone Galaxy S9 iPhone X Huawei P20
Alto x ancho 158,5 x 77,7 mm 147,7 x 68,7 mm 143,6 x 70,9 mm 149,1 x 70,8 mm
Grosor 8 mm 8,5 mm 7,7 mm 7,7 mm
Peso 197 gramos 163 gramos 174 gramos 165 gramos

Lo que sí cabe destacar es que, incluso siendo tan grande, el móvil de Razer es un dispositivo en el que los botones físicos quedan muy al alcance de los dedos: si sujetas el teléfono con la mano derecha, al botón de Encendido llegarás sin problemas con el dedo pulgar, mientras que los botones de Volumen quedarán exactamente en el lugar en el que estarán en todo momento tus dedos índice y corazón.

Poco más os podemos decir del diseño que no estéis viendo por vosotros mismos en las imágenes que hemos preparado para este análisis. Ahora que ya os hemos comentado algunas sensaciones sobre el uso en el día a día de este teléfono, pasemos directamente a los apartados en los que realmente destaca este smartphone. Hablemos de la pantalla.

Pantalla muy completa en el marco de los 16:9

Pantalla del Razer Phone

Lejos de esa tendencia de democratizar los 18:9 que han emprendido muchos fabricantes, Razer ha decidido seguir fiel al formato de pantalla de siempre: los 16:9. La pantalla del Razer Phone es de 5,7 pulgadas, alcanza una resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 píxeles y funciona bajo la tecnología de IGZO IPS LCD. Tiene HDR, tal y como es de esperar en un gama alta, pero ante todo lo que más llama la atención es que la pantalla tiene una tasa de refresco de 120 Hz.

Si eso de los 120 Hz te suena a chino, entonces antes quizás convenga que leas este artículo. En pocas palabras, en el mundo de los televisores (es aplicable también para los móviles) los Hz vienen a ser un número que nos dice cuántas veces por segundo se actualiza la información de la imagen en la pantalla. 60 Hz quiere decir que se actualiza 60 veces por segundo, y 120 Hz, que lo hace 120 veces por segundo.

Así se ve un vídeo en la pantalla del móvil gamer de Razer

Hasta ahora, todos los móviles traían pantallas de 60 Hz: desde el más barato Moto G5s hasta el más caro Samsung Galaxy S9. En el día a día no era una característica que ningún usuario demandara al elegir móvil de gama alta, pero en el mundo gaming la cosa cambia. La tasa de refresco en los juegos es fundamental, ya que determina la fluidez con la que se verán los movimientos de los gráficos.

Y ahí entra en juego el Razer Phone. Es el único móvil (de momento) que alcanza los 120 Hz en la pantalla, y de ahí que esta sea una de las características que la marca esté utilizando como reclamo para presumir de su teléfono. La pregunta está clara: ¿se notan esos 120 Hz a ojos de un ser humano? Lo cierto es que sí, y se notan tanto en la interfaz como, por supuesto, en los juegos.

Mejores juegos para móviles Android de 2018

Para empezar, este teléfono tiene en los ajustes un apartado que te permite elegir manualmente entre las tres tasas de resfresco disponibles: 60, 90 y 120 Hz. Basta con hacer la prueba de comparar la tasa de 60 Hz con la de 120 Hz para dars cuenta de la enorme diferencia que hay en la fluidez de los movimientos de cada detalle de la interfaz. Es un pequeño detalle, pero ahí está.

En los juegos, la diferencia es todavía mayor. Dentro de la lista de juegos compatibles, las animaciones de los personajes son infinitamente más fluidas en la opción de los 120 Hz que en la de 90 o 60 Hz. Pero sobre este tema no nos vamos a adelantar, ya que os tenemos preparada una sorpresa para el apartado de rendimiento.

En lo que preparábamos la prueba del Razer Phone, la compañía distribuyó una actualización que habilitó el soporte al HDR y el sonido Dolby 5.1. Dos tecnologías que no hicieron más que confirmar nuestras buenas sensaciones sobre esta pantalla: si a eso le sumamos el espectacular audio, seguramente sea una de las mejores experiencias multimedia que jamás hayamos tenido probando un móvil.

Opinión sobre la pantalla del Razer Phone

La pantalla cumple de sobra en todas las situaciones, tanto en lo que a ángulos de visión se refiere como en lo referido al brillo de la pantalla. Además, el hecho de que el teléfono tenga esos marcos de pantalla facilita mucho el agarre a la hora de jugar o ver películas en horizontal.

Además de poder elegir entre tres tasas de refresco diferentes, disponemos también de la opción de ajustar la resolución a tres configuraciones: Quad HD (la máxima que alcanza la pantalla), Full HD y HD. Con una batería de 4.000 mAh raro sería que necesitaras bajar la resolución para exprimir la autonomía, pero ahí está esa función a tu disposición.

Una cámara dual que cumple

Cámara del Razer Phone

Nadie se va a comprar un móvil como el Razer Phone por su cámara, pero evidentemente se trata de una característica que en un teléfono de este rango de precio no se puede dejar al azar. Este teléfono incorpora una cámara dual formada por un sensor principal de 12 megapíxeles (f/1.75) acompañado de un sensor secundario también de 12 megapíxeles (f/2.6) de tipo telefoto. En la parte frontal, la cámara de los selfies es de ocho megapíxeles (f/2.0).

Dado que es un smartphone gamer, no le vamos a dedicar mucho tiempo al apartado de la cámara por la sencilla razón de que no es una característica decisiva en la compra de un teléfono como este. Lo que sí os podemos decir es que es una cámara que cumple, sin más: está a la altura de lo que te podrías esperar de ella, pero al mismo tiempo no tiene nada que hacer frente a un Galaxy S9, un iPhone X o un LG V30. Están a años luz, especialmente en cuanto al software y el post-procesado.

Razer ha optado por una configuración de cámara dual en la que la segunda lente hace la función de zoom óptico de dos aumentos, de manera que con eso puedes obtener: por un lado, fotografías con el fondo desenfocado a lo Modo Bokeh; y por el otro, fotografías con un zoom nítido sin pérdida de calidad. En el segundo caso, las fotografías quedan tal que así:

Fotografía tomada con la cámara del Razer Phone (1)
Fotografía tomada con la cámara del Razer Phone (2)
Fotografía tomada con la cámara del Razer Phone (3)

Por todo lo demás, se trata de una cámara que rinde bien en la gran mayoría de las situaciones. A continuación os dejamos con una galería de fotos en la que podéis ver por vosotros mismos los resultados que se pueden conseguir con ella.

La aplicación de cámara que Razer instala de fábrica es de lo más sencilla, y de hecho no permite cambiar muchos ajustes más allá de dejar el HDR activado o desactivado (no se puede dejar en automático, por desgracia) o elegir entre el sensor principal o el sensor secundario de la cámara. En lo que a grabación de vídeo se refiere, la resolución máxima que podemos inmortalizar es la 4K.

La opinión del experto: el Razer Phone en manos de un gamer

¿Qué sentido tiene probar un móvil gamer sin ser un verdadero amante de los juegos? Para completar el análisis técnico del Razer Phone que os hemos preparado desde la redacción de ComputerHoy.com, durante esta prueba decidimos dejar el teléfono en manos de un verdadero experto en videojuegos para que nos diera su opinión sobre este dispositivo. Alejandro Alcolea (@lherot), Jefe de Redacción en SomosXbox.com y colaborador en Hobby Consolas, nos cuenta sus impresiones.

La opinión del experto: el Razer Phone analizado por un amante de los videojuegos

La opinión de un gamer sobre el Razer Phone

Desde el punto de vista de un jugón, un móvil con características enfocadas al ''gaming'' es muy interesante. Y es que, cada vez las desarrolladoras apuestan más por este tipo de dispositivos y, aunque se puede jugar a la perfección en otros móviles de gama alta, probar un juego en un móvil creado ''para los jugadores'', tiene su aquel.

Aunque ya hemos visto el diseño del Razer Phone, es preciso mencionar que, desde el punto de vista de un jugador, es todo un acierto. Sí, los móviles sin marcos son atractivos, pero que el Razer Phone cuente con un marco inferior y superior tan pronunciado, es un punto a favor. Y es que, además de ''esconder'' ahí los altavoces, sirven como agarre a la hora de jugar.

Hablando de la colocación de los jugadores y para quitármelo lo primero, que estén en el frontal del terminal es un acierto a la hora de jugar ya que, de estar en la parte trasera o inferior, al lado de la toma de corriente, podríamos taparlo con la mano. Es un punto a favor en este sentido.

Razer Phone, la opinión de un gamer

Ahora, vamos con lo realmente importante, la pantalla. Y es que, una buena pantalla de móvil debe cumplir una serie de requisitos. Tiene que tratar bien el color, ser visible a plena luz del día, contar con una buena densidad de píxeles y, si tiene HDR, mejor que mejor. Estas son las características que se anuncian a bombo y platillo cuando se presenta un nuevo gama alta y, para jugar, aunque es importante lo mencionado, también lo es la tasa de refresco del panel.

La inmensa mayoría de teléfonos móviles, independientemente de la gama, cuentan con pantallas que tienen una tasa de 60 Hz. Esto significa que la imagen se refresca 60 veces por segundo. Cuantos más Hz tiene un panel, más fluida se ve la imagen. Por eso, los jugadores competitivos en ordenador optan por disfrutar a 144 Hz (o incluso más), ya que no solo se ve una imagen más suave, sino que también hay un menor retardo entre la orden que das al juego y lo que ves en pantalla.

Por qué todos los fabricantes se interesan de repente por los móviles gaming

El Razer Phone cuenta con tres modos de pantalla: 60 Hz, 90 Hz y 120 Hz. Antes de seguir, hay que tener en cuenta tres factores desde el punto de vista del ''gaming''. Cuantos más Hz, mejor, pero también se consume más energía, algo vital en un teléfono móvil. Lo segundo es que, aunque es una gozada jugar a 120 Hz, el consumo de recursos es evidente. Cuantos más Hz, más puede resentirse el procesador y la GPU. El tercer punto, y casi más importante: no todos los juegos están diseñados con una tasa tan elevada de refresco en mente.

Jugando con el Razer Phone

La pregunta importante: ¿cómo se juega con el Razer Phone? Si tenemos un dispositivo de estas características, y viendo el hardware que monta, queremos instalar lo mejor para poner a prueba el terminal. Y eso hemos hecho. Arena of Valor, PlayerUnknown's Battlegrounds, Tekken o Asphalt 8 son títulos muy exigentes a nivel de rendimiento, pero también son de los más populares y de los que da gusto disfrutar de vez en cuando si no tenemos una consola o un PC a mano.

Vale la pena recordar que la pantalla cuenta con una resolución de 2560 x 1440 píxeles, una resolución muy alta que, junto a los 120 Hz del Razer Phone, ''chupan'' muchos recursos de su Snapdragon 835. ¡Ah! Olvidad un formato 18:9 o similares, el ''aspect ratio'' del Razer Phone es el clásico 16:9 y, aunque no quede tan futurista como el 18:9, es mucho más práctico para jugar. Ahora sí, vamos con los juegos.

La calidad de imagen en todos los títulos probados es, sencillamente, espectacular. La pantalla HDR y la definición 1440p hace que juegos como Arena of Valor o Asphalt se merienden a algunos títulos aparecidos en consolas y ordenadores. PlayerUnknown's Battlegrounds es un caso especial. Y es que, el juego se encuentra en fase beta, por lo que no tiene algunas características visuales activadas y la resolución aún no llega a la máxima del terminal.

Eso sí, y esto es lo gracioso, se ve mejor, en términos de IQ, que la versión de Xbox One X, que ya es decir. La combinación de una pantalla brillante con los 515ppp es un placer a la hora de jugar.

Guía de Arena of Valor

La IQ es un gustazo, pero... ¿qué pasa con los frames por segundo? Como ya hemos contado, hay tres modos de refresco de imagen en el Razer Phone y, claro, nos tiramos enseguida a por el mayor, los 120 Hz, que es el principal reclamo del terminal. Y, ciertamente, los resultados no son los que nos hubieran gustado. Sí, al navegar por aplicaciones, hacer ''scroll' en redes sociales o en las animaciones de apertura y cierre de una app, se notan los 120 Hz y da mucho... ''gustito'', pero no es viable para jugar, al menos de momento.

La GPU Adreno 540 sufre con juegos como Asphalt 8 o PUBG en el modo de refresco de 120 Hz, incluso con los 90 Hz, y es mucho más cómodo jugar a 60 Hz a estos juegos. Eso sí, hay algo curioso. Y es que, pese a que el juego se mueve de forma más estable a 60 Hz (porque el dispositivo no intenta obligarlos a ir a 120, con la consecuente pérdida de rendimiento y frames) el control es mucho mejor a 120 Hz que a 60 por el ''imput lag''. No deja de ser una curiosidad, porque más vale jugar fluido que con unos milisegundos de menos.

En Arena of Valor también hay algo curioso. Este juego sí se puede disfrutar a la perfección en 120 Hz. Es casi mágico poder hacerlo, de hecho, ya que todo se mueve con soltura, los efectos visuales brillan y, vaya, es lo más parecido a jugar a League of Legends a más de 100 frames por segundo que vais a encontrar en un móvil. Sin embargo, también hay una curiosidad en el juego de Tencent.

Los mejores mandos para jugar a PUBG en el móvil

Y es que, pese a que en este caso no hay bajada de rendimiento al ejecutar el juego a 1440p y 120 Hz, cuando movemos al personaje notamos que falla algo. Efectivamente, las animaciones del héroe están creadas para 60 Hz y, tanto a 90 Hz como a 120 Hz, sobre todo, notamos que faltan animaciones. Vamos, que al andar, el personaje va a tirones pese a que el juego es tremendamente fluido.

Esto indica que Tencet no ha pensado en una pantalla así en un móvil y ha creado su juego para la inmensa mayoría de dispositivos. Con un poco de optimización, sobre todo si se empiezan a popularizar pantallas con más Hz, el problema quedaría resuelto.

A la hora de jugar con el Razer Phone hay dos lecturas. Los 120 Hz, se notan, pero no es una diferencia tan evidente como podría ser debido a la optimización de los juegos y a que el Snapdragon 835 no da más de sí en resolución QHD y, encima, con esa tasa de refresco. Los juegos diseñados para una tasa de frames concreta no pueden subirlos por arte de magia, pero lo interesante es que la calidad de imagen es sobresaliente y es un logro que juegos como PUBG se vean mejor que en toda una Xbox One X (y que en muchos PC).

El otro punto positivo es el sistema de disipación, Razer Phone cuenta con un sistema de disipación del calor que funciona. Y muy bien. Normalmente, el material con el que están construidos los móviles hace de conductor para refrigerar el dispositivo, pero en un móvil gaming, se debía esconder algo especial. Efectivamente, Razer ha colocado el que, posiblemente, sea el ''heatpipe'' de cobre más grande en un teléfono. Está unido al Snapdragon 835 con pasta térmica y recorre la parte delantera del dispositivo para disipar mejor el calor.

Y, vaya, funciona. Tras probar de forma intensiva el Razer Phone con los juegos mencionados, la sorpresa fue mayúscula al comprobar que el calentamiento era mínimo. Es decir, más allá de la pantalla con una alta tasa de refresco, realmente sí hay algo ''gaming'' en este teléfono y los usuarios que no busquen la parte enfocada al juego, y sí la enfocada a tener un terminal con buena disipación de calor, pueden estar tranquilos con el Razer Phone.

En definitiva, hay pros y contras. ''Fastidia'' no poder usar su pantalla ''al máximo'' para jugar, pero, sin duda, es un terminal bien construido y la capacidad de su batería es, simplemente, enorme. 

Lo que dicen las pruebas de rendimiento

Además de la opinión que nos ha dejado Alejandro sobre este dispositivo, no podíamos dejar pasar la oportunidad de aprovechar este análisis del Razer Phone para someter al móvil a las habituales pruebas de benchmarks por las que pasan todos los teléfonos que probamos. En las pruebas de rendimiento, la puntuación que consiguió este teléfono fue de:

  • 203.302 puntos en la prueba de AnTuTu (v7.0.7)
  • 3.736 puntos en la prueba Sling Shot Extreme (OpenGL ES 3.1) de 3DMark
  • 1.941/6.718 puntos en GeekBench 4

La interfaz tiene toques de personalidad de Razer

El Razer Phone trae de serie la versión de Android 7.1.1 Nougat, aunque precisamente estos días ha empezado a actualizarse a Android 8.1 Oreo. La interfaz está claramente personalizada por la marca, y tanto en la pantalla principal como en los propios iconos de las aplicaciones incluye guiños a ese logo tan atrevido de color verde que representa a la compañía.

Pese a todo, no estamos ante un teléfono que traiga una pre-instalación invasiva de aplicaciones. Lejos de eso, todo lo relacionado con las funciones más gaming del móvil está integrado dentro del propio sistema: en lugar de haber -por ejemplo- una app para configurar el rendimiento del teléfono (cosa que sí hacen otros fabricantes que ni siquiera tienen móviles para jugar), esa función está dentro de los ajustes, de tal forma que solamente la verás si te diriges específicamente hacia ese apartado de la configuración.

Interfaz del Razer Phone

De hecho, las funciones indispensables se te muestran solamente cuando es necesario. Cuando abres un juego, en la barra de notificaciones te aparecerá un mensaje que te permitirá configurar el Game booster, una función que por un lado activa el modo de No Molestar (para que nadie te moleste mientras juegas) y por el otro te permite configurar el rendimiento del teléfono para que exprima al máximo el procesador.

Game Booster

Hay tres modos de rendimiento disponibles desde el apartado de Potenciador de juego: Personalizado (donde eres tú el que ajusta cada parámetro del rendimiento), Ahorro de energía y Rendimiento, siendo este último el más recomendable para sacar todo el provecho a ese Snapdragon 835 durante las partidas.

Un móvil claramente hecho para gamers

La conclusión es breve: si eres un amante incondicional de los juegos para móviles, y si por uno u otro motivo no quieres sustituirlos por -por ejemplo- jugar durante los desplazamientos desde un portátil gaming, entonces el Razer Phone sí se adapta a ti. Es un teléfono que te ofrece lo mejor de un móvil de gama alta en un formato diseñado en exclusiva para jugar: el conjunto de su diseño, su pantalla y su autonomía sí está a la altura de una jornada intensa de juegos, cosa que no puede decir ningún otro buque insignia del mercado.

Todavía queda trabajo por hacer con los 120 Hz. Tal y como ya ocurrió con el HDR, e incluso tal y como está pasando ahora mismo con los 18:9, es la industria multimedia la que ahora tiene que ponerse las pilas para adaptar sus contenidos a las posibilidades que ofrecen estas tecnologías. Para los 120 Hz, todavía hay pocos juegos compatibles (y muchos de ellos tienen tareas por solucionar en cuanto a optimización), y solamente el tiempo dirá si esta nueva tasa de refresco de la pantalla se acaba convirtiendo en una tecnología más de todos los móviles.

Opiniones sobre el Razer Phone

Ante todo, pensad en este móvil como una referencia en lo que a experiencia multimedia se refiere. El sonido que emiten los altavoces con la tecnología de Dolby Atmos hace que ver un vídeo te sumerja en una experiencia en la que tienes la sensación de que el sonido procede de diferentes lugares, tal y como si estuvieras dentro de la escena. Por lo tanto, es un teléfono que brilla tanto a la hora de jugar como en el momento de ver películas o series desde el móvil.

Que tenga un diseño con esos enormes marcos debajo y encima de la pantalla, o que su cámara no esté en absoluto aprovechada al cien por cien, son detalles que de alguna manera tenemos que ver como el precio a pagar por tener un teléfono enfocado al cien por cien en el gaming: si lo que buscas es un móvil que tenga un diseño elegante, o que traiga una cámara espectacular, entonces es que no necesitas un móvil para jugar. Lo que necesitas es un gama alta como cualquiera de los que hay ahora mismo en el mercado.

Podéis comprar el Razer Phone al mejor precio en este enlace.

Lo mejor

  • Hecho por y para gamers
  • Potencia sin igual para jugar
  • Experiencia multimedia redonda
  • Batería de sobra

Lo peor

  • Diseño más práctico que estético
  • No tiene salida de audio
  • Los 120 Hz tienen letra pequeña
  • El precio es muy elevado

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

7/10

Cámara

7/10

Batería

9/10

Conectividad

8/10

Sonido

8/10

Nota técnica

77

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

Jakub Motyka

Web Manager

Jakub es un redactor especializado en tecnología.

Tags:

#Gaming

Te recomendamos