Skip to main content

Huawei Mate 40 Pro, análisis y opinión

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Lo mejor

  • Sistema de cámaras
  • Diseño y materiales
  • Carga rápida de 66 W
  • Fluidez máxima

Lo peor

  • Sombras en la pantalla curva
  • Sin los servicios de Google
  • Orificio frontal muy grande
  • Algo resbaladizo

17/11/2020 - 17:02

Tras unas semanas de uso, ya tenemos todo lo necesario para hacer nuestro análisis del Huawei Mate 40 Pro. Se trata de un teléfono espectacular en todos los sentidos, pero que arrastra un problema conocido por la mayoría: la falta de los servicios de Google de forma nativa. Ahora bien, ¿eso convierte a este móvil de más de 1.000 euros en un pisapapeles? La respuesta es que, aunque vamos a encontrar algunas dificultades más de la cuenta, el móvil es perfectamente utilizable en el día a día.

Que Huawei no está pasando por el mejor momento no es un secreto. Sí, la compañía se está consolidando como uno de los principales fabricantes de wearables y portátiles en 2020, pero en móviles la cosa es algo más complicada.

Aunque consiguieron llegar al primer puesto de ventas a nivel mundial gracias al impulso de China, está claro que fuera del mercado chino la situación no es tan dulce como antes de que el gobierno del expresidente Trump pusiera los vetos a la compañía.

Han seguido lanzando móviles, sí, pero los gamas alta como la familia P40 (nos encantaron tanto el P40 Pro+ como el P40 y el P40 Pro) han llegado sin los GMS -Servicios móviles de Google- bajo el brazo, lo que ha echado para atrás a muchos usuarios.

  Mate 40 Pro
Pantalla Panel OLED | 6,67" DCI-P3 HDR | 2.772 x 1.344 píxeles | Curvatura de 88º
Procesador Kirin 9000
Memoria RAM 8 GB LPDDR5
Almacenamiento 256 GB UFS 3.1
Batería 4.400 mAh | Carga de 66 W
Cámaras principales Principal de 50 Mpx f/1.9, OIS y PDAF | Telefoto de 12 Mpx f/3.4 5x, OIS y PDAF | Gran angular de 20 Mpx f/1.8, PDAF | Sensor 3D
Cámaras frontales Principal de 13 Mpx f/2.4 | Sensor 3D
Dimensiones y peso 162,9 x 75,5 x 9,1 mm | 212 gramos
Sistema Android 10 sin GMS + EMUI 11
Precio 1.199 euros

Ahora llegan los Mate 40, móviles excelsos en todos los sentidos, desde los componentes internos hasta la estética y, claro, el precio.

A continuación, os damos nuestra opinión del Huawei Mate 40 Pro tras varias semanas con el móvil como terminal principal y os contamos qué tal esa pantalla, cómo se mueve el nuevo Kirin 9000, qué tal la cámara de fotos y, claro, si podemos sobrevivir con un Android sin los GMS.

El spoiler es que sí, y lo cierto es que muchos usuarios no tendrán demasiados problemas tras un pequeño proceso de "entrenamiento".

Análisis del Huawei Mate 40 Pro por apartados:

Llama la atención cuando lo sacas a la calle, pero en el buen sentido

Es imposible empezar a hablar del Huawei Mate 40 Pro sin comenzar por el módulo de cámara. En la presentación del terminal, la compañía lo calificó como un diseño icónico y, aunque no sabemos si es para tanto, la verdad es que llama la atención y es representativo de los últimos dos años de la familia Mate.

El Mate 30 Pro ya contaba con este tipo de diseño, pero la verdad es que era menos estético debido a un módulo circular que estaba dentro de otro círculo que, realmente, no lucía muy bien. Ahora, lo único que tenemos es un enorme 'plato' en el que se agrupan las tres cámaras, el sensor láser, el micrófono y un sensor de luz que vais a aprovechar muchísimo si os gusta la fotografía. 

El módulo sobresale lo suyo (milímetro y medio), pero al estar en la parte central consigue que el móvil no se tambalee cuando está apoyado en una superficie. Es, ciertamente, lo que más llama la atención, pero la verdad es que el dispositivo está repleto de detalles muy premium.

La parte trasera en nuestra unidad es de color... "unicornio". Se trata de un color que depende en gran medida de cómo incida la luz. A veces es grisaceo, otras tiene tonos turquesa, otras veces se va al lila, al dorado... la verdad es que es bastante atractivo y contribuye, junto a los laterales de la pantalla y al módulo de cámara, a que el entusiasta de los móviles que te cruces por la calle se quede mirando el terminal.

El material elegido es el cristal (y no la cerámica como el P40 Pro+) y el acabado es mate. Es una buena noticia porque las huellas no se quedan con facilidad, pero la verdad es que la textura es tan discreta que el móvil es bastante resbaladizo.

En la caja trae una funda que se adapta a la perfección a las características del móvil y, aunque no es lo más estético, os recomendamos ponerla para que el móvil no sufra accidentes. Colocado en un sofá hemos visto cómo se iba resbalando poco a poco y, de milagro, lo hemos "salvado" en un par de ocasiones.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Si nos vamos a los laterales, lo cierto es que hay poco de lo que hablar debido a que el 75% de los laterales es... ¡pantalla! Huawei vuelve a llevar con su Mate 40 Pro y Pro+ la pantalla curvada un paso más allá

Curiosamente, cuando Samsung (que fue la que inició la moda esta) se está retirando poco a poco y empieza a apostar por pantallas más planas y con una curvatura muy ligera, llegan fabricantes como Motorola, Xiaomi y Huawei a decir "eh, que si podemos envolver el móvil en un panel OLED, lo vamos a hacer".

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Tiene una curvatura de 88º y podemos seguir realizando algunos gestos en ella, como el de controlar el volumen, pero afortunadamente Huawei ha aprendido de la generación anterior. En el Mate 30 Pro, el único modo de bajar/subir el volumen era mediante los gestos en la pantalla, ya que eliminó los botones físicos.

Ahora, tenemos esos botones de vuelta en el lateral derecho, junto al botón de encendido/bloqueo con un diseño rojo que le sienta genial a nuestro color. Y es una buena noticia porque ahora puedo subir el volumen con el móvil en el bolsillo, algo imposible en la generación anterior.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

En el lateral derecho no tenemos nada porque no cabe físicamente y en los marcos superior/inferior tenemos buenas noticias. En el inferior tenemos el USB Tipo-C, la ranura de SIM y memoria propietaria NM, así como un altavoz.

En el superior vemos un emisor de infrarrojos para controlar ciertos dispositivos, una serie de micrófonos y otro altavoz. Sí, no es que el auricular de llamadas se comporte como altavoz, sino que tiene un doble altavoz, literalmente.

Si nos vamos al frontal tenemos la pantalla y un nuevo sistema de cámara. Y es que, la compañía por fin abandona el notch, pero apuesta por un doble (casi triple) orificio en la parte superior izquierda para introducir la cámara frontal, una serie de sensores y el sensor 3D que nos va a servir para controlar el móvil sin tocar la pantalla.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Como digo, es un móvil atractivo, de esos que tienes encima de la mesa y que te sigue llamando la atención un mes después, pero también uno que en mano se siente espectacular gracias a un tacto muy agradable y a un acabado redondeado tanto en las esquinas como en los laterales.

Eso sí, solo es apto para los amantes de los móviles grandes. Son 162,9 mm de alto con un grosor de 9,1 mm y un peso de 212 gramos. Casi nada. 

Laterales de cascada para un inmenso panel OLED con 90 Hz

Pero vamos a la pantalla porque hay bastante de lo que hablar más allá del detalle de los laterales curvados. Estamos ante un panel OLED de gran tamaño, 6,76" que nos arrojan un porcentaje de pantalla/cuerpo de más del 94% según los datos de GSM Arena.

Estamos ante uno de esos móviles que más se acercan a la ilusión del móvil "todo pantalla" debido a que en los laterales prácticamente no tenemos marco negro y el marco superior e inferior, simétrico, por cierto, mide tan solo cuatro milímetros.

Es una pantalla que da gusto mirar, incluso con el enorme orificio (o el óvalo) de la cámara frontal. Eso sí, me gusta hablar de los puntos negativos al final de cada apartado, pero aquí me lo quiero quitar de encima lo antes posible: que la pantalla tenga esa curva tan exagerada provoca sombras en los laterales.

En un juego o en un vídeo no lo vais a notar demasiado, pero al navegar por Instagram, Twitter, WhatsApp, la web o cualquier app que tenga un fondo blanco, la sombra que se provoca por esta curvatura es más que notable.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

¿Hay toques involuntarios? Bueno, depende de la app. En algunos juegos sí he tenido algún toque sin querer debido a esta curvatura, pero me gusta que Huawei sepa que esto iba a pasar y ha protegido la app más importante en la que no deben suceder estas cosas, la cámara.

Cuando encendemos la cámara, esta no se muestra a pantalla completa. Tenemos los típicos controles arriba y abajo, pero en los laterales se pintan unos bordes negros que impiden que toquemos sin querer la imagen y, por tanto, movamos el punto de enfoque de manera involuntaria.

Es algo que me ha pasado en otros móviles con pantalla curvada y, la verdad, buen punto para Huawei cuidando este detalle, aunque es innegable que las sombras están ahí... y que hay veces que los gestos de volver atrás en apps no salen a la primera porque no estamos tocando tan en la parte externa como deberíamos. Otra cosa que no me ha gustado demasiado es que las teclas laterales del teclado se van a esa curvatura y también nos va a tocar acostumbrarnos para escribir rápido y bien.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Ahora sí, vamos a los números y la experiencia con el panel. La resolución es de 2.400 x 1.176 píxeles. Es extraña debido al formato del móvil y a que debe cubrir ese espacio lateral, pero básicamente, y en la práctica, es un FullHD+. Si no estuvieran los laterales curvados tendríamos una resolución de 2.400 x 1.080 píxeles.

Es una resolución que nos parece escasa para la gama de la que estamos hablando, pero la verdad es que no vais a distinguir los píxeles gracias a la densidad de 456 píxeles por pulgada.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

El perfil de la pantalla es DCI-P3 y la cámara graba en este perfil de color, por lo que buen punto aquí también y el panel es compatible con contenido HDR10. Para consumir contenido es un panel espectacular gracias tanto a sus colores (que podemos personalizar con dos motos natural y vivo y tres tonalidades) como a los excelentes ángulos de visión.

Brillo Mate 40 Pro

Es un panel en el que los juegos y los vídeos brillan con luz propia. Y hablando de brillo, lo cierto es que tenemos una pantalla que también cumple con nota en este apartado. Tenemos un brillo muy consistente a lo largo del panel que es alto tanto en el modo HDR automático como en el modo de altas luces, que es el que nos asegura una correcta visualización bajo la luz solar.

Es precisa en los gestos y cuenta con un refresco de 90 Hz. Aunque sí pienso que la resolución debería ser mayor (más que nada para justificar el precio), estoy contento con esos 90 Hz.

El salto de los 60 a los 90 Hz se nota, en mi experiencia, muchísimo más que de los 90 a los 120 Hz o que de los 120 Hz a los 144 Hz, por lo que 90 Hz está bien para conseguir una fluidez máxima y, además, ahorrar algo de batería.

El sensor de desbloqueo está en pantalla y es rápido y preciso, pero está en una posición algo elevada y os vais a tener que acostumbrar y si no os gusta el orificio de la cámara o los laterales, los podéis ocultar mediante software.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Si ocultamos la muesca, el móvil pinta un borde negro en la parte superior (no me gusta porque acaba con la simetría de los bordes) y si ocultamos los laterales hace lo propio. En este ajuste podemos elegir si  es para todas las apps del sistema o solo para algunas y sí, podemos seleccionar que oculte los laterales en juegos.

Es una muy buena pantalla en términos generales que, además, está alimentada por un procesador a la altura.

El nuevo Kirin 9000 deja muy buen sabor de boca

Con la nueva generación de Mate, tradicionalmente, llega el nuevo Kirin. Huawei es una de las compañías 'Juan Palomo' que diseña y construye sus propios SoC y el Kirin 9000 prometía y cumple en lo que a rendimiento en el día a día, y puntuación en los benchmarks, se refiere.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Se trata de un SoC construido en una litografía de 5 nanómetros, como el A14 del iPhone 12, y es realmente eficiente. Está compuesto por un núcleo principal de 3,13 GHz y otros tres de alto rendimiento a 2,54 GHz. Los cuatro restantes son Cortex A55 más eficientes, pero también superando los 2 GHz con sus 2,05 GHz.

Es una configuración espectacular que tiene una GPU Mali G78 MP24 que tiene la friolera de 24 núcleos de (en este sentido, muchos núcleos menos potentes que otros núcleos de otras GPU móviles que se "juntan" para ofrecer buenos resultados cuando es necesaria potencia bruta, pero manteniendo la eficiencia cuando no es el caso) y una configuración única de 8 GB de memoria RAM LPDDR5.

En los test sintéticos no se porta nada mal:

  Mate 40 Pro P40 Pro+ iPhone 12 Pro Note 20 Ultra Zenfone 7 Pro
3D Mark Sling Shot Extreme 6.353 6.057 5.937 6.490 7.885
3D Mark VUlkan 4.742 5.628 - 5.175 7.054
GeekBench 4 single-core 4.626 3.917 - 2.913 4.626
GeekBench 4 multi-core 13.863 12.723 - 12.045 12.742
GeekBench 5 single-core 948 779 - 582 1.005
GeekBench 5 multi-core 3.329 3.199 - 2.729 3.201
PC Mark 9.093 11.605 - 10.601 15.428
AnTuTu 614.789 532.550 593.073 504.150 639.139
3D Mark Wild Life 6.117 - 8.815 - -
3D Mark Wild Life fps 36 - 52 - -

Ahora bien, algo importante en la configuración de los móviles actuales de gama alta es la velocidad del almacenamiento. Si es alta nos permite acceder mucho antes a apps, pero también agilizar procesos en aplicaciones como las de retoque fotográfico o la edición de vídeo.

Tenemos 256 GB UFS 3.1 que hacen que el Huawei Mate 40 Pro vuele en nuestras pruebas:

  Mate 40 Pro Samsung Galaxy Note 20 Ultra Sony Xperia 1 II Huawei P40 Pro+ Huawei P40 Pro Xiaomi Mi 10 Pro Samsung Galaxy S20 Ultra
Tipo de memoria UFS 3.1 + LPDDR5 UFS 3.1 + LPDDR5 UFS 3.0 UFS 3.0 + LPDDR4X UFS 3.0 + LPDDR4X UFS 3.0 + LPDDR5 UFS 3.0 + LPDDR5
Escritura secuencial 640 MB/s 276,02 MB/s 298,39 MB/s 621,16 MB/s 349,10 MB/s 488,26 MB/s 197,37 MB/s
Lectura secuencial 1,6 GB/s 756,83 MB/s 1,16 GB/s 1,61 GB/s 1,70 GB/s 1,02 GB/s 710 MB/s
Escritura aleatoria 89,37 MB/s 21,25 MB/s 33,36 MB/s 42,31 MB/s 45,34 MB/s 32,15 MB/s 19,72 MB/s
Lectura aleatoria 45,41 MB/s 14,28 MB/s 19,34 MB/s 26,20 MB/s 23,06 MB/s 20,20 MB/s 15,31 MB/s
Velocidad de copia en memoria 13,07 GB/s 6.78 GB/s 10,30 GB/s 6,09 GB/s 6,14 GB/s 10,39 GB/s 10,83 GB/s

En el día a día, el móvil va como un misil. No solo la multitarea es rapidísima, sino también el acceso a las aplicaciones en reposo, el inicio en frío de esas apps, los procesos de exportación de archivos pesados (el revelado de una foto RAW en Photoshop Express, por ejemplo) y el uso cotidiano en general.

Puede con los juegos más exigentes sin inmutarse, pero aquí sí tengo que poner un 'pero' y es que, se calienta bastante cuando estamos exprimiendo el hardware en algunos juegos como Call of Duty Online o los que van a 90 Hz.

El problema aquí no es que el móvil esté al máximo, sino la configuración de la GPU. Intuyo que esos 24 núcleos están trabajando al máximo de la capacidad de cada uno y en lugar de tener 6-8 núcleos de GPU, tenemos 24, por lo que aunque cada uno tenga menos frecuencia, no dejan de ser tres/cuatro veces más que en otros SoC, a los que hay que sumar el propio trabajo de la RAM y la CPU.

No es un problema para muchos usuarios, pero es algo que hemos notado y que debíamos comentar. En juegos algo menos exigentes no he notado calentamiento.

¡Mira, mamá, sin tocar la pantalla! (y bastante sólido más allá de la limitación de no tener GMS)

Y llega el punto complicado del análisis del Huawei Mate 40 Pro, ya que toca hablar del sistema operativo. EMUI es la capa de Huawei, y es la que gobierna este equipo. Se trata de EMUI 11 que corre sobre un Android 10 que no cuenta con los servicios móviles de Google, los famosos GMS.

Los servicios móviles de Google son los que, evidentemente, las aplicaciones de Google utilizan para funcionar y, claro, esas apps no están presentes en este modelo. Hay alternativas, pero en la gran mayoría de casos (Fotos, YouTube, Gmail) vamos a tener que tirar de las versiones de navegador.

Además, no solo las apps de Google usan los GMS. Netflix también hace un intensivo uso de ellos y aunque descarguemos la app APK, no podremos ver nada. Lo mismo pasa, evidentemente, con Stadia, pero hay que ir probando app a app. Game Pass, la app de juego en la nube de Microsoft, lanza el aviso de que no va a funcionar por no tener los GMS, pero luego funciona a la perfección. Disney+ también va... y así con un montón de apps.

En la configuración inicial del móvil usé la app Phone Clone para pasar mi contenido del Pixel 4a al Mate 40 Pro. Se pasaron prácticamente todas las apps, incluidas Instagram, Telegram, Twitter y WhatsApp, que son las que más uso y las que más me importan.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Funcionan bien, como en cualquier otro móvil, pero si por ejemplo en WhatsApp queréis recuperar vuestra copia de Drive, no vais a poder. El modo de hacerlo es mediante copia/pega de archivos a través de un PC y es un proceso que no es fácil, pero que evidentemente es más engorroso que el cargar la copia de la nube.

Hay algunas apps que no se copiaron con Phone Clone, pero exceptuando las de Google, las demás se pueden bajar sin problema desde un repositorio de APK y el sistema Petal Search facilita las cosas y la instalación de esas APK. Y volvemos a lo de WhatsApp y Drive: no es difícil, pero sí es un proceso extra al que no estamos acostumbrados.

Y claro, bajar apps del navegador y el repositorio es fácil, pero... ¿qué pasa con la tienda nativa? Aquí tenemos una AppGallery que evoluciona, pero que se sigue quedando muy corta en el día a día. Sí, hay miles de aplicaciones, pero la gran mayoría son apps terciarias de esas apps que buscamos. Si buscamos WhatsApp  encontramos un montón de packs de stickers, pero no WhatsApp como tal. Lo más cercano es WhatsApp Business que no está disponible aún.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Siempre podemos pedir una app y añadirla a la lista de deseos y, con esos datos, Huawei toma nota y se pone a trabajar, pero casi  la totalidad de aplicaciones que uséis en el día a día vais a tener que bajarlas a través de Petal/APK o mediante Phone Clone.

Dicho esto, en el día a día y con las apps que más uso instaladas, no he notado en ningún momento que el sistema me limite. EMUI es un sistema muy maduro con todo lo que espero encontrar en él y, aunque he tenido que usar el navegador para muchas cosas (Drive, YouTube que no permite la pantalla completa...), no me he sentido constreñido ni he echado de menos el 'Android de Google'.

Que no es la sensación ideal, en eso estamos de acuerdo y no hay discusión, pero no es un pisapapeles muy caro, una vez instaladas las apps que más uséis no vais a notar nada y se nota el esfuerzo de Huawei por mejorar AppGallery.

Por último, quiero hablar de unos detalles especiales de este modelo. Por un lado el desbloqueo biométrico. Hemos mencionado la huella en pantalla y funciona, como decimos, realmente rápido. Es un sistema muy rápido y no hemos experimentado fallos.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Por otro lado tenemos el sensor 3D para el desbloqueo facial. Se trata de un desbloqueo al nivel de FaceID en los iPhone tanto en cuanto a rapidez como a fiabilidad y precisión incluso de noche. Es  un sistema que me ha encantado y que, evidentemente, no funciona con mascarilla, pero para eso tenemos la huella en pantalla.

Por otro lado, ese sensor 3D nos permite realizar algunos gestos para controlar el dispositivo. Es un sistema de control por movimiento de la mano que evoluciona respecto a lo visto en la generación anterior. Podemos hacer scroll en aplicaciones, ir hacia adelante o hacia atrás, pausar/reanudar una canción o hacer capturas de pantalla.

 

 

Simplemente, activamos el sistema, nos aprendemos los gestos y  los hacemos frente al móvil. Sale el icono de una mano en la parte superior que nos indica que estamos haciendo la función... y listo. Funciona bien y no  es un motivo de compra ni lo mejor del móvil, pero en un par de ocasiones cocinando me ha venido genial, ya que haciendo pizza tenía las manos pringadas y fui viendo Twitter con los gestos.

Como digo, no es una 'killer app', pero seguro que fácilmente le encontráis la utilidad. Lo que sí me ha gustado mucho es la multitarea que tiene. Si ponemos apps en ventanas para aprovechar la pantalla del terminal, podemos dejar varias abiertas al mismo tiempo que se minimizan en una burbuja. Al tocar esta burbuja tenemos todas las apps minimizadas accesibles al instante.

Es una manera muy inteligente de permitirnos usar apps dentro de otras aplicaciones de manera rápida, sencilla y sin tener que memorizar gestos.

Tres cámaras y un sensor láser que se salen en todas las situaciones

Puede que el sistema de instalación de apps, sobre todo si sois de los que estáis todo el día bajando cosas de la Store, no sea de vuestro agrado, pero si queréis una buena cámara, de las mejores, en cualquier móvil, definitivamente tenéis que prestar atención al Mate 40 Pro.

Estamos hablando de un triplete de objetivos realmente bestial que no destaca en una sola faceta, sino en el total del rango focal desde el gran angular hasta el telefoto 5x óptico (con un 10x híbrido que se porta de maravilla).

Hemos visto en muchos móviles ese conjunto de gran angular + angular + telefoto, pero en pocos, por no decir en ninguno, con tanta calidad en todo el rango focal. La app es muy intuitiva y no hay demasiados cambios  en esta versión de EMUI. 

La inteligencia artificial se sigue encargando de reconocer objetos y aconsejar el enfoque cercano cuando algo está muy cerca del sensor, pero todo se puede desactivar fácilmente y el procesado ya no es un problema. Ya no tenemos esos colores "típicos de Huawei" en los que los cielos tenían un azul radioactivo.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Antes de pasar a los ejemplos, os recordamos que en este enlace tenéis las fotos sin comprimir. Dicho esto, vamos al sensor principal. Se trata de un sensor de 50 megapíxeles con apertura f/1-9 que cuenta con una distancia focal de 23 milímetros. El tamaño del píxel es bastante grande, 1,22 micras, así como el del sensor con sus 1/1,28".

Tiene tecnología RYYB que permite captar más luz en condiciones complicadas y enfoque PDAF y láser. Es un enfoque muy, muy rápido, al nivel del que vimos en el Note 20 Ultra 5G -análisis- y se porta realmente bien en todas las situaciones:

Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro

Hay veces en las que el autoenfoque hace cosas raras, sobre todo cuando intentamos enfocar a algo en primer plano para que difumine el fondo sin entrar en el modo retrato o en el de apertura. En mi caso, no he conseguido dirigir el enfoque al punto que quiero, por lo que tenía que ¡cerrar la app y volver a entrar.

Ese es el único error que me he encontrado con la cámara, y es de software debido al enfoque. Por lo demás, tenemos unos resultados que saltan a la vista: colores atractivos (que no los más reales, pero atractivos), muy buen balance de blancos, unos detalles excelentes en las fotos, buena textura y poco ruido.

Es una excelente cámara principal que está apoyada por un gran angular de 20 megapíxeles f/1.8 (el más luminoso del mercado) que no es un gran angular extremo debido a sus 18 milímetros, pero que seguramente sea el mejor gran angular para fotografiar las típicas catedrales o paisajes amplios, incluso de noche. Es el mejor gran angular nocturno que he probado.

Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro
Fotos Huawei Mate 40 Pro

Para redondear, tenemos un telefoto de 12 megapíxeles f/3.4. No es muy luminoso, pero su estabilización nos permite hacer maravillas con casi cualquier tipo de luz. Es un telefoto nítido como pocos en esos 5 aumentos y nos permite llegar hasta un 10x híbrido, que se sigue portando muy bien con buenas condiciones de luz, y un 50x digital.

Lo mejor de estas cámaras es algo que también me gusta mucho de los iPhone 11/12 Pro, la coherencia de color entre los tres sensores. Los tres, aunque con aperturas diferentes y distintos sensores y tecnología de píxeles hacen una aproximación de color muy similar.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

La cámara delantera de 13 megapíxeles se queda algo corta en apertura, pero en general los resultados son muy buenos, con una buena nitidez y un gran recorte gracias al apoyo del software y del sensor ToF delantero.

Frontal Mate 40 Pro
Frontal Mate 40 Pro

En vídeo, el Mate también saca nota gracias a ese nítido sensor principal, a la fantástica estabilización y a unos vídeos hasta 4K60 que son muy atractivos. 

Podemos llegar hasta los 3.840 fps en el modo de cámara lenta a 720p, pero esto no pasa de curiosidad para momentos puntuales.

En definitiva, un móvil que te da todos los argumentos necesarios para que lo elijas nada más que por su cámara. Es, como digo, la cámara más consistente y versátil del momento, casi sin discusión.

Menos batería que la del Mate 30, pero con carga de 66 W en la caja

En lo que a batería se refiere, tenemos un móvil que baja el listón respecto a lo visto en la generación anterior. Tenemos 4.400 mAh que, en el test de batería con la pantalla encendida y el brillo al 100% de PC Mark, se traduce en 6 horas 29 minutos de autonomía.

En nuestras pruebas, nos hemos mantenido alrededor de esas seis/seis horas y media de pantalla con un uso intensivo de redes sociales, cuentas de correo que se actualizan constantemente de fondo, Bluetooth activado tanto para auriculares como para el Watch, algunos juegos y uso de la cámara.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Eso se traduce en un día y medio, aunque hay usuarios que podrían estirar un poco más la autonomía si hacen un uso menos intensivo. Si le dais mucha caña, puede que se os quede más corto y solo tengáis para un día de uso, pero la buena noticia es que la carga es rapidísima.

Cuenta con un cargador incluido en la caja de 66 W que es capaz de llenar el 50% en 15 minutos y el 100% en 44 minutos. Es decir, que si hacéis un uso muy intensivo y veis que necesitáis estirar la autonomía un poco más, con 15 minutos de carga conseguís un buen 'chute' de batería.

Batería Mate 40 Pro

Y, como es tradición en estos modelos Pro de Huawei, podemos cargar otros dispositivos a través de la carga inalámbrica inversa con una potencia de 5 W y mediante software tenemos una serie de controles para optimizar la batería. También podemos cargarlo de manera inalámbrica a una potencia de 50 W, siendo una de las cargas inalámbricas más rápidas del mercado, aunque necesitamos el cargador compatible.

Podemos activar la carga inteligente que "aprende" de nuestros hábitos de uso del teléfono para, en el proceso de carga, cargar hasta cierto porcentaje y completar el 100% cuando él lo crea necesario para no agotar la batería. Esto tiene sentido si dejamos el teléfono cargando por la noche, pero realmente, con lo que tarda en cargar no vale la pena dejarlo enchufado toda la noche.

Por otro lado tenemos una opción que es más útil, la 'Capacidad de batería inteligente'. Así se carga hasta el 80% y no hasta el 100%, lo que sirve para mimar un poco la batería de cara al futuro.

Armado hasta los dientes y con dos altavoces dedicados que suenan muy bien 

Un móvil premium como este debe alcanzar el sobresaliente en todos los apartados. Es lo que el usuario espera cuando se gasta este dineral y aquí no hay nada que echemos de menos. 

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

El Kirin 9000 cuenta con módem 5G y sí, tenemos conexión a esta red, pero como sabéis es algo que depende enormemente de vuestra compañía  y situación. Tengo 5G, pero en mi ciudad la velocidad no es la máxima de momento, así como la cobertura. No es el 5G "real", por lo que es algo que me da un poco igual, sinceramente, pero me alegra que esté porque este móvil está pensado para que dure unos cuantos años y ahí sí tiene sentido la compatibilidad con 5G.

Por otro lado, tenemos USB Tipo-C, lógicamente, puerto infrarrojos para controlar algunos dispositivos, Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.2

Con esta conexión vamos a aprovechar las características de dispositivos como los Freebuds Studio -que analizamos hace unos días-. Evidentemente, el NFC tampoco falta a su cita y nos permite emparejar dispositivos (con ellos se enriquece el ecosistema de la compañía) y pagar, aunque mi app del banco no me lo ha permitido en este móvil.

Por otro lado el sonido. En la parte inferior tenemos un altavoz. El otro está en la parte superior. Como dijimos hace unos párrafos, no utiliza el auricular de llamadas como altavoz, sino que monta un altavoz muy, muy parecido al inferior para conseguir el sonido estéreo.

Es una muy buena configuración de audio que nos permite escuchar música y juegos con buen volumen y definición. Podemos darnos una ducha con este móvil  y escuchamos los temas sin necesidad de subir el volumen al 100%. 

En este sentido, Huawei da el do de pecho con el sistema sonoro gracias tanto a  la potencia como a la calidad. Además, de nuevo, si contáis con los FreeBuds Studio podéis  escuchar música a 960 Kbps gracias a un modo de alta calidad de audio que realmente se nota, aunque hay que tener el archivo correcto.

Posiblemente la mejor cámara de fotos con funciones de smartphone

Llegamos al final no solo del análisis del Huawei Mate 40 Pro, sino de uno de los mejores teléfonos que hemos tenido este 2020, sin discusión. En condiciones normales lo tendría todo para triunfar y, aunque a lo mejor no iba a ser un superventas debido al precio, sí se convertiría en ese móvil "aspiracional" como los Note 20 Ultra o el iPhone 12 Pro Max.

La pantalla es espectacular para consumir contenido tanto por su tamaño como por la calidad del panel OLED, tiene potencia de sobra para ejecutar cualquier software, el sistema va muy, muy fluido gracias al Kirin 9000 y a la memoria UFS 3.1, no le falta de nada en conectividad y la batería con esa carga rápida es calidad de vida.

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Como hemos dicho, no es un pisapapeles muy caro debido a la ausencia de los servicios móviles de Google, pero está claro que ese sigue siendo un lastre para los teléfonos de la compañía en países fuera de China. Vamos a poder utilizar casi todas las aplicaciones que ya estamos usando en otros móviles y, de hecho, gracias a Phone Clone se copian casi todas desde el anterior terminal.

Petal Search agiliza y facilita el proceso de búsqueda e instalación de apps por APK, pero evidentemente no es tan fácil como meterse a la Store de turno (App Store/Play Store) y descargar la app que queramos sin necesidad de instalar una APK cuya procedencia no conocemos.

No es un móvil para 'expertos', pero necesitas un proceso de aprendizaje para seleccionar las APK que más te convienen, y eso es algo que muchos usuarios no están dispuestos a hacer. 

Análisis Huawei Mate 40 Pro
A.A.H.

Además, la cuestión del precio está ahí porque es un móvil con precio 'de mercado' cuando no ofrece una experiencia tan redonda como los equivalentes que sí tiene esas stores más afianzadas en occidente.

Por otro lado, puede que un móvil sin los GMS no te llame demasiado, pero si quieres una de las mejores cámaras en un móvil (si no la mejor), es evidente que vas a tener que fijarte en el Mate 40 Pro. Su sistema de cámaras es espectacular y, en mi opinión, solo le falta un objetivo 2x (equivalente a un 50 mm) para que fuera un móvil 'retratero' perfecto.

El Mate 40 Pro es excelso en todos los sentidos y esperemos que se solucione el veto de Google o que Huawei apriete a los desarrolladores para que nutran App Gallery con apps útiles y las del día a día, ya que en el resto de apartados sacan matrícula.