Logo Computerhoy.com

El futuro de las baterías está en el fondo del mar: este robot submarino busca minerales raros (vídeo)

Nos estamos quedando sin metales raros en la superficie terrestre, así que no queda más remedio que buscarlos en el fondo del mar.

Eureka 1 es un robot autónomo submarino de la empresa Impossible Metals que ha sido diseñado para recolectar minerales para baterías en el fondo del mar. Es una solución mucho más ecológica y más barata que las máquinas de minado que se usan ahora.

El uso de los vehículos eléctricos y los dispositivos móviles aumenta de forma exponencial, y eso significa que cada vez necesitamos más baterías. Estas células de energía se fabrican con una combinación de metales, algunos de ellos relativamente escasos, como el níquel y el cobalto.

Cada vez resulta más difícil minarlos en tierra, porque se están agotando, pero resulta que abundan en el fondo del mar, en concentraciones con forma de rocas llamadas nódulos polimetálicos. Pero conseguirlos implica superar dos problemas: cómo llegar hasta ellos, y cómo recolectarlos sin dañar el fondo marino.

Eureka 1, el robot que recoge minerales para baterías

Los sistemas que se usan ahora son básicamente máquinas de dragado provenientes de la minería, que se arrastran por el fondo del mar, y destruyen todo lo que encuentran a su paso.

La empresa Impossible Metals está desarrollando otra solución mucho más ecológica y barata. Se llama Eureka 1, y es un robot autónomo submarino diseñado para recolectar minerales para baterías en el fondo del mar:

Eureka 1

Este robot se deja caer en el mar desde una grúa de un barco, y es capaz de descender a 6.500 metros de profundidad.

Cuando llega al fondo, flota a una altura de un metro de profundidad, y despliega más de una docena de brazos que van recolectando las rocas, los nódulos polimetálicos del fondo del océano.

Eureka 1 emplea unos sensores, cámara y sistema de inteligencia artificial para recolectar solo los minerales para batería, dejando intactas otro tipo de rocas, las guaridas de los animales, y el fondo del mar. El impacto en el ecosistema marino es mínimo.

En el vídeo de apertura de la noticia puedes ver cómo funciona este robot para recolectar minerales para baterías en el fondo del mar. Impossible Metals ya ha realizado una prueba de concepto a 25 metros de profundidad, que ha sido un éxito. Pero el Eureka 1 será capaz de sumergirse a 6.500 metros de profundidad. Un nuevo tipo de minería de níquel y cobalto que podría ser crítica en un futuro cercano.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Inteligencia artificial, Vídeo, robótica

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.