Logo Computerhoy.com

¿Echará Apple un pulso a la Unión Europea con el USB-C del iPhone?

analisis apple battery magsafe

¿Y si Apple 'pasa' de la normativa europea y no pone USB-C en los iPhone de 2025? Falta mucho, pero hay una forma de 'puentear' la ley y la solución puede ser... MagSafe.

Apple es una compañía que hace las cosas a su manera. Hay veces que aciertan y crean una tendencia y otras ocasiones en las que se la pegan, pero reculan y la jugada termina saliendo bien.

Hay algo en lo que, sin embargo, se han mantenido en sus trece desde el lanzamiento del iPhone 5: utilizar Lightning como puerto de carga y transferencia de datos en muchos de sus productos. 

Esto, en 2012, no estaba mal, pero con el paso de los años, el puerto se ha quedado obsoleto con una velocidad ridícula tanto de transferencia de datos como de carga. 

Hay otros productos, como los AirPods Max o los AirPods Pro de segunda generación que mantienen el puerto, pero en lo demás… el USB-C ha ido ganando la partida.

Los MacBook apostaron por USB-C hace años (de hecho, Apple fue de las primeras en eliminar los puertos tradicionales y, de hecho, alguno ha regresado en los últimos MacBook Pro) y, ahora, hasta el iPad básico lleva USB-C. Sin embargo, el iPhone parece que se mantendrá con Lightning… al menos dos generaciones más.

Si tienes un Android, enhorabuena, tienes un cargador para todo, pero si viajas con iPhone, la mochila es un rollo. Necesitas uno o dos transformadores (dependiendo del producto), necesitas el Lightning para cargar el iPhone, necesitas un microUSB para cargar la Sony ZV1 y un USB-C para el portátil o los auriculares.

Son tres cables distintos y, al final, muchísima basura tecnológica que se va a cumulando a lo largo de los años. Por eso, la Unión Europea lleva años planeando un movimiento para unificar cargadores, y parece que todo empezará el 28 de diciembre de 2024.

Todos los nuevos móviles lanzados a partir de esa fecha (es decir, a partir de enero de 2025, vaya) deberán cargarse por USB-C. Eso no es problema para el 99% de los fabricantes, pero en septiembre de 2025 llegarán los… ¿iPhone 17? Y estos tendrán que llegar con USB-C en lugar de con Lightning.

Pero, ¿podría Apple pasar de la Unión Europea y hacer trampa? Hace unos meses, la compañía confirmó a regañadientes que tendrán que pasar por el aro y poner un puerto USB-C en el iPhone, pero a ver, estamos hablando de 2025 y… queda mucho por delante.

La carga rápida está bastante estandarizada ahora mismo, por lo que en dos años lo estará todavía más y, además, cada vez son cargas inalámbricas más rápidas. Los iPhone son compatibles con esta tecnología y con MagSafe así que, realmente, Apple podría no hacer caso a la UE.

¿Cómo? Fácil, no poniendo puerto alguno en sus iPhone. Con esto no solo ganarían espacio en el interior del dispositivo para poner, por ejemplo una batería mayor, sino que no se plegarían a exigencias de otros, algo que ya sabemos que no les gusta en absoluto.

No creo que sea tan descabellado pensar en un móvil (de la compañía que sea) que apueste el primero por la carga inalámbrica frente a la carga por cable y, siendo Apple quien ha liderado algunos cambios en este sentido en el pasado, tiene todo el sentido que vuelva a hacerlo.

Puedes pensar que estoy exagerando, pero en 2022, ¿qué consideras más imprescindible, la carga por cable o una ranura para meter una SIM? Piensa que hay muchísima gente que no tiene ni idea de lo que es una eSIM y Apple, precisamente, en Estados Unidos ya ha lanzado sus iPhone 14 únicamente compatibles con eSIM.

Falta mucho para 2025, pero creo que nunca veremos un iPhone con USB-C porque, antes de plegarse a la Unión Europea, eliminarán definitivamente los puertos. Y de hecho, el propio texto legislativo exime del uso del USB-C a aquellos dispositivos que solo se carguen de forma inalámbrica.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Smartphones