Skip to main content

Wolder Wiam #65 Lite: análisis y opinión

Eduardo Álvarez

15/01/2017 - 10:01

Probamos el Wiam Wolder Lite, la versión ligera del buque insignia de esta marca de móviles española. En esta review desvelamos si merece la pena comprarlo.

Una versión Lite con mucho que ofrecer

A estas alturas del desarrollo tecnológico, la competencia en cualquier segmento es feroz. Tanto los móviles de gama alta como los de gama media y los más asequibles tienen que enfrentarse a bastantes marcas y smartphones distintos. Por eso, cuando destaca el móvil de una marca española como el Wolder Wiam #65 Lite, hay que someterlo a un análisis.

Para ver lo que de verdad tiene que ofrecer este dispositivo, de los más asequibles que se pueden encontrar hoy, hemos elaborado una review completa. Es el hermano pequeño del Wolder Wiam #65 que ya probamos. El modelo Lite diluye algunas de sus características, aunque en líneas generales no se encuentra demasiado lejos del buque insignia de la firma.

Las opiniones sobre el Wiam #65 Lite se basan en lo que hemos visto durante la prueba de este móvil español. En cada apartado hay que hacer una valoración en base a las prestaciones, aunque sin perder de vista lo económico de su precio: 159€ como precio de partida en su página web, aunque puedes encontrarlo más barato si buscas bien por Internet.

Una de las ventajas de este smartphone, además de saber que ha sido diseñado en España, es que compite directamente contra los móviles chinos diferenciándose en cercanía. Tanto el servicio postventa como la garantía siempre tendrán mayor respaldo si puedes comprar el móvil en una tienda física u online radicada en nuestro país. Es el caso del dispositivo que nos ocupa.

Acabados con mucho estilo

A primera vista, el Wiam Wolder Lite parece un móvil mucho más costoso de lo que realmente es. El color gris metalizado de su parte trasera y el cristal curvo 2.5D hacen que luzca, como mínimo, como un smartphone de gama media. Todos los acabados son elegantes y discretos, sin intentar llamar la atención con extravagancias.

En la zona frontal tiene lo habitual: cámara para selfies, luz de notificaciones y botones táctiles. En estos dos últimos apartados hay que hacer necesariamente un par de comentarios negativos. En primer lugar, los botones táctiles no son retroiluminados, por lo que en la oscuridad se hace más complicado de lo normal pulsarlos.

Por lo demás, los botones físicos de volumen y apagado están bien ensamblados, igual que la bandeja para insertar y extraer la tarjeta Micro SIM y la microSD (hasta 128 GB), aunque al ser Dual SIM puedes insertar dos tarjetas de teléfono si quieres.

El lector de huellas está en la zona trasera, junto con la cámara, que a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los dispositivos, se sitúa en la zona central. El material utilizado para el cuerpo del móvil es plástico, salvo por los dos elementos de metal de la parte superior e inferior de la tapa trasera. Ambos le dan un toque Premium.

Diseñado íntegramente en España, hay detalles que merece la pena reseñar. Además de los ya mencionados, está la posición de los altavoces, situados en la zona inferior. Esta tendencia se ha consolidado en 2016 y promete continuar en 2017.

Pantalla a la altura de las circunstancias

La pantalla es de 5 pulgadas con tecnología IPS y resolución HD 720p. Actualmente, cada vez más móviles de menos de 200€ incorporan ya Full HD. No es el caso de este smartphone español. Sin embargo, durante el análisis del Wolder Wiam #65 Lite su panel ha demostrado ofrecer mejor calida de la que cabría esperar, con una nitidez bastante buena desde cualquier ángulo de visión.

Quizás se podría exigir un poco más de brillo, por aquello de hacer más fácil la visualización en exterior y entornos luminosos. No obstante, compensa este tropiezo con una gama de colores bastante vivos. Además se puede personalizar la temperatura del color desde los ajustes.

Si buscas que cada euro cuente, estos son los mejores móviles en relación calidad - precio

El cristal con borde curvo 2.5D mejora no sólo el aspecto estético, sino que hace posible apurar un poco más los bordes de la pantalla. De no tenerlo, el ratio de cuerpo - pantalla sería aún peor, y es que Wolder sí que podría haber exprimido un poco más el tamaño de la pantalla.

En definitiva, salvo por algún dispositivo chino de los más competitivos, tras la review podemos afirmar que el panel IPS del Wiam #65 Lite ofrece todo lo que se puede exigir por 160€. Salvo que estés acostumbrado a móviles de gama alta, la experiencia de usuario te resultará plenamente satisfactoria.

Software

Muchos smartphones se encuentran actualmente atascados en versiones antiguas de Android. Ya está disponible 7.0 Nougat, aunque no todos los fabricantes actualizarán sus terminales. Al menos, lo que sí se puede pedir es que todos los dispositivos cuenten con Android 6.0 Marshmallow, como el Wiam.

Esta versión del sistema operativo de Google es una de las que ha cosechado más aceptación entre los usuarios. Garantiza fluidez y usabilidad, aunque dependiendo de la capa de personalización del móvil, así será el rendimiento. Durante el análisis del Wolder Wiam #65 Lite podemos afirmar que hemos tenido algunos problemas con su software, aunque no demasiados tratándose de un móvil de menos de 200€.

La optimización de los recursos del teléfono es casi óptima. Está claro que 2 GB de memoria RAM, aunque suficientes, pueden quedarse cortos cuando ejecutas varias aplicaciones pesadas. Por ejemplo, hemos experimentado problemas de congelaciones y cuelgues de software al actualizar varias apps a la vez, pero no es algo fuera de lo normal.

Por lo demás, cambiar entre aplicaciones o incluso ejecutar varias redes sociales y apps de mensajería simultáneamente no ocasiona ralentización alguna.

Hasta aquí la nota positiva. En el apartado negativo hay que decir varias cosas: la capa de personalización deja que desear en cuanto a experiencia de usuario. Un ejemplo: no puedes cerrar todas las aplicaciones de una vez como en el resto de móviles, sino que tienes que ir descartándolas de una en una.

Que no te la cuelen: cosas que debes tener en cuenta a la hora de comprar un teléfono

Otro punto que no se puede pasar por alto es la interfaz. Si te gusta, por ejemplo, la de los Sony, te gustará esta. No obstante, nuestras opinión aquí es clara: la capa tiene un aspecto antiguo, con un cajón de aplicaciones que aporta poco y prácticamente ninguna opción de personalización.

Por último, hay un problema que hemos sufrido durante toda la review del Wiam #65 Lite, y es que no termina de desconectarse de la red WiFi de forma automática cuando te alejas del router. Puede que hayas salido de casa hace diez minutos y el software aún te muestre conectado al WiFi, lo que impide al móvil acceder a la red 4G. No queda más remedio que desactivarlo manualmente.

Potencia suficiente para la gama de entrada

Lo más seguro es que si andas buscando un móvil básico, económico y que simplemente funcione bien, hayas dado de alguna forma con este análisis. Bien, seguramente te estás preguntando simplemente si este smartphone se queda pillado con un uso normal. La respuesta es no.

No hay congelaciones, como hemos mencionado más arriba, aunque sí algo de lag. Con 2 GB de memoria RAM y un procesador Mediatek MT6736 a 1.25 GHz, no es que tenga potencia para dar y regalar, pero tampoco pasa apuros. Un ejemplo: puedes jugar perfectamente a Asphalt 8: Airborne, uno de los juegos más exigentes desde el punto de vista gráfico. No podrás hacerlo con los gráficos al máximo, pero sí disfrutar en el modo intermedio.

¿Quién quiere más? Para ilustrar numéricamente la potencia de este dispositivo lo hemos sometido a los benchmark de rigor. Son test que miden la capacidad de un móvil para responder a distintas situaciones más o menos exigentes para sus recursos. Estos son los resultados en AnTuTu, el más popular de todos.

Queda claro que, si lo comparamos con móviles que equipan procesadores de gama media o alta, no tiene nada que hacer. Si lo medimos con la competencia directa, como podría ser el Xiaomi Redmi 3, la cosa cambia y no deja a este teléfono en mal lugar.

Cambiando de tercio, entre las especificaciones de este smartphone está el lector de huellas, que funcione prácticamente a la perfección. Pocas veces falla al detectar la huella dactilar, aunque quizás podría desbloquear el teléfono más rápido de lo que lo hace.

Cámara muy básica

La cámara de este teléfono no es su punto fuerte. De hecho, es algo habitual que en la gama de entrada se deje a un lado esta característica para poner más atención en otras. Pese a esta decisión que suelen tomar los fabricantes, el usuario medio quiere que su móvil sea capaz de hacer fotos decentes, por barato que sea. En este análisis nos hemos centrado en valorar si el Wiam #65 Lite no consigue este objetivo.

Entre todas las fotos que hemos hecho y seleccionado para hacer una valoración hemos encontrado el mismo problema: es extremadamente difícil lograr fotos enfocadas cuando se trata de fotografías un plano general o un objeto en segundo plano. Aunque el autoenfoque funciona perfectamente a la hora de captar objetos cercanos, las imágenes se ven difusas si intentas fotografiar, por ejemplo, un paisaje.

Para poder tomar fotos medianamente decentes hemos tenido que enfocar primero un objeto en primer plano, levantar la cámara y disparar antes de que el autofocus pueda hacer de las suyas.

En prácticamente todas se ve que la nitidez de su cámara, de 13 MP, deja que desear. En primeros planos no llegua a capturar las texturas con total realismo, además de dejarse por el camino buena parte de la riqueza del color.

Ejemplo de la calidad estándar de fotos a objetos lejanos

Su software permite tomar selfies haciendo gestos con las manos y en modo HDR, aunque ciertamente haciendo uso de este último no se aprecia demasiada diferencia. De noche, como ocurre con todos los móviles asequibles, es realmente complicado tomar una foto que se vea medianamente nítida. Con flash vuelve a fallar el autoenfoque de forma notable.

El software también se toma más tiempo del deseable tanto en procesar la imagen como en almacenarla, un inconveniente si vas a tomar fotografías en eventos en directo.

Fotografía con flash

Un día de batería sin apuros

Con 2.200 mAh de capacidad, la batería de este teléfono no debería ir más allá de un día, pensamos. No nos equivocamos: 24 horas tendrás para sacarle partido a sus recursos. Si lo haces de forma intensiva, alguna más; si eres conservador, alguna menos.

Dependiendo del uso que le des, puedes tener problemas para pasar un día completo, aunque no es lo habitual. En esta prueba, hemos sometido al Wiam #65 Lite a varios test para ver cómo responde su batería. Por ejemplo, lo hemos puesto a reproducir vídeo en HD con el brillo al máximo, con un resultado de casi cinco horas de pantalla.

También hemos probado la pantalla encendida sin juego alguno y en reposo durante la noche, en cuyo caso se deja un 10%. Hay algo que sí debes tener en cuenta: no tiene carga rápida, y por 160€, tampoco se puede exigir. Por eso la carga completa dura unas tres horas.

WiFi AC de máxima velocidad y Radio FM

La conectividad del Wiam #65 Lite es el punto en el que más destaca. Para empezar, es un móvil que tiene 4G, por lo que la máxima velocidad está garantizada cuando te conectes a la red. Además, al ser dual SIM permite introducir dos tarjetas -dos MicroSIM-, algo especialmente útil si viajas al extranjero.

Son características cada vez más habituales en su franja de precio. Lo que no lo es tanto es WiFi AC con capacidad para conectar a routers con antena dual. Por si no lo sabías, los últimos routers crean dos redes a las que te puedes conectar: la normal y una cuyo nombre termina en 5G. Esta conexión es bastante más veloz, aunque no todos los dispositivos son compatibles. El Wiam lo es, y por eso es una buena opción si tienes un router de última generación.

Estos son todos los móviles con WiFi AC que puedes comprar en Amazon España

Como especificación diferenciadora, también está la presencia de la Radio FM. Cada vez son más los fabricantes que deciden prescindir de ella, aunque sea útil para buena parte de los usuarios.

Y la respuesta a la siguiente pregunta es no, no tiene chip NFC, aunque sí sensor de luz, de proximidad y acelerómetro.

Un buen móvil, según para qué usuario

Si hacemos una valoración del funcionamiento del Wiam #65 Lite por lo visto en este análisis, hay varias cosas que debemos comentar. La primera de ellas es que, para cierto tipo de uso, sus prestaciones son más que suficientes. Con él puedes navegar por internet y mensajear sin problemas y a máxima velocidad gracias al WiFi Banda Dual.

Estos aspectos positivos se ven empañados por el lag ocasional cuando intentas abrir muchas apps a la vez, así como por la cámara, incapaz de enfocar a media distancia. Las luces y sombras en este teléfono son demasiado marcadas, para bien y para mal.

Entre sus ventajas está el servicio técnico nacional y la posibilidad de encontrarlo en tiendas. debido sin duda a que es un móvil de marca española. Además, el diseño es bastante aceptable.

Lo mejor

  • Buena pantalla
  • Batería sorprendente
  • WiFi doble banda

Lo peor

  • Botones no retroiluminados
  • La cámara de fotos es decepcionante
  • Capa de personalización poco funcional

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

7/10

Hardware

7/10

Software

7/10

Cámara

6/10

Batería

8/10

Conectividad

8/10

Sonido

7/10

Nota técnica

71

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

He jugado partidas hasta 2050 en el Football Manager y ganado cinco Champions consecutivas con el Betis. Entrenador de Charmander.

Tags:

#Android, #Wolder

Te recomendamos