Logo Computerhoy.com

La teoría del carro de supermercado que te coloca en la lado bueno o malo de la sociedad

Carrito compra

Hay una teoría en Internet que es de lo más curiosa, ya que determina la bondad de las personas con un gesto que hacemos todas las semanas y que es realmente menor... o eso creíamos.

No hay momento malo para tener crisis existencial y Twitter ha encontrado la forma perfecta de caer en esta clásica pregunta cuando comienza el año y uno se revisa de forma interna y profunda. Nos encantan estas preguntas y más si tienen lugar en el supermercado y un carrito de la compra.

Hace unos días que está recorriendo internet una teoría que supuestamente define el carácter de una persona. La viral "teoría del carrito de la compra" propone que el carácter moral de un individuo puede determinarse en función de si decide devolver un carrito de la compra al lugar designado tras su uso o si lo deja donde le conviene (mal colocado y cerca de su coche).

"El carrito de la compra es la prueba definitiva para saber si una persona es capaz de autogobernarse. Devolver el carro de la compra es una tarea fácil, cómoda y que todos reconocemos como lo correcto y apropiado", comienza diciendo la teoría anónima.

"Devolver el carro de la compra es objetivamente correcto. No hay situaciones, salvo las de emergencia, en las que una persona no pueda devolver su carro. Al mismo tiempo, no es ilegal abandonar el carrito de la compra. Por lo tanto, el carrito de la compra se presenta como el ejemplo cumbre de si una persona hará lo que es correcto sin que se le obligue a ello", finaliza esta.

Ser buen ciudadano es fácil y va más allá del supermercado

El supermercado es ese lugar donde las personas nos quitamos las caretas y se pierden las clases. Cuando vamos al supermercado todo se iguala, somos ciudadanos que necesitan comprar para comer.

En el supermercado el ser humano saca cómo es por dentro, sin falsas poses ni caretas. Si ayudas a una personas mayor a llevar su carrito o si le cedes el puesto en la cola a alguien que lleva mucha menos compra que tú, esas acciones que no tienen recompensa real en tu vida demuestran la calidad humana que atesoras realmente.

Y la teoría del carrito del supermercado es perfecta para darnos cuenta de la gente que puede funcionar y que hace funcionar una sociedad, y de la gente que necesita reglas y obligaciones para comportarse como ciudadanos. Sin leyes ellos serían como animales y nosotros eslabones fuertes de una sociedad.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Supermercado, Viral