Skip to main content

Oppo Reno, análisis y opinión

Oppo Reno

Lo mejor

  • Proporción de pantalla del 86,8%
  • Muy buen rendimiento
  • Carga rápida en menos de 1h30m
  • Conectividad impecable

Lo peor

  • El desbloqueo facial lento
  • Autonomía mejorable
  • Modo retrato poco natural
  • Carga rápida, no superrápida

13/05/2019 - 19:13

Ponemos a prueba un móvil fuera de lo normal, el Oppo Reno, que llega a España a un precio de 499 euros y varias particularidades. La primera y principal es la cámara frontal, que emerge desde la zona superior en forma de pestaña. Este móvil de gama media aspira a atraer a los usuarios más exigentes con innovación, una espectacular pantalla y un rendimiento equilibrado. Esto es lo que nos ha parecido.

El mercado móvil en 2019 no perdona: hay que innovar y ajustar costes para ser competitivos. De lo contrario, otras marcas pueden acabar por comerse tu porción del mercado en cuestión de meses. Una de las compañías que quiere dar un gran salto este año es Oppo, y para ello apuesta por la innovación en varios aspectos.

Una buena muestra de ello es el móvil que sometemos a análisis, el Oppo Reno. Se trata de un dispositivo muy peculiar en su diseño, y es que la cámara frontal y el flash se esconden dentro del cuerpo del teléfono. Sólo aparecen en forma de pestaña emergente cuando se activa la cámara, para usar el desbloqueo facial o la linterna

Además de este novedoso elemento, el Oppo Reno tiene mucho más que ofrecer, como un hardware de gama media bastante eficaz y un software muy pulido. Esto es lo que nos ha parecido tras probarlo.

  Oppo Reno
Dimensiones 156,6 x 74,3 x 9 mm
Peso 185 g
Tamaño de pantalla 6,4"
Panel AMOLED
Resolución 2.340 x 1.080 px
Puntos por pulgada 402 ppp
Cámara trasera

48 Mpx f/1.7
5 Mpx f/2.4

Cámara frontal 16 Mpx f/2.0
Procesador Snapdragon 710
Memoria RAM 6 GB
Almacenamiento 128 GB
Batería 3.765 mAh
NFC
Bluetooth
Radio FM
5.0
No
Precio 499€

Cristal y buenos acabados: un diseño sólido

A día de hoy, más allá de elementos como la cámara pop-up, es difícil diferenciarse de la competencia en cuanto al diseño. Hacerlo supone asumir una serie de riesgos que no siempre suelen salir bien.

En este móvil Oppo ha optado por ir a tiro hecho: cristal en la zona trasera -y delantera, evidentemente- y aluminio en los marcos laterales. Eso sí, hay "cristales y cristales". Los acabados del Reno son bastante sólidos y eso se nota nada más echarle el guante. Sigue siendo un material frágil, pero transmite algo más de seguridad que otros móviles que hemos tenido la oportunidad de probar.

Un punto positivo es que su cámara no sobresale nada en absoluto. Las dos lentes están bajo el cristal que constituye la tapa trasera, así que olvídate de golpes, porrazos y arañazos, habituales cuando las cámara sobresalen algo más de la cuenta.

Como es lógico, este móvil casi exige una funda para no llenarlo rápidamente de arañazos, huellas y suciedad, aunque por suerte viene una bastante discreta junto con su caja.

La tapa trasera tiene una ligera curva que hace que el agarre sea cómodo y ergonómico. Llama la atención que los botones de volumen estén a la izquierda, y no a la derecha como en la mayoría de terminales.

Lo mejor está en la parte frontal, y es que su pantalla ocupa nada menos que un 86,8% del frontal, una cifra bastante elevada, aunque no es la mejor del mercado. No hay notch, y eso permite estirar todo lo posible la proporción.

Oppo Reno

Cámara retráctil con una peculiaridad

Hasta ahora hemos visto varios móviles con cámara retráctil, como por ejemplo el Oppo Find X o el Xiaomi Mi MIX 3. En unos casos sale al activar la cámara y en otros hay que deslizar manualmente. Hay diferencias, aunque tanto las ventajas como las desventajas siguen siendo las mismas en todos los sistemas.

Oppo Reno, cámara frontal

¿Qué aporta esta cámara en el Oppo Reno? Lo mismo que en las demás: soluciona de un plumazo el problema del notch y permite aumentar la cantidad de pantalla disponible.

La peculiaridad de esta solución del Reno es que la cámara no sale al completo, sino que se levanta desde uno de los lados. Es difícil describirlo ya que "una imagen vale más que mil palabras".

Oppo Reno

El problema es que siempre que introduces un mecanismo, hay cierto riesgo de avería. Ya sea por el polvo, la suciedad, el desgaste o un golpe, puede que tarde o temprano el mecanismo deje de funcionar.

Se entiende que cuando una marca puntera como Oppo saca al mercado un móvil con cámara pop-up confía a ciegas en su funcionamiento, y de hecho afirman que aguantará varios años, aunque habrá que pasar la prueba de fuego de los usuarios.

Podemos dar fe de que funcionar funciona, y además lo hace bastante rápido. Tarda menos de un segundo en abrir la cámara, aunque quizás es demasiado tiempo para el desbloqueo facial. Al final dejas de usarlo y simplemente recurres al lector de huellas en pantalla.

También podemos confirmar otro problema: poco a poco la cámara se va llenando de polvo y partículas. Hasta ahora no hemos detectado ningún problema en ello, pero a la larga sí que podría darlos.

En resumen: una vez más Oppo apuesta por una solución arriesgada para tener más pantalla. Si te molestaba el notch, esto te gustará.

Pantalla AMOLED: explotando los beneficios de suprimir el notch

Pruebas Oppo Reno

Una vez más, Oppo ha decidido sacarse de la manga una solución para dejar atrás la tan vilipendiada ceja. Cierto es que en ciertos móviles apenas las ves, sobre todo en aquellos que apuestan por el notch de tipo gota, pero no deja de ser un mal menor.

En este caso, como ya hemos dicho, la marca asiática ha optado por la cámara retráctil, una solución de mínimos que satisfará a unos sí y a otro no. Lo que está claro es que sacar el notch de la pantalla tiene un beneficio palpable: el panel luce espectacular y aprovecha de verdad todos los marcos.

Oppo Reno

Un 86,8% de pantalla en la zona frontal da fe de ello, y la verdad es que es una gozada. Quizás podrían haber apurado un poco más la zona de la llamada "barbilla", aunque no tiene un marco excesivo en esta zona.

AMOLED, OLED, IPS: ¿qué pantalla para móviles es mejor?

Además es un panel AMOLED bien calibrado y con 402 puntos por pulgada. Esto significa que tanto la nitidez como el color cumplen con creces. Es Full HD+, sin llegar a dar el salto al QHD+, aunque la diferencia no se hace notar demasiado.

Si la temperatura del color no te satisface, puedes cambiarla en Ajustes, aunque tanto el color frío como el cálido parecen demasiado radicales y estropean en buena medida la calidad de la pantalla. Eso sí, la saturación del color es algo mayor que en las IPS LCD, aunque para gustos los colores.

Pruebas Oppo Reno

Así brilla por sectores la pantalla del Oppo Reno.

¿Y el brillo? ¿Qué tal los ángulos de visión? En este apartado compartimos varias pruebas técnicas que forman parte del análisis del Oppo Reno y en las que se valora cuantitativamente su rendimiento.

Por decirlo de forma sencilla, este móvil se ve muy bien incluso a pleno sol. Su brillo es más que bueno y no tendrás problemas de reflejos prácticamente nunca. Es un logro en parte de los fabricantes de móviles, pero sobre todo de los fabricantes de paneles.

ColorOS: tantas opciones que resulta casi abrumador

Pasamos ahora a un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de comprar un móvil, y es el software. Este Oppo Reno viene ya con colorOS 6.0 sobre Android 9.0 Pie, una capa de personalización que nos ha resultado bastante cómoda y agradable por varios motivos.

El primero de ellos es que tal y como indica su nombre, es muy colorida. Los iconos están bien logrados y son simples y resultones, en colores vivos que logran sacarle bastante partido al panel AMOLED.

Software Oppo Reno

Además, y esto es lo verdaderamente importante, está bien optimizada para no desperdiciar nada de los recursos del móvil. Con Snapdragon 710 y 6 GB de RAM no debería haber problemas, aunque cosas peores se han visto. Lo cierto es que en ningún momento hemos experimentado problemas de software como sería el cierre inesperado de aplicaciones o ralentizaciones repentinas.

Como prácticamente todas las capas, colorOS viene con cierta dosis de aplicaciones preinstaladas por el fabricante. Lo bueno es que muchas de ellas las puedes desinstalar o meterlas en una carpeta y olvidarte para siempre. Estaría bien que simplemente vinieran las imprescindibles, pero a estas alturas es ya lo normal fuera de Android One.

Software Oppo Reno

A nivel de opciones extra, hay tantas que resulta abrumador. Si entras a los Ajustes verás de un plumazo varias de ellas, como por ejemplo proteger y cifrar con contraseña cualquier aplicación, cambiar el tema al completo del teléfono, duplicar aplicaciones para acceder con dos cuentas distintas y mucho más.

Todas ellas están bien para el usuario final, que poco a poco irá explorándolas y aprovechándose de lo mucho que tienen que ofrecer en privacidad, seguridad y usabilidad.

Game Space Oppo Reno

Así puedes controlar Game Space desde un juego en colorOS.

Quizás lo más interesante de todo es el llamado Game Space, una aplicación que sirve para optimizar el rendimiento del terminal en juegos. Se activa sola cuando lanzas un juego y es altamente configurable. Puedes hacer que bloquee cualquier notificación, situar otras apps en ventana flotante sobre el juego en cuestión y elegir entre varios modos de rendimiento. El llamado Modo Competitivo es en realidad la aceleración por GPU que ya hemos visto en otros teléfonos.

Se agradece el intento, aunque realmente no hemos notado diferencia en cuanto a fluidez entre ambos modos, ni siquiera jugando a juegos gráficamente muy exigentes.

Snapdragon 710: ¿el nuevo chip fetiche en la gama media?

Oppo Reno

A falta de ver cómo se desarolla 2019, todo parece indicar que habrá dos nuevos procesadores fetiche dentro de la gama media, de esos que te cansas de ver en decenas de móviles y que funcionan lo suficientemente bien como para confiar en ellos a ciegas. Son Snapdragon 710 y 712.

Mientras que por ahora el 712 sólo lo hemos visto en el Xiaomi Mi 9 SE, el Snapdragon 710 sí tiene más recorrido. Es por ejemplo el chip del Oppo RX17 Pro que pudimos probar con excelentes resultados hace unos meses.

Parece que la marca confía mucho en este SoC de Qualcomm, y hace bien. No sólo ofrece suficiente potencia para el día a día normal, sino que su GPU Adreno 616 es lo suficientemente buena como para hacer correr juegos exigentes de forma fluida.

  Oppo Reno Xiaomi Mi 9 SE Huawei P30 Lite Samsung Galaxy A9 (2018)
Procesador Snapdragon 710 Snapdragon 712 Kirin 710 Snapdragon 660
RAM 6 GB 6 GB 4 GB 6 GB
AnTuTu 154.580

147.059

137.770 140.179

3D Mark (Sling Shot)
 

1.803

1.770

988 1.350

GeekBench:
Single
Multi
 

1.460
5.862

1.880
5.942

1.570
5.399

1.609
5.809
PCMark 2.0 6.538

6.860

7.061 6.455

Además, en cuanto a consumo de batería puede mirar de tú a tú al que hasta ahora es probablemente el procesador más eficiente del mercado, el Kirin 710 de Huawei.

Este 710 es una evolución lógica de los Snapdragon 6XX, una serie que trajo muchas alegrías a los móviles por debajo de 400 euros y que se afianza. 

Durante el tiempo que hemos tenido para probar el Oppor Reno, podemos decir que la combinación de Android 9.0 con colorOS y Snapdragon 710 ha resultado plenamente satisfactoria. Ahora mismo resulta difícil ponerle pegas a un móvil como este, que cumple a la perfección en microsegundos después de cualquier acción y que te permite jugar sin problemas a cualquier juego disponible en Android.

Oppo Reno

En PUBG Mobile o Asphalt puedes jugar con gráficos al máximo y de forma fluida. Eso sí, los FPS caen un poco en ciertos momentos del juego, aunque hay que ser muy detallista para notarlo y sufrirlo.

También es posible jugar a Fortnite en este móvil, aunque el juego de moda sólo funciona con gráficos calidad intermedia y un máximo de 30 FPS.

Además, 710 tiene otro punto positivo: ya es compatible con todas las tecnologías para la conectividad que son imprescindibles y con cámaras de 48 Mpx. Era necesario dan un paso adelante con respecto a Snapdragon 660, y tanto Qualcomm como Oppo lo han dado.

Carga rápida, aunque no tanto como la del resto de la familia

Una de las señas de identidad de identidad de Oppo es su carga rápida, con diferencia una de las mejores del mercado. Hemos podido probarla ya en varios de sus dispositivos, como por ejemplo el Oppo Find X o el Oppo RX17 Pro y los resultados son absolutamente apabullantes, situándola como la más rápida en 2018.

En cambio, para este Oppo Reno, la marca ha realizado un cambio: si los dos terminales que acabamos de mencionar usaban la carga SuperVOOC a 50W, en este caso la potencia se reduce a los 20W y el nombre pasa a ser VOOC a secas.

Es un paso atrás que se nota y mucho. Si el Oppo RX17 Pro también con Snapdragon cargaba sus 3.700 mAh en 40 minutos, la carga de los 3.765 mAh del Oppo Reno pasa a unos 80 minutos, el doble de tiempo. Y no sólo eso: de los 10 minutos que tomaba el RX17 Pro en cargar el 50% aquí pasamos a una media hora.

Son cifras que se explican por la diferencia de precios, y es que el RX17 Pro cuesta 100€ más, aunque ambos llevan el mismo procesador. En teoría, la carga de 50W es compatible con el Reno pero la compañía ha decidido no incluirla, diluyendo así una característica que sí le habría dado una clara ventaja competitiva a este teléfono.

Así evoluciona la batería del Oppo Reno durante la carga.

Así evoluciona la batería del Oppo Reno durante la carga.

¿Compensa este móvil dicho tropiezo con una autonomía extendida? La verdad es que no. La autonomía no es mala y puedes aguantar fácilmente el día si no te dedicas a jugar o no le das un uso muy intensivo, aunque no es ni mucho menos sobresaliente tratándose del Snapdragon 710.

Una vez más, es inevitable hacer referencia al RX17 Pro, el pariente más cercano por características. Como pudimos comprobar en su análisis, día y medio de autonomía es una buena cifra para el Snapdragon 710 y 3.700 mAh, una cifra que no alcanza este móvil que nos ocupa. Se queda en menos, un día como mucho.

Para hacernos una idea de su consumo, en partidas a Brawl Stars de unos cinco minutos consume un 1% con sonido y brillo al máximo, es decir, un 5% por cada media hora de juego. El consumo baja un poco si usamos redes sociales y otras aplicaciones, como por ejemplo el vídeo en streaming. Si extendemos estos datos al resto del día, lo más probable es que tengas que cargar el Oppo Reno una vez cada 24 horas como mínimo.

Cámara: más luces que sombras

Más allá de todo lo que hemos hablado sobre el propio mecanismo de la cámara retráctil, poco tiene que ver cómo salga la lente con los resultados, que dependen de otros factores como el software, el procesado de imagen, el sensor o la apertura.

En este caso, estamos ante una de esas modas que parece que han venido para quedarse, la de las cámaras de 48 Mpx. El Oppo Reno equipa dos lentes, una de 48 Mpx con apertura f/1.7 y otra de 5 Mpx con apertura f/2.0. Son buenos datos que ya de entrada auguraban buenos resultados con escasa luz.

Fotografías realizadas con el Oppo Reno

Antes de pasar a las fotos nocturnas, hacemos una valoración general de los resultados. Como se puede ver en la galería de fotos, instantáneas que puedes ver en tamaño original y sin comprimir en este enlace, los resultados son excelentes.

En condiciones de luz óptimas incluso se puede decir que son sobresalientes, con una calidad de texturas, color y detalles que prácticamente se ponen a la altura de la gama alta.

Fotografías realizadas con el Oppo Reno

Además, el enfoque es rápido y preciso, algo que convierte al Oppo Reno en un móvil perfecto para aquellos que no son expertos fotógrafos. Si apuntas y disparas, la probabilidad de que la foto sea buena son altas, y se agradece.

Nos ha gustado particularmente el uso del macro y el modo HDR. En ambos casos rinde y muy bien. Es capaz de enfocar objetos a una distancia mínima de unos pocos centímetros, situación en la que la mayoría de móviles se atascan y luchan por conseguir una foto digna. Aquí no ocurre: no sólo enfoca sino que lo hace con una precisión asombrosa, como se puede ver en la siguiente foto.

El Modo Nocturno sí deja sin duda resultados muy buenos. Consigue no sólo iluminar las fotos sino mantener una calidad en los acabados más que aceptable.

Comparativa Oppo Reno

Cámara de 48 Mpx: mejor si dejas que el software haga su trabajo

Eso sí, hay que tener en cuenta que este es el análisis del Oppo Reno, con cámara de 48 Mpx pero sin zoom x10. Es el modelo estándar, el que cuenta con zoom óptico x2, aunque por suerte puedes sacarle partido a los megapíxeles de más para hacer zoom digital. Puedes elegir entre varios modos, de 48 Mpx o de menor resolución, en cuyo caso el software hace un "refundido" de píxeles que mejora la información que posee cada uno de ellos.

Es recomendable usar este último modo, ya que las diferencias a la hora de la verdad entre las imágenes de 48 Mpx y las "refundidas" no son muy grandes. De hecho seguramente tenga mucho que ver con los resultados excelentes antes mencionados el procesado de todos esos píxeles fusionados, un truco para hacer que las imágenes sean más luminosas.

En la siguiente imagen se puede ver un recorte de una foto a 12 Mpx y de una foto a 48 Mpx. La diferencia de calidad no es asombrosa; realmente no compensa el modo 48 Mpx.

Comparativas Oppo Reno

HDR y potenciación por croma: a gusto del consumidor

En cuanto a los distintos modos que ofrece la aplicación de cámara del Oppo Reno, hay que decir que se trata de una aplicación bastante sencilla. Está el Modo IA para seleccionar escenas automáticamente, el HDR, la panorámica, el modo nocturno y poco más. Eso sí, hay un modo que merece un comentario aparte: el de potenciación por croma.

Se trata de lo que otras marcas llaman el Modo IA a secas, aunque en este caso la IA se limita a seleccionar escenas y la puedes activar y desactivar en los Ajustes de la app Cámara. Por separado está dicho Modo Potenciación por Chrome, que tiene botón propio en la interfaz y sirve para resaltar colores, sobre todo colores vivos. Los resultados son evidentes y se observan a simple vista, aunque no gustarán a todos.

Comparativa Oppo Reno

Digamos que potencia mucho, muchísimo los colores como el verde, el rojo o el amarillo, haciendo que resalten quizás más de lo debido. El resultado es una imagen cuyos colores no son reales, aunque para gustos los colores, y nunca mejor dicho.

En cuanto al HDR, actúa bien y de forma discreta. Sirve para evitar esos contrastes de color de algunas imágenes a contraluz. No es muy agresivo y sólo se aplica en su justa medida, así que no se le pueden poner pegas.

Por su buen funcionamiento, casi recomendamos llevarlo activado siempre.

Modo retrato: necesita mejorar

Otro de los grandes atractivos de la fotografía móvil a día de hoy son los retratos. No cabe duda de que generan mucho interés, aunque no es fácil para las marcas afinar todo lo posible a la hora de mostrar resultados.

Con dos cámaras, los resultados son mejores. Si además es una cámara TOF 3D, mucho mejor. No obstante, son novedades caras y el software no siempre lo hace todo lo bien que debería.

 

En esta review del Oppo Reno hemos hablado muy bien de su cámara, aunque en los retratos es inevitable poner algunos peros. Sí, los resultados son satisfactorios en cuanto a precisión del recorte, iluminación y calidad en líneas generales. El problema es que el desenfoque de la imagen se ve poco natural, sin profundidad.

La cámara de este móvil reconoce bien el objeto en primer plano y acierta manteniéndolo en foco, pero todo lo que está detrás queda desenfocado de la misma forma, esté donde esté. Los móviles con modo retrato top del mercado lo hacen mucho más realista.

Los resultados son mejorables, sin duda, aunque es sólo un pequeño tropiezo que no debe afear el buen hacer de su cámara.

Conectividad sin fisuras y un NFC sorprendentemente rápido

La conectividad móvil es uno de los apartados tecnológicos -al menos en smartphones- que tiene un techo más evidente. Hay una serie de características que cualquier móvil de gama media con aspiraciones debe tener, como por ejemplo Bluetooth 5.0, WiFi ACUSB Tipo CNFC. No tener una sola de estas prestaciones es un tropiezo, por eso cada vez vemos más móviles que vienen con el pack completo.

A menos que nos vayamos ya a una serie de prestaciones premium, no se le puede poner pegas a móviles como este Oppo Reno. Lo tiene todo, excepción hecha quizás con los infrarrojos y la radio FM.

Oppo Reno

¿Se podría pedir algo más? Difícilmente, quizás WiFi AX, pero ni siquiera móviles que cuestan el doble han dado el salto en masa, así que no es un inconveniente real.

Por su parte, el NFC sí nos ha sorprendido por su funcionamiento. Quien firma este análisis ha probado ya decenas de móviles con chip, y no siempre funcionan del todo bien. Muchos no aciertan a la primera o dan errores de varios tipos. En cambio el NFC del Oppo Reno detecta el TPV nada más acercarlo y efectúa el pago con una rapidez sorprendente a través de Google Pay y varias aplicaciones bancarias.

Conclusión: Oppo ya es una marca muy a tener en cuenta

Oppo es una de las marcas cuyo aterrizaje en España está más reciente. Nuestro país es un mercado atractivo que sirve para medir la posibilidad de tener éxito en Occidente, sobre todo por lo receptivos que son los españoles a nuevas marcas. Y si no, que le pregunten a Xiaomi, que en apenas un año ya arrasa.

En este contexto, Oppo se sitúa con un enfoque algo distinto: móviles algo más completos, destinados a la gama media pero para aquellos que buscan características premium e innovadoras. No quieren competir por ofrecer el móvil más barato, y por ahora no parece que lo estén haciendo mal.

Oppo Reno

Con este Oppo Reno, han apostado fuerte y arriesgando mucho. El mecanismo de cámara es una novedad que puede ser bien recibida por unos pocos pero que no cautivará al gran público.

No obstante, hay que decir que el resto del terminal sí ofrece todo lo que cualquiera podría desear: buen rendimiento, carga rápida, conectividad a la altura de los mejores y una cámara de notable alto.

El precio es algo mayor de lo que la mayoría de los usuarios estarían dispuestos a pagar, así que compite contra el rango ocupado por los Mi MIX, Xiaomi Mi 9 o Samsung Galaxy A50, móviles que buscan diferenciarse de la gama de entrada dando algunos toques de calidad a sus prestaciones.

¿Lo consigue? Sí, aunque probablemente haya opciones mejores en el mercado por los 499 euros que cuesta. Lo que está claro es que nos sirve como piedra de toque para saber de qué es capaz Oppo.

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

9/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

8/10

Batería

8/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

83

Relación calidad/precio

Más:

#Análisis

Ver ahora: