Skip to main content

Samsung Galaxy A51, análisis y opinión

Samsung Galaxy A51 - diseño

Lo mejor

  • Diseño ligero y cómodo
  • Con USB-C y NFC
  • Nivel de brillo de la pantalla
  • Batería y carga rápida suficientes

Lo peor

  • Rendimiento algo justo
  • Pantalla sin HDR 
  • Rendimiento general cámaras traseras
  • Precio por encima del segmento

18/02/2020 - 09:30

A estas alturas de siglo, comprarse un móvil barato no significa conformarse con lo más básico. El Samsung Galaxy A51 promete ser uno de esos móviles que llegan para destacar dentro de la gama media con muy buenas características, pero sin que ello suba el precio por las nubes. ¿Cumplirá todas nuestras expectativas? Vamos a verlo.

Samsung ha empezado el año con fuerza, sumando un nuevo móvil a su catálogo de gama media. Los fabricantes se han dado cuenta del potencial de mercado que tiene esta franja de precios y ya no sólo cuidan con mimo los móviles más premium. Tener un smartphone de calidad ya no supone pagar el precio de un artículo de lujo. 

El Samsung Galaxy A51 promete ofrecer un diseño elegante sin descuidar la potencia de sus componentes internos. Un simple vistazo a la ficha de especificaciones nos muestra una buena pantalla, un completo equipo fotográfico y un procesador y batería más que aceptables. 

Sin embargo, esto no es suficiente para saber a ciencia cierta si su precio merece la pena. En este análisis vamos a poner a prueba cada uno de los elementos que componen el Galaxy A51 para comprobar si realmente merece la pena hacerse con este modelo de Samsung.

  Samsung Galaxy A51
Dimensiones 158,5 x 73,6 x 7,9 mm
Peso 172 g
Tamaño de pantalla 6,5 pulgadas
Formato 20:9
Esquinas redondeadas
Panel Super AMOLED Infinity-O
Resolución FullHD+ (2.400 x 1.080px)
Notch No, agujero en pantalla para la cámara
Procesador Exynos 9611
- Octacore 2,3GHz / 1,7 GHz
- GPU Mali G72
Memoria RAM 4 GB
Almacenamiento interno 128 GB + microSD 
Sistema Operativo Android 9.0 + Samsung Experience
Batería 4.000 mAh
Adaptative Fast Charging (hasta 15W)
Cámara trasera 48 Mpx f/2.0 principal
12 Mpx f/2.2 gran angular
5 Mpx f/2.2 profundidad
5 Mpx f/2.4 macro

Vídeo hasta 4K
Cámara lenta hasta 240fps
Cámara frontal 32 Mpx f/2.2
Vídeo hasta 4K
Conectividad Wi-Fi 2,4 / 5 GHz
BT 5.0
NFC
Minijack
DualSIM 4G
Precio Desde 343 euros

Índice de contenidos:

Funcionalidad y estilo, un diseño muy acertado

Los diseños de Samsung en sus móviles rara vez decepcionan. La marca sabe cómo hacer que un móvil sea cómodo, elegante y a su vez, divertido. El Samsung Galaxy A51 es un terminal delgado, ligero y muy cómodo de usar

Samsung Galaxy A51 - diseño

El estilo puede ser llamativo con un azul cielo brillante que reflejan el arcoíris (el modelo que hemos probado nosotros) o podemos decantarnos por tonos más sobrios como el negro o el blanco.

El tono azul le da una vida y aspecto más juvenil, además contamos con una franja inferior en la carcasa que incluye unas rayas verticales muy sutiles, para darle algo más de dinamismo al modelo. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

Las cámaras en negro resaltan por encima del color de la carcasa. Sobresalen un poco por fuera del resto del terminal, aunque no molestan en exceso a la hora de dejar el terminal encima de la mesa. Sería adecuado contar con una funda que protegiera algo más la pantalla y las cámaras de golpes. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

En un lateral tenemos la ranura para las tarjetas SIM y en la otra los botones del volumen y el botón de apagado que viene configurado para activar el asistente de Samsung, Bixby. Se puede personalizar en los ajustes si no nos convence esta opción. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

Como decíamos, es un modelo fácil de manejar con una mano gracias a su tamaño, peso y los laterales curvados para un mejor agarre. Con un diseño sin estridencias, los que más llama la atención del Galaxy A51 son las cámaras, tanto en la parte trasera como delantera.

La cámara frontal corona la parte alta de la pantalla en un orificio. Vamos a ver con más detalle que puede ofrecer esta pantalla perforada. 

Pantalla con buena calidad y brillo 

Samsung ha demostrado en incontables ocasiones que sabe escoger muy bien las pantallas y que eligiendo un móvil de la marca disfrutarás de la experiencia. No es de las mejores pantallas que podíamos tener, pero para ser de gama media, sin duda es uno de los puntos fuertes de este terminal. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

La pantalla perforada del Galaxy A51, es IPS de 6,5 pulgadas, resolución Full HD+ (2.400 x 1.080px) y tecnología Super AMOLED. Estamos ante una buena calidad y tamaño, con la que se pueden disfrutar sin problemas de todos los vídeos que queramos.

El orificio en la parte central de la línea superior no molesta apenas para el uso del terminal. Permite mostrar muchas notificaciones más que con un notch tradicional, y, aún así puede ocultarse en los ajustes. 

Samsung Galaxy A51

Sin duda, el nivel de brillo es una de sus mejores cualidades. No es la pantalla con más brillo del mercado pero tanto de día como de noche veremos plenamente la pantalla.

¿Qué pantalla móvil es mejor?

El ajuste de brillo automático es imprescindible para no tener bajo techo el brillo excesivamente alto sin tener que estar constantemente ajustándolo y evitando dañarnos la vista, se ajusta sólo en el momento de cambiar de un ambiente a otro.

En algún día nublado hemos notado la pantalla un poco oscura, pero al activar el brillo máximo llegamos niveles de 613 Lux y es en modo automático con mucha luz ambiente (a pleno sol) cuando se activa el modo HBM que consigue llegar hasta 753 Lux de media. Más que suficiente para ver con todo detalle las fotos que estábamos realizando en la calle.

Samsung Galaxy A51

De las pocas pegas que podemos ponerle a este panel es que no es compatible con contenidos HDR, no es imprescindible. Nos ha sorprendido no contar con esta opción, pero teniendo en cuenta la buena calidad de la pantalla, mucho más no le podemos pedir a este móvil. 

Por otra parte, la pantalla está bien calibrada a nivel de temperatura y color. Aún así, como esto depende más de los gustos de cada uno, Samsung ofrece la posibilidad de personalizar la pantalla en los ajustes. 

El Exynos 9610 se queda algo justo incluso para el día a día

Detrás de una buena experiencia con un móvil se esconde un elemento clave: el procesador. Además de otros componentes que el ayudan en su tarea diaria, el procesador es el corazón del teléfono y de él depende que consigamos un buen rendimiento.

Encontrarnos con un terminal cuyo rendimiento es deficiente y sufre momentos de ralentización o se queda congelado cuando le exigimos algo más actividad es cada día más complicado. Es cierto que las aplicaciones son cada vez más pesadas, pero los chips están preparados para ello.

Dentro del Samsung Galaxy A51 se esconde el procesador Exynos 9611 el mismo que nos pudimos probar con el Galaxy M30.

Samsung Galaxy A51 - diseño

Este SoC se presentó en septiembre de 2019 como sucesor del Exynos 9610 que ocupa el centro de móviles como el Samsung Galaxy A50, el antecesor del que ahora nos ocupa.

El Exynos 9611 hereda de su predecesor prácticamente todas sus características incluyendo su litografía de 10 nm y sus ocho núcleos cuatro a cuatro a 2,3 GHz y 1,7 GHz respectivamente. Sin embargo, la principal novedad es el soporte para sensores de hasta 64 megapíxeles que en este caso no es necesario, pues contamos con una cámara de hasta 48 Mpx. 

Junto al Exynos 9610 tenemos 4 GB de RAM, una cantidad de memoria que puede resultar algo justa para los 6GB que ya estamos viendo en la mayoría de móviles de esta gama. Sin embargo, esos 4GB no deberían ser un problema para usar el móvil a diario, además viene respaldado por 128 GB de almacenamiento interno que se pueden ampliar aún más si fuera necesario con una tarjeta microSD.

Consultar redes sociales, el correo, algún vídeo esporádico no es un problema para este equipo. Aunque, es cierto que en momentos puntuales hemos notado como el teléfono se quedaba algo parado, un lag o ralentización que aparece de vez en cuando.

Samsung Galaxy A51

Pasar de una aplicación a otra o cargar alguna interfaz o aplicación más pesada han sido los momentos claves en los que el lag ha hecho acto de presencia, simples segundos hasta que el móvil vuelve coger el ritmo, pero es un efecto que puede llegar a ser molesto.  

En la tabla inferior y en la galería os dejamos los resultados de las pruebas de rendimiento a las que hemos sometido a este teléfono para conocer más en detalle sus capacidades. 

  Galaxy A51 Redmi Note 8T Xiaomi Mi A3 Galaxy A50 P30 Lite Redmi Note 7
Procesador Exynos 9611 Snapdragon 665 Snapdragon 665 Exynos 9610 Kirin 710 Snapdragon 660
RAM  4GB 4GB 4GB 4 GB 4 GB 4 GB
AnTuTu 138.113 153.318 140.306 143.791

130.001

146.005

3D Mark Extreme
OpenGL
Vulkan
 

1.593
1.133
1.087
N.D.
1.135
N.D.
1.342
N.D.

988
N.D.

1.360
N.D.

GeekBench 5:
Single
Multi
(* v. 4)

345
1.226

269
1.277

1.527*
5.604*
1.720*
5.646*

1.570*
5.399*

1.337*
4.941*

PCMark 2.0 5.038 6.464 6.536 5.857

7.061

6.221

A la hora de exigir algo más de carga de trabajo que un simple vistazo a redes sociales, es decir, enfrentar al Galaxy A51 a videojuegos para móvil como Asphalt 9 y PUBG Mobile, como era de esperar vemos que le cuesta más mantener el ritmo.

No es un descenso del rendimiento alarmante, pero sí se nota que le falta un poco de fluidez, como hemos mencionado anteriormente. También se nota un ligero calentamiento del terminal en la carcasa, aunque no estamos hablando de nada tan molesto como para no poder sostener el móvil en la mano. 

Podemos determinar por tanto, que el Samsung Galaxy A51 con su Exynos 9611 se queda un poco corto para el rendimiento que esperábamos en este gama media de 2019. Suficiente para pasar un día a día.

Android 10 con OneUI, capa de personalización limpia y nueva

El Galaxy A51 ha llegado a nuestras manos con la versión OneUI 2 basada en Android 10. Son las versiones más actuales del sistema operativo de Google y la capa de personalización de Samsung.

Nos sistemas que llevan ya unos meses funcionando en armonía. Samsung estrenó One UI a principios de 2019 con los modelos más premium y poco a poco lo fue extendiendo al resto de su catálogo.

Samsung Galaxy A51 - diseño

No es Android limpio pero Samsung ha hecho un gran esfuerzo por mantener la interfaz lo más simple posible. El resultado es un software que ofrece una imagen colorida con iconos sencillos y de buen tamaño y un soporte multitarea muy bien cuidado, sin cierres inesperados en segundo plano.

Samsung Galaxy A51

Con la llegada de Android 10, Samsung ha aprovechado para incluir también algunas novedades interesantes en el funcionamiento de sus móviles como el modo oscuro que transforma gran parte de los detalles de la interfaz. Ajustes, aplicaciones, funciones, todo se convierte a unos tonos más oscuros para ir acorde.

En general contamos con bastantes gestos de navegación para movernos por el teléfono con fluidez y que sirven para despedirse de los tres botones de la barra (pantalla de inicio, atrás y aplicaciones recientes). No obstante, algunos de los accesos rápidos han sido más difíciles de utilizar. 

Samsung Galaxy A51

Con el paso del tiempo uno termina por aprender y acostumbrarse a la mayoría de funciones que ofrece la marca de su teléfono, pero en las primeras semanas de uso puede resultar algo abrumador controlar y ajustar cada una de esas funciones a nuestro gusto como el botón de encendido que Samsung adjudica de manera automática a su asistente virtual Bixby

Samsung Galaxy A51

Desde los ajustes se puede configurar para que el botón sólo sirva para apagar o bloquear el teléfono o incluso para encender la cámara si apretamos varias veces seguidas, por ejemplo. Así ocurre con el resto de funciones como las capturas de pantalla que también se pueden realizar de diferentes maneras.

Como extra, comentar que Samsung incluye Game Launcher, una solución que ofrece opciones enfocadas a los más jugones, como, por ejemplo, bloquear llamadas y notificaciones durante el juego, grabación de la partida e incluso el acceso directo a aplicaciones flotantes sobre el juego, por ejemplo, YouTube o Netflix.

Samsung Galaxy A51

El Galaxy A51 incluye algunas aplicaciones preinstaladas de Samsung y de Microsoft, esto ocupa espacio, pero no demasiado. Lo mejor es que contamos con cajón de aplicaciones para no tener que ordenarlas en carpetas en la pantalla principal.

Sistemas biométricos

Dentro del apartado de software también tenemos que abordar un asunto clave para la seguridad, los sistemas biométricos con los que podemos proteger el móvil y nuestros datos de miradas ajenas.

Tanto el lector de huellas como el reconocimiento facial tienen lugar en la parte frontal del teléfono. El lector de huellas se encuentra debajo de la pantalla y el sistema de reconocimiento facial se realiza a través de la cámara frontal.

Samsung Galaxy A51 - diseño

La tecnología utilizada para esconder el reconocimiento facial debajo de la pantalla hace que el sensor no sea tan rápido ni eficaz como los lectores capacitivos que se sitúan en la carcasa trasera de otros móviles.

Es algo complicado colocar la huella de manera que el teléfono no te pida que la vuelvas a colocar porque no termina de reconocerte. 

En el caso del reconocimiento facial es algo más cómodo, sólo hay que presionar el botón de encendido para que el móvil proceda a analizar tu rostro y entonces se desbloquea. Eso sí, dependiendo de la luz del momento puede dar fallos y no ser capaz de reconocerte.  

Samsung Galaxy A51 - diseño

Ambos son tecnologías muy novedosas que poco a poco van mejorando en efectividad y rapidez, pero siguen siendo opciones menos apetecibles. 

Un cuarteto para cualquier ocasión, pero que aún tiene que mejorar

Samsung ha tirado la casa por la ventana con el equipo fotográfico de este modelo. Para que os hagáis una idea, el Galaxy A50 contaba con tres cámaras en vez de las cuatro que tiene el A51 y eran de peor capacidad. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

Las cuatro cámaras del Galaxy A51 se componen de un sensor principal de 48 megapíxeles, un ultra gran angular de 12 Mpx, cámara macro de 5 Mpx y un sensor de profundidad también de 5 Mpx. También tenemos una cámara frontal de 32 Mpx de la que hablaremos más adelante. 

Para poder sacar todo el potencial a ese cuarteto de cámaras traseras tenemos la aplicación de la cámara de Samsung. Es una aplicación fácil de usar con casi todos los botones necesarios al alcance de un dedo.

Solamente hemos encontrado incómodo el lugar en el que han colocado el HDR, dentro de los ajustes. Para poder acceder a él hay que pasar entrar en los ajustes, deslizar hasta que das con la sección y volver a la cámara. Para evitarnos ese esfuerzo Samsung nos ofrece aplicarlo de manera autónoma cuando la cámara lo considere.

Samsung Galaxy A51 - diseño

El resto de efectos y filtros están a simple vista e incluso algunos como el desenfoque del fondo se pueden editar a posteriori. Otros como el filtro inteligente para las fotos de comida son excesivos y no nos ha gustado el resultado, potenciando demasiado los colores hasta quedar algo irreal. 

Hacemos un análisis pormenorizado de las distintas opciones y modos de fotografía pero si queréis las muestras originales para juzgad vosotros mismos sin recompresión web, podéis descargar todo desde aquí.

Ahora sí, toca hablar por fin de las fotos que consiguen hacer estas cuatro cámaras. La compañía ha equipado este teléfono con un sensor principal de 48 Mpx, que recurre a la tecnología Pixel Binning con la que se agrupan cuatro píxeles en uno sólo, capturando más luz y resolución en una fotografía de unos 12 Mpx de tamaño. 

Samsung Galaxy A51

Una de las principales ventajas de esta técnica fotográfica es que al aumentarlas se pierde menos detalle y podemos apreciar el incremento de nitidez y que, donde otras se ven más oscuras, en esta imagen hay más luz sin quedar excesivamente saturadas. 

Días como estos en los que el cielo nublado ha predominado, o esos en los que entre el sol y las sombras parte de la imagen puede quedar algo quemada, el HDR es la mejor ayuda.

En el caso del Galaxy A51 aclara ligeramente las zonas más oscuras y define un poco el cielo, aunque sea para dibujar unas nubes grises amenazantes. 

Samsung Galaxy A51
Samsung Galaxy A51
Samsung Galaxy A51

Por la noche la cosa cambia un poco. Tenemos un Modo Noche que no termina de convencernos. Sí, da algo más de luz donde no la hay y controla un poco aquellos puntos de luz en las zonas donde normalmente se saturaría, pero el cambio no es tan grande como para considerarlo una mejora

Samsung Galaxy A51
Samsung Galaxy A51

Para empezar el plano de la fotografía normal es mucho más ancho que el Modo Noche y la imagen se ve más natural, dando el protagonismo a ese cielo oscuro y no clarearlo de manera artificial, por no hablar del tono amarillento que hemos notado en la mayoría de imágenes que ha creado el Modo Noche. 

Samsung Galaxy A51

También contamos con el gran angular y el macro. El gran angular recoge bastante bien paisajes amplios aunque la curva de los laterales de la fotografía es significativa, en el siguiente ejemplo se puede percibir muy bien. 

Samsung Galaxy A51

Mientras, el modo macro permite que nos acerquemos a los detalles de los objetos a una distancia de unos 4cm. Se requiere una escena con buena luz para que la fotografía no salga excesivamente oscura, en interiores ha resultado algo complicado. 

Samsung Galaxy A51

Y de una distancia muy corta a otra más larga, el zoom de estas cámaras no es óptico por lo que perdemos calidad al usarlo. Podemos conseguir gracias a un zoom digital de 8x detalles poco definidos como en el ejemplo inferior. 

Samsung Galaxy A51
Samsung Galaxy A51

En cuanto al modo retrato, lo podemos usar tanto en la parte trasera como con los selfies que realiza la cámara frontal de 32 Mpx. Como ya hemos dicho este efecto se puede modificar tanto a la hora de hacer la fotografía como después en la galería de imágenes.

Samsung Galaxy A51

Aún así, es un aspecto que nos ha dejado algo decepcionados. En su nivel más alto la silueta no queda recortada de una manera muy marcada pero sí se perciben fallos claros como el recorte de las gafas. La esquina queda borrosa y en algunos casos hasta borrada como si formara parte del fondo y no del rostro. 

Samsung Galaxy A51

Antes de terminar con la parte fotográfica de este móvil os dejamos una muestra del resultado que se consigue al aplicar el Modo Belleza.

No es de los más exagerados que hemos probado pero también consigue un cambio algo artificial si lo programamos al máximo nivel: suaviza la piel, agranda los ojos, adelgaza el contorno de la cara, maquilla y aumenta o disminuye el tono de la piel si quieres blanquearlo o darle un tono más "moreno" (mejor dicho anaranjado a lo Donald Trump)

Samsung Galaxy A51

A continuación, os dejamos una muestra de las imágenes que hemos realizado con este móvil y el enlace para que las veáis en calidad original con mejor resolución. 

Por último, las cámaras del Samsung Galaxy A51 también permiten grabar vídeo con una resolución de UHD 4K (3840 x 2160) y 30fps. Os dejamos una muestra de la capacidad de estabilización que tiene este móvil que no está nada mal comparando un primer vídeo sin estabilizar y un segundo con la acción de estabilización activada. 

Y también podéis ver una muestra de la calidad de la cámara lenta o Slow Motion que consigue este móvil a 240fps con una resolución HD. Como en la mayoría de los terminales de hoy en día, Samsung recurre al sistema de ralentizar sólo una parte del vídeo, para dejar a la velocidad natural el resto y que el efecto sea más llamativo. 

Buena autonomía y carga rápida, no esperábamos menos de este gama media

Samsung ha cumplido con lo necesario en el apartado de la autonomía. No ha escogido una batería de gran tamaño como los 4.500 o 5.000 mAh que encontramos en otros dispositivos, pero aún así es más que suficiente para el día a día. 

Poco a poco los móviles han ido ganando en autonomía y este es un ejemplo de ello. Samsung ha optado por instalar una batería de 4.000 mAh en este modelo. Con ello ha sido suficiente para pasar todo el día utilizando el móvil sin problema, incluso, aunque ese día le des un uso intensivo, llega fácilmente al final del día

Samsung Galaxy A51

Para tener una idea más clara, con el nivel de brillo de la pantalla al máximo y permaneciendo encendida todo el rato, es decir, con un brillo al 100% el test de PCMark nos da siete horas y media y aún restaba un 11% de batería que puede durar otra hora más.

Puede no parecer mucho, pero lo más normal es no tener la pantalla siempre encendida y tampoco al máximo del brillo, por lo que es un buen resultado. 

¿Cómo funciona la carga rápida en un móvil?

Si el uso que haces normalmente del terminal es sencillo, consultando correo, redes sociales y alguna aplicación más de vez en cuando, sin ver vídeos, ni jugar a videojuegos, este móvil puede durar un par de días tranquilamente.

Es cierto que algún día de trabajo en el que hemos abusado de la cámara y la pantalla, hemos llegado a última hora del día a casa con batería por los pelos, pero son casos muy puntuales.

Samsung Galaxy A51

Una vez agotada la batería, ¿cuánto cuesta cargarlo? No mucho. El sistema de carga Adaptative Fast Charging con un cargador de 15W consigue llegar al 50% de batería en algo menos de una hora. Para conseguir el cómodo 100% tenemos que esperar casi dos horas. 

No es el sistema de carga más rápido que podíamos habernos esperado por este precio, pero no es una mala opción si no apuramos hasta que la batería se agote en el peor momento. Hemos visto otros dispositivos de este mismo rango de precio con mejores opciones en cuanto a la autonomía, aún así no se le puede considerar un punto negativo.

NFC, WiFi AC, Bluetooth 5.0 y minijack, no le falta nada

Según van pasando los años, vamos dejando atrás los tiempos en los que cada móvil ofrecía un tipo de conectividad diferente. En este apartado cada vez es más fácil encontrar todo lo necesario para que el dispositivo se conecte con rapidez y con una gran variedad de posibilidades. El Samsung Galaxy A51 es un ejemplo de ello, no se le puede poner ninguna pega en este aspecto. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

Este móvil cuenta con WiFi AC y banda dual a 2,4 y 5 GHz, USB de Tipo C y Bluetooth 5.0. Es más, ofrece tecnología NFC que nos permite pagar con el móvil, un detalle que sí falta en muchos modelos de precios más bajos.

Además, hay que decir que no todos los NFC son iguales, y es que a nivel de software la implementación del chip hace que algunos móviles tarden bastante más en procesar los pagos. En este análisis del Galaxy A51 hemos podido poner a prueba esta cualidad y su sistema es bastante rápido.

Por otro lado, contamos con la posibilidad de usar dos tarjetas SIM, es decir, estamos ante un móvil Dual SIM. Y esto no es todo, junto a las dos ranuras SIM tenemos un tercer espacio para ampliar el almacenamiento interno con una tarjeta Micro SD

Samsung Galaxy A51 - diseño

También tiene un elemento que con la llegada de los auriculares inalámbricos parecía que iba a desaparecer rápidamente, pero que se resiste a decir adiós, pues sigue siendo muy útil para ciertos usuarios: el minijack de auriculares. Esto nos permite no depender de los auriculares inalámbricos ni de las adaptadores. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

En cuanto al sonido que ofrece este móvil, tanto con los auriculares como con el altavoz que se encuentra en la parte inferior del terminal hemos podido escuchar música, la radio y el audio de los vídeos con un buen volumen y calidad de sonido.

Además, no es necesario subir el volumen al máximo para poder escuchar bien cuando estamos en la calle con el ruido del tráfico, lo cual es de agradecer.

La renovación de un buen móvil que se ha quedado algo justa

Comenzábamos a probar el Galaxy A51 con mucha ilusión, por un lado teníamos el recuerdo de su antecesor el A50 que consiguió un buen hueco en el mercado y una muy buena valoración en nuestro análisis, y por otro lado el diseño cómodo y bonito de este nuevo terminal nos hicieron esperar una gran experiencia. 

Sin embargo, en su interior se escondían algunos puntos débiles que nos han dejado un sabor algo amargo. El procesador y el lag esporádico han puesto a prueba nuestra paciencia.

Entrados ya en el 2020 un móvil de gama media y más de 300 euros de precio no debería sufrir bloqueos ni tardar en abrir aplicaciones o en cambiar de una pantalla a otra. 

Samsung Galaxy A51 - diseño

El resto de características no son malas, pero entran dentro de los estándares a los que se está acercando la gama media. El resto de móviles de este rango de precio también incluyen un conjunto fotográfico similar, una batería y carga rápida parecidas, así como la pantalla, aunque este es uno de sus puntos más fuertes. 

Para ser el sucesor del A50, puede que Samsung tenga algo complicado conseguir el mismo resultado con esta renovación del modelo que les ha quedado algo justa. 

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

8/10

Batería

9/10

Conectividad

7/10

Sonido

7/10

Nota técnica

84

Relación calidad/precio