Logo Computerhoy.com

La escena final de Cadena Perpetua que Morgan Freeman se negó a filmar y que pudo arruinar la película

Foto del redactor Juan Manuel Delgado

Redactor Colaborador

La escena final de Cadena Perpetua que Morgan Freeman se negó a filmar y que pudo arruinar la película

Castle Rock Entertainment

Foto del redactor Juan Manuel Delgado

Redactor Colaborador

Esta decisión aseguró que el final de la película mantuviera su tono sincero y edificante, convirtiendo a Cadena Perpetua en una de las películas más queridas y respetadas de todos los tiempos.

Si eres amante del cine o estás al tanto de lo que pasa en la industria, seguro que has escuchado hablar de Cadena Perpetua, que es considerada como la mejor película de la historia. Y mucho se debe a las grandes actuaciones de los protagonistas y a la trama en general.

La historia sigue la vida de Andy Dufresne, un banquero que es condenado a cadena perpetua por el asesinato de su esposa y su amante. La película narra su vida en la prisión de Shawshank, donde se hace amigo de Red (Morgan Freeman), un preso que contrabandea artículos dentro de la cárcel. 

A lo largo de los años, logra ganarse el respeto de sus compañeros, mientras trabaja para mejorar las condiciones de la biblioteca de la cárcel. Pero la historia no termina ahí. Andy, con una paciencia y planificación, logra escapar de la prisión.

Sin embargo, quedó una incógnita y es que a día de hoy muchos se preguntan cómo logró Andy Dufresne volver a colocar el póster desde el interior del agujero después de haber escapado de la cárcel. Por fortuna, Tim Robbins ha resuelto la gran incógnita del final de Cadena Perpetua.

5 míticas películas que todo el mundo ama pero nadie fue a ver al cine

El final que pudo arruinar la película 

Pero la historia no acaba aquí. El final de la película Cadena Perpetua (The Shawshank Redemption) casi se arruinó por un detalle innecesario, pero que gracias a la intervención de Morgan Freeman, se logró una escena perfecta

Originalmente, el director Frank Darabont había planeado una escena en la que Red, el personaje de Freeman, tocaría una armónica para llamar la atención de Andy en una playa de México, donde se reúnen al final de la película. Freeman, sin embargo, se negó a filmar esta escena.

Freeman consideraba que este detalle era innecesario y que restaría valor emocional a la escena. Él creía que el reencuentro entre Red y Andy debía ser un momento de pura emoción, sin distracciones. Afortunadamente, el director de la película escuchó a Freeman y decidió eliminar la escena de la armónica. 

La escena final fue más natural y sencilla, donde Andy aparece restaurando un viejo bote, mientras Red se acerca por la playa. Cuando se ven, se abrazan sin necesidad de palabras, transmitiendo una sensación de amistad y libertad. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Películas, Mejores películas