Skip to main content

Samsung Galaxy Watch Active 2, análisis y opinión

Análisis Galaxy Watch Active 2

Lo mejor

  • Bisel digital
  • Medición deportiva
  • Pantalla
  • Buena autonomía...

Lo peor

  • Carga lenta
  • Pocas apps compatibles
  • Bixby palidece frente a Google Assistant
  • ...si no usamos todas las funciones
Galaxy Watch Active 2

Galaxy Watch Active 2

El Samsung Galaxy Watch Active 2 es la segunda generación del reloj deportivo de la compañía surcoreana. Además de mejorar en el reconocimiento deportivo, ahora es un mejor reloj inteligente gracias a su bisel digital.

27/10/2019 - 08:30 | Actualizado 28/10/2019 - 14:13

Dejamos de mirar durante un momento el reloj para traeros nuestro análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2, un smartwatch que tiene la práctica deportiva como prioridad, pero que no se olvida de otras características para convertirse en uno de los mejores relojes inteligentes como alternativa al Apple Watch.

Samsung es de las pocas compañías que siguen plantando cara a Apple en todas las líneas de hardware. Tanto en móviles, obviamente, como en portátiles, gamas de tablets, auriculares y wearables, son de los que presentan alternativas al deseado hardware de la compañía de la manzana mordida con productos bien construidos y con un software a la altura.

En un multitudinario evento celebrado en Nueva York el pasado mes de agosto, los surcoreanos presentaron los Galaxy Note 10, la Galaxy Tab S6 y el Galaxy Watch Active 2, la segunda generación de su reloj deportivo que sirve para mucho más que para hacer deporte.

Tras dos semanas con el dispositivo, y hacernos varios kilómetros y seguimiento físico, es el momento de contar nuestra experiencia y opinión en el análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2. Y antes, os dejamos las características técnicas de las dos versiones disponibles:

  Watch Active 2 40 mm Watch Active 2 44 mm
Tamaño 40 x 40 x 10.9 mm 44 x 44 x 10.9 mm
Correas compatibles 20 milímetros de ancho
Peso 37 gramos 44 gramos
Batería 247 mAh
Carga inalámbrica
340 mAh
Carga inalámbrica
Panel 1,2'' SuperAMOLED
Always-on Display
Brillo automático
1,4'' SuperAMOLED
Resolución de pantalla 360 x 360 píxeles
Formato circular
Procesador y RAM Exynos 9110
1,5 GB de RAM
Memoria interna 4 GB
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n
Bluetooth 5.0
NFC
A-GPS
GLONASS
GALILEO
BDS
Hay versión LTW
Sistema operativo Tizen 4.0
Sensores Acelerómetro
Ritmo cardíaco
Barómetro
Giroscopio
Protección IP68
Gorilla Glass DX+
Sumergible hasta 50 metros
Precio Desde 300 euros Desde 340 euros

El análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2 por apartados:

Si el diseño funciona, no lo cambies

Cuando analizamos el Galaxy Active Watch de primera generación, os contamos que el diseño venía marcado por las líneas que debían tener los relojes inteligentes eminentemente deportivos. Y así era debido a su correa de goma, los enormes marcos, las esferas más deportivas que venían de serie y el color que nos ''tocó'' para analizar.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Sin embargo, se trata de un watch que demuestra su versatilidad y, aunque está enfocado a la práctica deportiva, un simple cambio de color, tamaño y esfera puede hacer que parezca más elegante y que, incluso, nos de algo de respeto mojarlo o llevarlo a hacer deporte.

Del color verde azulado que tuvimos en el primer Active, pasamos al rosa palo y dorado para este análisis del Galaxy Watch Active 2. Como podéis apreciar en las fotografías que acompañan este texto, el reloj es totalmente diferente, dando la sensación de ser más elegante, más ''de vestir'' y menos reloj para hacer deporte, algo que viene marcado por esa correa de piel sintética que no es la más idónea para hacer deporte

Análisis Galaxy Watch Active 2

En términos de diseño no hay nada escrito y las dos semanas que he estado con el Active 2 me he dado cuenta de que este color me gusta y pega con absolutamente todo. Y, de hecho, llama la atención entre mis conocidos más que relojes como el Galaxy Watch, que también analizamos en su momento.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Nuestra versión es la que cuenta con esfera de 40 milímetros. Es el Active 2 pequeño en su versión de acero inoxidable (también hay versión en aluminio, más barata) que cuenta con un diámetro de 40 milímetros y un grosor ligeramente superior al de la primera versión (pasando de 10,5 mm a 10,9 mm). El peso también aumenta hasta los 37 gramos, pero no es un reloj que ''pese'' en la muñeca.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Este diámetro me parece el más correcto, ya que aunque la pantalla es de 1,2'' (crece respecto a la generación anterior), no necesitamos más para ver las notificaciones y navegar por los diferentes menús. Los marcos se han reducido y las líneas curvas son elegantes, prácticas y agradables al tacto.

Importante, cuenta con certificación IP68, lo que nos garantiza que podemos sumergirlo 5 ATM/50 metros sin problema, y que, obviamente, tampoco debemos preocuparnos por el polvo o el sudor. Sí, os podéis duchar con él aunque tenga micrófono y altavoz, no deja de funcionar ni hace nada raro. La pantalla cuenta con certificación Gorilla Glass DX+.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Podríamos decir que es un smartwatch minimalista, ya que con la pantalla apagada no vemos minutero ni absolutamente nada más que un panel ''negro'', y lo único que rompe la armonía es un micrófono entre los dos botones de acción en la parte derecha... y el altavoz en la parte izquierda.

Análisis Galaxy Watch Active 2

En la parte inferior tenemos el módulo de pulso verde para medir el pulso y los elementos necesarios para la carga inalámbrica, y la buena noticia es que podemos personalizar el watch como queramos cambiando de correa, siempre que tengan los 20 milímetros de ancho que se han convertido en estándar, claro.

Es un diseño atractivo que, ciertamente, me ha gustado, y los únicos puntos negativos son el grosor y, precisamente, el sistema de enganche de las correas, ya que es incómodo y, desde luego, a mucha distancia de lo que encontramos en el Apple Watch.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Pantalla AMOLED para cualquier situación

Lo que está a la par con el reloj de Apple es, sin ninguna duda, la pantalla. A estas alturas, nadie va a enseñar a los surcoreanos a crear paneles, y el Galaxy Active Watch 2 de 40 milímetros cuenta con un SuperAMOLED de 1,2'' en formato circular con resolución de 360 x 360 píxeles.

Como decimos, crece, mínimamente, respecto a la versión anterior, que era de 1,1'', y lo mejor que podemos decir de ella es que cuenta con una visibilidad perfecta en cualquier situación. El nivel de brillo es elevado y podemos desde configurarlo manualmente (de manera muy sencilla y rápida) hasta marcarlo como ''automático''.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Este brillo automático funciona muy bien, y en exteriores no tenemos ningún problema para ver la pantalla, desde las esferas más coloridas hasta las más minimalistas en las que abundan los colores negros.

La sensibilidad táctil es excelente, cuenta con controles para poder bloquear la pantalla al hacer natación o darnos una ducha y, pese a su tamaño, la disposición de la información hace que sea cómodo consultar los diferentes menús y estadísticas, algo muy importante en la práctica deportiva.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Algo positivo, y que también mejora frente al primer Active, es la protección. De Corning Gorilla Glass 3 pasamos a Gorilla Glass DX+. Se trata de una protección específica para wearables que mantiene las propiedades anti rotura de Gorilla Glass 6, así como una protección extra frente arañazos y una capa que permite ver mejor los paneles cuando el Sol pega fuerte.

Análisis Galaxy Watch Active 2
Podemos configurar una pantalla ambiente que prácticamente no consume energía

En las dos semanas que llevo con el reloj no he apreciado ni una sola marca, y no he sido precisamente cuidadoso con un dispositivo que, como todos los que lleváis reloj sabréis, tiende a rayarse con suma facilidad.

Ahora bien, lo mejor de la pantalla no es la respuesta táctil, sino el retorno de uno de los elementos más queridos del Galaxy Watch.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Bisel digital que marca la diferencia gracias a Tizen OS

El Galaxy Watch era enorme, pero contaba con un bisel mecánico que permitía desplazarnos por el watch sin necesidad de tocar la pantalla. Solo había que pulsar en ella para seleccionar la app que queríamos. Es algo que se perdió en la primera generación del Active, pero ahora vuelve ''escondido'' en el marco negro que rodea la pantalla.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Tizen es un sistema operativo que no cuajó en móviles, pero que en wearables demuestra su solidez y buen hacer. Está creado para navegar de forma vertical dentro de la app y de forma lateral (circular) cuando estamos buscando aplicaciones en el menú, por eso el bisel mecánico era tan buena idea.

El funcionamiento del bisel digital del Watch Active 2 es perfecto tanto por la respuesta táctil como por el feedback háptico que recibimos gracias al motor de vibración. De este modo, llegamos a sentir que hay algo ''mecánico'' ahí, aunque realmente solo sea una función de la pantalla táctil.

Análisis Galaxy Watch Active 2

La navegación es cómoda y tenemos varias opciones disponibles: navegar en horizontal, hacer scroll vertical, usar le bisel... y todo va fluido gracias a la optimización de Tizen OS y al Exynos 9110:

Eso sí, he de decir que en alguna ocasión se ha quedado ''pillado''. Por ejemplo, una vez no me dejó colgar una llamada desde el watch y se quedó el icono de llamada entrante todo el rato en la pantalla. Se arregló cuando entró otra notificación. Fue algo puntual y no me ha vuelto a pasar, pero en algunas apps también hay pequeños tirones y tiempos de espera ridículos, como en Samsung Pay.

Por lo demás, la experiencia es muy buena, y para hacer deporte es un enorme smartwatch.

Análisis Galaxy Watch Active 2

El Galaxy Active Watch 2 para hacer deporte

Evidentemente, el Active 2 está aquí como segunda generación de reloj deportivo. No sabemos si tendremos un Galaxy Watch 2 próximamente, pero esta es la versión enfocada a cuidarnos, y ahí cumple con nota.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Continuamente el reloj está invitándonos a mover el cuerpo. Cuando estamos sentados durante un periodo de tiempo, lanza un aviso, y si nos levantamos a por un vaso de agua, o al baño, nos felicita por haberlo hecho. También lanza avisos de ''llevas mucho sin moverte, ¿qué tal un paseo corto?'' que, sinceramente, se agradecen si pasas mucho tiempo frente a una pantalla u otros trabajos en los que pierdas la noción del tiempo que llevas sentado.

El centro de la experiencia del Galaxy Watch Active 2 en el tema deportivo es la pantalla de logros diarios. Se muestra con un corazón que nos marca las horas activos, las calorías quemadas con la práctica deportiva y el movimiento y el tiempo de ejercicio.

Al completar ese corazón, cada parte al 100%, nos felicita y se muestra en el registro semanal de una forma atractiva y detallada para que sepamos cuántas calorías hemos quemado. Eso sí, no es como la Mi Band 4, que solo cuenta las calorías consumidas en deporte, sino que hace un cálculo con las calorías que consumimos ''simplemente por estar vivos'' y las suma, aunque diferencia entre el metabolismo basal y las calorías quemadas haciendo deporte. Punto positivo

Análisis Galaxy Watch Active 2

Ahora bien, ¿qué tal mide el deporte? Hago tres tipos de actividad: ando a ritmo rápido, corro y hago circuito de musculación con fases en bici estática. De forma automática, el Watch solo mide el ejercicio que hacemos andando o corriendo. Cuando llevamos 10 minutos nos dice algo como ''estás andando'', y empieza a monitorizar desde ese punto teniendo en cuenta el registro de los 10 minutos previos.

Esto sirve para registrar la actividad en el caso de habernos olvidado de hacerlo manualmente, pero también para, en trayectos en los que vayamos andando y no en transporte público/coche, recordarnos que es bueno para nosotros salir a andar. Si nos metemos en los tipos de ejercicios que mide, tenemos los siguientes:

  • Bici estática
  • Máquina de musculación
  • Circuito de entrenamiento
  • Carrera
  • Paseo
  • Ciclismo
  • Senderismo
  • Natación en piscina
  • Natación en exterior
  • Cinta
  • Elíptica
  • Otros ejercicios

En los deportes de exterior mide tanto la frecuencia cardíaca como la distancia gracias al GPS. En los de interior, solo la frecuencia cardíaca, y además podemos personalizar la intensidad de esos ejercicios y del modo ''entrenador'' para adecuarlos a nuestras necesidades.

Hay otro ejercicio que es ''Entrenador'', y no es más que un ejercicio que nos permite empezar a correr si nunca lo hemos hecho. No es algo que haya utilizado, pero sí lo he puesto para ver qué tal funciona y pasa por las fases de calentamiento, entrenamiento fuerte y vuelta a la calma, que seguiría cualquier corredor. Nos da instrucciones a través del altavoz o de los auriculares inalámbricos y nos va motivando durante el trayecto. Hay apps de pago que hacen esto mismo, y aquí viene integrada en el Watch.

Análisis Galaxy Watch Active 2

¿Qué tal la medición del GPS y del pulsómetro? Bien, ambas. El pulsómetro no marca unas pulsaciones muy diferentes a las que marca un pulsómetro pectoral y es preciso. El problema que tengo con esto es que, en reposo (puede ser debido al menor flujo sanguíneo) hay veces que falla y, por ejemplo, estando de pie esperando el metro me marcaba 139 pulsaciones. Me estaba dando un infarto, según el Watch. O sentado a veces me marca más de 100 pulsaciones. 

Análisis Watch Active 2

Es algo puntual, pero que hay que comentar. El resto del tiempo si mide bien mis pulsaciones en reposo, pero hay veces que se le ''van los circuitos'' y cuenta de más. De nuevo, no me preocupa en reposo, ya que a la hora de hacer ejercicio lo mide bien.

Además de los ejercicios descritos, hay ''más entrenamientos'', que no son más que la especificación de algunos de esos entrenamientos. Están enfocados a sala y, por ejemplo, tenemos ejercicios con mancuernas, como curl de bíceps y otras derivadas, que podemos personalizar (X series de Y repeticiones).

Análisis Watch Active 2

Las estadísticas del watch son precisas, pero solo podemos consultar las del día en el que estamos. Para todo lo demás, hay que ir a Samsung Health.

Samsung Health, la app imprescindible

El reloj, por sí solo, nos permite hacer ejercicio sin problemas con las aplicaciones que vienen preinstaladas, pero si queremos sacar todo el partido al modo de entrenamiento, lo mejor es que instalemos la app complementaria Samsung Health. Ahora hablaremos de apps de Samsung para poder usar el Watch, ya que tiene miga, pero esta es de las útiles.

Análisis Galaxy Watch Active 2

En ella tenemos, de un vistazo, todas las estadísticas detalladas que recoge el reloj, y con mayor profundidad que en el watch. Si os tomáis en serio lo de cuidaros, es el mejor método para llevar un recuento tanto de las calorías ingeridas como de las consumidas, así como un control del peso, un gráfico de la evolución y estadísticas detalladas del sueño y cada ejercicio. 

Análisis Watch Active 2

Por otro lado, nos da una serie de consejos a nivel nutricional. Esto es algo que requiere poner un rato diario por nuestra parte, ya que tenemos una sección en la que podemos añadir comidas. Hay un buscador en cada una de las seis comidas diarias que cuenta con alimentos tanto genéricos como de marca (la leche de almendra zero de Mercadona, por ejemplo).

Nos da un cálculo de las calorías ingeridas en esas comidas (podemos agregar, también, porciones) y resta las calorías consumidas en ejercicio. Si nos quedamos en el punto justo, nos felicita. Si no hemos quemado las suficientes calorías nos lo recuerda, y si nos pasamos de ejercicio también nos dice que está bien, pero que no hay que forzar la máquina.

Análisis Watch Active 2

Al fina, no le presto demasiada atención más que para consultar el histórico de ejercicios, y eso es bueno porque no tengo que estar pendiente de la app. Si quiero ampliar la consulta, está ahí, pero si no me apetece, tengo los datos del día en el reloj y no me hace falta la app para iniciar un ejercicio o para editar los parámetros de dicho ejercicio.

En este caso, es un complemento. útil, pero no esencial.

Un completo smartwatch que depende del móvil

Lo que va contra el usuario es la configuración del reloj. Y es que, para sincronizarlo por primera vez necesitamos, atentos, Galaxy Wearable, la app para configurar el Watch, así como los plugin Watch Active y Accesory Service. Si, además, queremos Samsung Pay, debemos instalar el plugin correspondiente.

Análisis Watch Active 2

Tras un inicio algo incómodo, por fin podemos empezar a usar el smartwatch, y lo cierto es que, aunque esté orientado a la práctica deportiva, el Watch Active 2 no deja de ser un reloj inteligente en el que tenemos notificaciones de todas las aplicaciones del móvil, así como apps propias como Bixby, el calendario de Samsung que se sincroniza con el Calendar de Google (gran noticia) y la opción de llamar y responder llamadas desde el teléfono.

Análisis Galaxy Watch Active 2
Análisis Galaxy Watch Active 2

Queda raro hablar por teléfono como si fuera un reloj de películas futuristas de hace unos años, pero poder... se puede, siempre que estemos conectados al móvil por Bluetooth o tengamos la versión LTE (la nuestra no lo es). Eso sí, si vamos en el coche o corriendo y recibimos una llamada, puede sacarnos del apuro.

También podemos responder mensajes de WhatsApp y hacer ciertas acciones en otras apps. Por ejemplo, como digo, puedo mandar mensajes de WhatsApp escribiendo textos en su minúsculo teclado en pantalla o mandar respuestas prefijadas. También puedo usar la transcripción de voz a texto en algunas apps.

Análisis Galaxy Watch Active 2

En Instagram, también, puedo dar ''Me gusta'' a las publicaciones en las que me citen, pero no puedo ver dicha publicación, y si quiero ver un tuit completo de Twitter, me manda ''al teléfono'' para hacerlo. La mayoría de apps, de hecho, me redirigen al teléfono. Simplemente, si aparece el aviso en la pantalla del Watch, aparece la app ya abierta en ese punto cuando desbloqueo el móvil.

Ahora bien, uno de los puntos fuertes para Samsung es Bixby, y lo cierto es que pasa desapercibido en el Watch Active 2. Se trata del asistente de Samsung que he utilizado para consultar el tiempo y poco más, por no decir nada más, ya que a casi todas mis preguntas responde con un ''No te entiendo''.

¡Ojo! Aunque es un reloj que funciona tanto con Android como con iOS, hay cosas que no van en los teléfonos de Apple, como la posibilidad de responder mensajes o llamadas. Podremos ver las notificaciones y leer el mensaje, pero para responder tendremos que ir al teléfono.

Análisis Galaxy Watch Active 2
Análisis Galaxy Watch Active 2

Todas las notificaciones del Watch, así como las pantallas, gestionar capturas de pantalla o fijar una secuencia de botones para llamar de emergencia es algo que configuramos desde la app Samsung Wearable, pero igual que la app de deporte, no es algo que use en exceso. De hecho, la he abierto dos veces: una para la configuración inicial y Samsung Pay... y otra para instalar esferas.

Eso sí, dicho esto, faltan apps. La Galaxy Store es testimonial y, de hecho, solo os sonarán las apps de Samsung y algunas como Spotify. No hay apps de redes sociales, no están Telegram o WhatsApp y, por eso, en la mayoría de ellas el Watch Active 2 es un mero visor de notificaciones. En WhatsApp o Instagram podemos interactuar, incluso en Slack, pero nada más.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Esto es algo que Samsung debería mejorar, ya que vale, no nos vamos a poner a ver fotos de Instagram desde el reloj, pero Twitter sí sería un gran añadido a la experiencia. Y la contrapartida en Apple Watch está mucho más pulida, a decir verdad, tanto por las opciones de inicio como por las apps de terceros para el reloj de Apple.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Buena autonomía y carga lenta

Una de las preguntas más importantes del análisis del Galaxy Watch Active 2 es cuánto dura la batería. La respuesta no es tajante, ya que depende de cómo usemos el reloj y, sobre todo, de qué tipo de esfera tengamos en cada momento. 

Análisis Galaxy Watch Active 2

Soy de los defensores de utilizar toda la tecnología y servicios disponibles en un dispositivo nuevo. Mutilar un dispositivo nuevo recortando las funciones que puede hacer hace que no disfrutemos plenamente de dicho dispositivo, y por tanto, he tenido durante todo el tiempo todos los servicios disponibles. Eso significa:

  • Pantalla always-on
  • Esfera con fondo negro
  • Despertar al mover la muñeca
  • Brillo automático
  • GPS para hacer deporte, frecuencia cardíaca continua durante 24 horas
  • Monitorización del sueño
  • Una hora/hora y media de ejercicio a diario.
  • Alertas en Gmail, Spark, Slack, Twitter, WhatsApp e Instagram

Con esta configuración, la batería dura un día y siete horas, aproximadamente. Es una duración interesante para el modelo más pequeño, pero podemos alargar la duración si eliminamos el brillo automático, si quitamos la pantalla always-on y si desactivamos la monitorización continua del ritmo cardíaco. De esta manera, la batería llega a los dos días, pero es más fácil especificar que llega a la segunda noche, pero no podemos pasar de esa segunda noche sin cargar.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Hay aún más opciones para alargar la vida de la batería, como utilizar el watch solo como un reloj o usar el optimizador automático. Ahora bien, ¿ha mejorado la carga? En la primera generación tardaba unas dos horas en cargar, lo mismo que tarda este modelo. Cuenta con el mismo cargador USB imantado que carga nuestro Watch de forma inalámbrica gracias a la tecnología QI.

Está en la línea de otros smartwatches, y para ser el modelo ''pequeño'', no está mal.

Uno de los mejores para competir contra el Apple Watch

Llegamos al final del análisis del Samsung Galaxy Watch Active 2 con la conclusión clara: es uno de los relojes inteligentes más potentes para hacer frente al Apple Watch. En términos de diseño, con la pantalla apagada es idéntico al Active de la generación pasada, y no es malo, ya que es un diseño diferente al de la competencia y que ''vale'' tanto para ir a eventos como para salir a correr.

Ficha auriculares Samsung

Samsung Gear IconX (2018)

Los Samsung Gear IconX (2018) son unos auriculares inalámbricos Bluetooth que disponen de una memoria interna de 3,4 GB y distintos sensores para practicar deporte sin depender del teléfono móvil.

La principal diferencia, teniendo en cuenta que el software y el hardware es idéntico al del Active de hace unos meses, es ese bisel digital que permite controlar el reloj de un modo más natural, siguiendo las líneas de diseño de Tizen OS y que, por cierto, es el modo, para mi, más natural de controlar un smartwatch.

La medición deportiva es más que correcta, es un reloj resistente y el sensor de frecuencia cardíaca funciona bien cuando hacemos ejercicio, que es lo importante, aunque de vez en cuando se le vayan las cuentas cuando estamos en reposo. Samsung Pay funciona correctamente, la pantalla es una maravilla y bueno, tiene los extras para poder recibir llamadas que no están mal para un apuro.

Análisis Galaxy Watch Active 2

Eso sí, en prácticamente todas las aplicaciones, excepto Slack y WhatsApp, en las que sí podemos escribir, es un visor de notificaciones. Faltan apps, es evidente, y Samsung debería, una vez tiene el software y ha encontrado el camino en el hardware, luchar para que los desarrolles hagan ports de sus apps a Tizen. Mientras tanto, seguiremos con el Active 2 anclado al teléfono, aunque lo cierto es que nos ahorra sacarlo del bolsillo no pocas veces a lo largo del día.

Galaxy Watch Active 2

Galaxy Watch Active 2

El Samsung Galaxy Watch Active 2 es la segunda generación del reloj deportivo de la compañía surcoreana. Además de mejorar en el reconocimiento deportivo, ahora es un mejor reloj inteligente gracias a su bisel digital.

Nota técnica

89

Ver ahora: