Skip to main content

Google Nest Hub, análisis y opinión

Google Nest Hub

Lo mejor

  • Tamaño
  • Opciones de contenido
  • Pantalla
  • Buena calidad del sonido

Lo peor

  • No cuenta con cámara
  • Depende de la aplicación móvil
  • Los comandos se quedan cortos en muchas situaciones
  • El sistema de recetas debe mejorar

17/07/2019 - 09:55

El Google Nest Hub es el último altavoz inteligente en llegar a la familia de Google. Su mayor peculiaridad es su pantalla, que le aporta mayor versatilidad y funciones que el resto de altavoces inteligentes no tienen, pero ¿merece la pena? Vamos a verlo.

Google Nest Hub era el dispositivo que le faltaba a Google para completar su catálogo de altavoces inteligentes para el hogar y ponerse a la altura de otras compañías como Amazon que ya tienen un modelo similar con pantalla.

El mercado de los altavoces inteligentes está creciendo a marchas forzadas y se postula como uno de los más importantes dentro del sector tecnológico en los próximos años. Amazon es el rival a batir y Google parece estar ganándole terreno.

El Nest Hub podría ser el dispositivo que le faltaba a la compañía para terminar de posicionarse en el mercado. Con su pantalla de 7 pulgadas ofrece una mayor variedad de funciones. No obstante, vamos a ver lo que nos ha permitido hacer durante estas semanas que lo hemos tenido en casa.

El análisis por apartados

  Google Nest Hub
Dimensiones 178,5 x 118 x 67,3 mm
Peso 480 g
Tamaño de pantalla 7"
Panel LCD
Resolución 1.024 x 600 píxeles
Cámara No tiene
WiFi a/b/g/n/ac
Audio Un altavoz de rango completo
Micrófonos Dos micrófonos de largo alcance
Precio 129 euros

Sencillo y adaptable para cualquier escenario

Los altavoces inteligentes pueden ser de muchas formas y tamaños, pero de estos rasgos depende que podamos usarlos de una u otra manera. Este altavoz con pantalla tiene el tamaño justo para permanecer en una mesa al lado del sofá, en la cocina junto a la comida o en nuestro despacho para acompañarnos durante las horas de trabajo. 

Google Nest Hub

Su altura es de 118 milímetros y de ancho 178,5 mm, pero la clave está en sus 480 gramos de peso que permiten moverlo por la casa con total facilidad. Resulta de un tamaño muy adecuado para poder colocarlo en la mayoría de superficies, desde una mesilla de noche, a la estantería del salón. 

Simplemente es necesario contar con una enchufe cercano. Google Nest Hub se apaga cuando lo desconectas de la corriente y se vuelve a encender al conectarlo. Nosotros hemos estado moviendo el dispositivo por la casa según lo hemos necesitado: en la cocina para hacer alguna receta o en el despacho durante las horas que estábamos trabajando y lo usábamos de altavoz sin ningún tipo de problema

Google Nest Hub

Aunque se apague al trasladarlo no es necesario volver a configurar todos los datos, aunque eso sí, sigue pensando que está en la misma habitación donde lo conectaste por primera vez, en nuestro caso el cuarto de estar, aunque este detalle no impide que funcione perfectamente en la cocina con el resto de instrumentos o que esté enlazado con las cámaras de seguridad, por ejemplo.

Por otro lado, el diseño que ha elegido Google es similar al resto de altavoces de la compañía, acorde con las tendencias actuales de decoración. Podemos elegir entre dos modelos: uno completamente blanco, tanto el marco de la pantalla como la parte trasera con el altavoz; y otro con el altavoz en un tono negro moteado y la parte trasera de la pantalla en gris, este es el que hemos probado nosotros. 

Google Nest Hub

En la parte trasera tenemos el botón para bloquear los dos micrófonos de escucha que están situados encima de la pantalla y también detrás están los botones del volumen que prácticamente no hemos tenido que usar al poder pedírselo por voz a Google Assistant. 

Incluso el alimentador de 15 W, que debe estar permanentemente en el enchufe, resulta acorde con la estética del dispositivo y la marca, una bola blanca con el logo de la compañía tatuado.

Google Nest Hub

Es elegante, en la línea del resto de dispositivos Nest, aunque, en nuestro caso, no combine mucho con los apliques que tenemos en casa. La forma redonda y el tamaño puede hacer difícil la conexión si tienes un mueble ocultando el enchufe o en , por ejemplo. 

La protagonista, la pantalla

Por supuesto, el elemento central de este dispositivo es la pantalla. Aunque su alma sea el asistente virtual creado por Google, la mayoría de acciones implican el uso de la pantalla. Incluso cuando se trata de escuchar música, tarea que pueden hacer también el resto de altavoces, la pantalla te está mostrando cada una de las canciones que escuchas. 

Google Nest Hub

El panel, en concreto es de 7 pulgadas (resolución de 1.024 x 600 píxeles), un tamaño adecuado, como hemos dicho antes, para ver con comodidad todas las imágenes y que no resulte un aparato muy grande. Se trata de una pantalla LCD táctil con muy buena resolución y luminosidad para el uso que se le va a dar, que es ver algún vídeo esporádico en internet a la hora de cocinar y otros momentos, y poder ver fotografías.

Una de las comodidades que ofrece la pantalla es la posibilidad de interactuar con ella. En esos momentos en los que no encuentras el comando de voz adecuado y no terminas de entenderte con el asistente virtual, ha sido de gran ayuda poder recurrir a la pantalla táctil y navegar por tu cuenta por el sistema o internet. 

Google Nest Hub

A la hora de meter una pantalla en nuestro dormitorio u otra habitación de la casa, puede preocuparnos si molestará cuando reduzcamos la luz ambiente por las noches, pero gracias al sensor de luz ambiente EQ, la intensidad de la pantalla se ajusta automáticamente al entorno y se apaga cuando estamos durmiendo por la noche si decides colocarlo en la mesilla de noche.

Google Nest Hub

No contiene ningún otro elemento luminoso que nos pueda molestar y el ajuste automático funciona muy bien. En ningún momento ha resultado molesta o demasiado apagada la pantalla. Es cierto que este aspecto varía un poco según la percepción de cada uno, pero personalmente no he necesitado acudir a la aplicación de Google Home para ajustarla, cosa que se puede hacer con bastantes opciones a nuestra disposición. 

Amplía variedad de contenidos para ver en la pantalla

¿Qué podemos hacer con la pantalla? La compañía cuenta con una amplia lista de colaboraciones para que desde la aplicación del móvil o a través de los comandos de voz podamos acceder a nuestras plataformas de streaming favoritas. Los clásicos son Spotify y Netflix, pero, por supuesto, contamos con toda oferta de servicios de Youtube, así como otras plataformas tan conocidas como HBO, DAZN y TuneInRadio. 

Análisis Google Nest Hub

En caso de que echemos en falta alguna aplicación para poder ver vídeos o escuchar un podcast, por ejemplo, también contamos con la opción de lanzarlo desde nuestro móvil al igual que hacemos cuando queremos poner algo en la televisión desde nuestro portátil o el teléfono.

Es más en algunos momentos en los que con los comandos de voz no conseguía encontrar lo que quería escuchar de música, me ha sido útil poder buscarlo más rápido en la aplicación de Spotify, por ejemplo y mandarlo al altavoz para escucharlo con mejor calidad.

Google Nest Hub

Con motivo de su lanzamiento Google ha decidido ofrecer con la compra de este altavoz inteligente tres meses gratis de Yotutube Premium. Es decir que contamos con YouTube Music y Google Play Music, para escuchar toda la música y ver las películas de estreno sin anuncios ni cortes.

Junto a estos servicios también podríamos añadir los de Amazon que se ha reconciliado con Google hace poco, poniendo fin a una guerra en la que ambas compañías tenían bloqueadas las plataformas de las otras en sus respectivos dispositivos conectados. 

Cocinar con Google Nest Hub

Seguir las recetas a la hora de cocinar o consultar los ingredientes es algo que pueden hacer los otros altavoces inteligentes, pero el hecho de contar con una pantalla facilita mucho la comprensión y agiliza el proceso. 

Por un lado podemos ver las recetas que nos ofrece y escoger teniendo en cuenta otros datos, como las fotografías o la web. Por otro, podemos leer lo que nos está diciendo el asistente y, además, usar los botones de avanzar o retroceder cuando no queramos usar la voz. 

Google ofrece una visita a la página web donde se encuentra la receta que hemos decidido hacer, y después podemos pasar al método de dictado. Con letras grandes y en una lista, la pantalla nos va indicando cada ingrediente y el paso siguiente

El sistema se hacía una poco repetitivo por voz, una vez lo tienes en la pantalla no hace falta que vayas ingrediente tras ingrediente repitiendo "Ok Google, siguiente ingrediente", pero es eficaz mientras estás inverso en el cocinado. 

Google Nest Hub

De todas formas, para aquellos que este sistema no les convenza, pueden recurrir a los vídeo-tutoriales, para eso está la pantalla. Seguir una receta de la televisión paso a paso según lo va explicando el cocinero con más detalle que el asistente y parar el vídeo con un sencillo "Ok Google, pausa", nos da tiempo para no quedarnos muy atrasado. Y no te olvides de usar la función del cronómetro para que no se te queme la comida.

Seguridad para preservar nuestra intimidad

Aunque gran parte de la población mundial sigue ajena a la perdida de intimidad y privacidad que sufrimos debido a las nuevas tecnologías, poco a poco vamos comprendiendo y exigiendo a las compañías tecnológicas un mayor compromiso con este tema; queremos que nos demuestren que van a respetar nuestra privacidad y que nosotros tenemos el control de los datos que les cedemos. 

En este sentido Google ha incluido una serie de características en el Nest Hub para tranquilizar a sus usuarios. Para empezar tenemos el botón que bloquea o activa los dos micrófonos que ya hemos mencionado antes. Con él bloqueamos los micrófonos para que el dispositivo no escuche nuestras conversaciones en busca de algún comando de voz. 

Google Nest Hub

Es cierto que alguna vez se ha activado sin que ni yo ni mi familia dijera Ok Google, pero aún así no hemos sentido la necesidad de apagar los micrófonos en todo el tiempo que lo hemos usado, aunque seguro que hay personas mucho más preocupadas por su privacidad que aprovechen mejor este sistema.

 Google tiene empleados escuchando las grabaciones 

Sin cámara para vídeollamadas

Por otro lado está la ausencia de cámara. Otros altavoces con pantalla como el de Facebook o el Amazon Echo Show cuentan con una cámara frontal integrada encima de la pantalla para poder hacerse fotos o videollamadas. Google ha descartado esta posibilidad en pro de la seguridad. 

Fue un tema muy cuestionado cuando Facebook lanzó su altavoz con pantalla y cámara, ¿cómo saber que la compañía o un hacker no nos están espiando a través de la cámara? A pesar de incluir algún sistema para bloquearla como el botón de los micrófonos, los clientes no se muestran muy confiados. No obstante, podría optarse por los bloqueadores físicos que traen ahora los portátiles y que tapan la cámara cuando no la queramos usar. 

Google Nest Hub

Personalmente no he echado de menos usar el Nest Hub para hacer una vídeo llamada, podría ser una opción para aquellas personas con familiares viviendo en el extranjero pero dependería de la calidad de la cámara y la pantalla resultaría algo pequeña si no lo conectamos con la televisión. 

Por último, tenemos la opción de revisar y borrar todos los comandos y órdenes que le hemos dado al asistente desde la aplicación de Google Home. En esta web puedes consultar todas las conversaciones que tienes con él, incluso las que ha registrado por error y eliminarlas. 

Análisis Google Nest Hub

Sonido y volumen suficientes

Vamos ahora a hablar del sonido, porque al fin y al cabo estamos analizando un altavoz inteligente con el que escuchamos música y los audios de los vídeos que veamos en él.

Google Nest Hub

Los dos micrófonos de largo alcance que están encima de la pantalla cumplen con su misión. Desde la otra punta de la habitación y procurando hablar con un tono y volumen relajado casi empezando a susurrar, la recepción de lo que le estábamos diciendo era buena por lo que no es necesario pasarse la vida forzando la voz al dispositivo para que este nos entienda. 

Justo en el otro punto del aparato, debajo de la tela gris oscuro, se encuentra el altavoz de rango completo de buena calidad. Incluso en el volumen más bajo que alcanza el asistente cuando le pedimos que baje el volumen, el sonido suena con claridad. 

Podemos ajustarlo más desde la aplicación pero con el comando de voz "Ok, Google, sube el volumen" tenemos hasta 5 niveles distintos de intensidad en los que la calidad de la música se mantiene. Reconozco que ha sido un buen compañero de trabajo los días que he estado teletrabajando. 

Aplicación Google Home, una extensión del altavoz

Aunque se trate de una altavoz inteligente dirigido por un asistente virtual y con una pantalla táctil con la que podemos interactuar, es imprescindible contar con la aplicación de Google Home en nuestro móvil

Google Nest Hub

Primero porque con ella se realiza el proceso inicial de activar y configurar el dispositivo, así como unirlo al resto de aparatos conectados que tengamos en casa, ya sea la televisión, un Google Chromecast, una cafetera conectada o una cámara de seguridad, por ejemplo. 

Análisis Google Nest Hub

Y después porque durante el uso de este dispositivo muchas veces necesitaremos recurrir a la aplicación para realizar tareas más detalladas que no encontramos directamente con los comandos.

Un ejemplo es el ajuste del volumen cuando estamos viendo una serie de televisión. Es cierto que podemos bajar y subir el volumen pidiéndoselo al asistente directamente, pero es mucho más preciso con el móvil, desde dónde también podemos pausar la emisión.

Análisis Google Nest Hub

Otra opción es la de lanzar una aplicación al dispositivo que él no reconoce por voz, por ejemplo a la hora de escuchar algún podcast o ver algún vídeo que no esté en las plataformas que tiene vinculadas. Se enlazaría de la misma manera que lo hacemos con la televisión desde el móvil. 

Análisis Google Nest Hub

La aplicación por su parte es bastante completa y sencilla de usar. Desde ella podemos configurar las imágenes y los datos que se ven en la pantalla cuando no estamos usando el dispositivo. También podemos configurar cada una de las rutinas para que nos dé los buenos días y nos avise del tiempo y las principales noticias o nos dé las buenas noches y nos recuerde la agenda del día siguiente.

Google Home

Google Home

Google Home es el altavoz inteligente de Google que integra el asistente virtual por voz Google Assistant. Tiene unas dimensiones de 142,8 x 96,4 mm y permite controlar por voz otros objetos inteligentes del hogar como luces, electrodomésticos, etc.

Gran opción para empezar o para completar tu hogar inteligente

Google ha acertado con el Nest Hub, es sencillo, cómodo de usar y con un precio asequible de 129 euros. Si no fuera por algún detalle como la falta de cámara, el resto de problemas que hemos encontrados son de menor importancia al ser fallos del asistente virtual que irá mejorando y recibiendo actualizaciones con el tiempo. 

Google Nest Hub

Podemos pedirle a Google que las funciones que tiene en la aplicación del móvil las traslade también al dispositivo ya que lleva pantalla y así depender menos del teléfono, pero tampoco podemos pedir mucho más, salvo en el tema de la seguridad y privacidad, pero eso es algo que todas las marcas y compañías deben ponerse las pilas

Google Nest Hub

Para una personas que quiera comprarse su primer altavoz inteligente, el Google Nest Hub aporta muchas más facilidades para adentrarse en el mundo del hogar conectado ya que puedes interactuar con la pantalla. Y para aquellos que ya cuenten con una altavoz más pequeño como puede ser Home Mini, este nuevo modelo es el complemento perfecto para colocar en otro lado de la casa.

Nota técnica

82

Ver ahora: