¿Cuál es la diferencia: malware, virus, gusanos, spyware, troyanos, ransomware, etc?

Si utilizas un ordenador con cierta frecuencia seguro que has escuchado hablar de virus, gusanos, troyanos, malware, spyware, ransomware, spyware pero probablemente no sepas cuál es la diferencia entre ellos. 

Habitualmente todos esos términos suelen quedar encasillados bajo la palabra virus, sobre todo a nivel coloquial, pero es incorrecto.

Los troyanos, gusanos, virus y resto de programas maliciosos se incluyen bajo la categoría de malware, que significa literalmente software malicioso.

¿Qué es el malware? La palabra define un tipo de software que tiene como objetivo infiltrarse en un equipo o sistema informático sin el consentimiento del usuario. 

En función de los efectos y de la forma de infectar el ordenador o dispositivo el malware se clasifica en varios tipos que van desde el virus informático al troyano, los gusanos, el spyware, el adware, el ransomware y otros programas maliciosos.

Aunque existen algunos más virulentos que otros, todos los programas maliciosos tienen en común que empeoran el rendimiento del equipo afectado al consumir recursos.

Unos tienen la habilidad de autorreplicarse, otros trabajan de espaldas al usuario y, por supuesto, están el malware que es capaz de robar datos bancarios al usuario o bloquear por completo el equipo.

Los mejores antivirus para PC de 2015

Los ciberdelincuentes acuden al mercado negro para traficar con malware. Los programas más avanzados se pueden personalizar para maximizar el daño a la víctima y, durante los últimos años, ha aumentado de forma considerable la infección de malware en dispositivos móviles, sobre todo en Android, pero con algún episodio que otro en iOS.

A continuación te explicamos, uno a uno, qué es cada tipo de malware y las diferencias entre ellos para que puedas saber exactamente lo que pueden llegar a hacer y la mejor forma de evitarlos.